Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

viernes, 3 de septiembre de 2021

Causas y tratamiento del dolor de espalda durante el trabajo de parto

 

La mayor parte del dolor que experimentan las personas durante el trabajo de parto se concentra en el útero como resultado de las intensas contracciones que ayudan a mover al bebé hacia el canal del parto. Sin embargo, para algunas personas, el dolor de espalda también puede ocurrir y, en algunos casos, volverse insoportable. Al comprender las causas del llamado "trabajo de parto", puede tomar medidas para controlar mejor los síntomas.


Causas del parto de espalda
Generalmente se piensa que el trabajo de parto está relacionado con la posición del bebé en la pelvis. La posición occipucio posterior (OP) a menudo se identifica como el culpable más probable. Alrededor del 10-34% de las presentaciones cefálicas (con la cabeza hacia abajo) son OP al inicio del trabajo de parto, pero solo el 5-8% persistirá hasta el nacimiento.

En la posición OP, la cabeza del bebé está hacia abajo pero hacia el hueso púbico de los padres , lo que hace que la parte más dura del cráneo del bebé descanse sobre la parte posterior de la pelvis y a lo largo de la columna. Esto puede resultar en presión sobre los nervios y causar dolor.

Cambiar la posición del bebé
Los padres cuyos bebés están boca arriba tienden a empujar más tiempo. Y cuando la posición persiste hasta la segunda etapa, tienen un 70% más de posibilidades de requerir fórceps, asistencia de vacío o una cesárea . La OP también se asocia con tasas más altas de inducción, aumento y desgarros perineales de tercer y cuarto grado. 

Versión cefálica externa
Si bien la mayoría de los bebés terminan en una posición anterior más favorable hacia el final del embarazo, su médico o partera pueden intentar girar manualmente al bebé si esto no sucede. El procedimiento se llama versión cefálica externa (ECV).


Si no hay contraindicaciones, su médico puede ofrecerle un medicamento para relajar el útero. A veces se usa un anestésico regional, como un raquídeo o epidural. Luego, utilizando el ultrasonido como guía, aplicarán presión sobre su abdomen e intentarán manipular al feto en la posición deseada.


Más de la mitad de los intentos de ECV tienen éxito, pero no están exentos de riesgos. Los riesgos de la ECV incluyen ruptura prematura de las membranas, sufrimiento fetal, desprendimiento de placenta y trabajo de parto prematuro. 

Posiciones de embarazo
Hay poca investigación que demuestre que los ejercicios o las posiciones durante el embarazo son efectivos para mover al feto a una posición favorable para el nacimiento. Los investigadores estudiaron una posición comúnmente recomendada, las manos y las rodillas, y encontraron que cuando se usa durante la primera etapa del trabajo de parto, no corrige la posición posterior. La gente, sin embargo, informó más comodidad en esa posición. 


En teoría, las posiciones del embarazo utilizan la gravedad para alentar al feto a una posición óptima. Algunas posiciones comunes:

  • Manos y rodillas : Ponte a cuatro patas y balancea suavemente hacia adelante y hacia atrás (postura gato-vaca).
  • Apoya las caderas : acuéstate boca arriba en el suelo con las rodillas dobladas y levanta las caderas en el aire (postura del puente). 
  • Inclinación vertical y hacia adelante : fomente más espacio pélvico para la posición fetal.
  • Rodillas más bajas que las caderas : coloque una almohada detrás de la espalda para mayor comodidad.
  • Pelota de ejercicio : siéntese sobre la pelota o inclínese sobre ella.
  • Camine o nade : el ejercicio suave fomenta el movimiento pélvico natural. 

Maneras de aliviar el dolor
Si experimenta trabajo de parto de espalda, una epidural puede ayudar a aliviar algo del dolor. Dicho esto, el dolor de espalda a menudo es más resistente a los efectos de una epidural que los dolores de parto uterinos. Si el dolor persiste o está esperando un parto sin medicamentos, estas técnicas alternativas pueden ayudar:


Masaje de espalda baja
Se ha demostrado que el masaje lumbar reduce el dolor durante el trabajo de parto. También puede ser útil que alguien empuje en el sacro (coxis) o justo por encima del mismo, donde siente más dolor. El uso de una almohadilla tibia, una compresa fría, una pelota de tenis o un dispositivo de masaje similar a un rodillo puede ser útil durante el trabajo de parto, ya que la persona en trabajo de parto puede tener una gran necesidad de masaje y presión en la espalda durante el trabajo de parto.

Posición de manos y rodillas
Esta posición de trabajo es relativamente fácil de hacer y los estudios han encontrado que ofrece alivio del dolor durante el trabajo de parto. Cuando está sobre sus manos y rodillas, el bebé se inclina ligeramente hacia afuera de la pelvis, lo que le da más espacio para girar. Otra variación de esta posición es descansar la parte superior del cuerpo sobre los antebrazos, manteniendo las nalgas en alto y las rodillas anchas.

Apretón de cadera doble
Mientras está en la posición de rodilla abierta, haga que su compañero se agache detrás de usted y presione ambos lados de sus nalgas con las palmas de las manos, los dedos mirando hacia adentro, hacia la columna vertebral. Hacerlo puede ayudar a que la pelvis se relaje, lo que puede aliviar el dolor.

Rebozo
Un rebozo es un chal largo que se puede usar en el trabajo de parto de diversas formas para apoyar a una persona en trabajo de parto. La técnica ha mostrado resultados prometedores. Un estudio encontró que cuando el rebozo se usa para tamizar suavemente el abdomen, puede ser una herramienta potencialmente valiosa para corregir la mala posición. Otro estudio encontró evidencia de que el uso de un rebozo durante el trabajo de parto resultó en un alivio del dolor.

Bola de nacimiento
Una  pelota de parto es lo mismo que las pelotas de ejercicio que puede haber visto en un gimnasio o en el consultorio de un fisioterapeuta. Se puede usar de muchas formas diferentes para aliviar el dolor de parto. Puede sentarse sobre él, rodar, rebotar sobre él o colocarlo contra una pared y apoyarse en él, lo que sea que funcione para usted.

La investigación ha encontrado que el uso de bolas de nacimiento es un método eficaz para reducir el dolor durante el trabajo de parto. En un ensayo controlado y aleatorizado, las participantes que usaron una pelota de parto durante el embarazo y el trabajo de parto tuvieron las primeras etapas del trabajo de parto más cortas, menos epidurales y menos cesáreas. 

Terapia de agua
Sumergirse en una tina también puede ser un gran consuelo durante el trabajo de parto. O puede asumir la posición de manos y rodillas en la ducha y dejar que el agua tibia fluya sobre su espalda. Puede colocar toallas en el piso de la ducha para que sea más cómoda o inclinarse sobre una pelota de parto. 

La hidroterapia durante la primera etapa puede disminuir la duración del trabajo de parto y reducir la necesidad de una epidural o espinal.

Mantente erguido
Se ha descubierto que usar posiciones erguidas y mantenerse en movimiento reduce la duración del trabajo de parto, reduce la necesidad de intervenciones y reduce el dolor. Caminar, pararse y apoyarse en su pareja o inclinarse sobre una silla son buenas posiciones erguidas para intentar.

Otra técnica erguida se llama danza del nacimiento. Para ello, tu pareja te sostiene en sus brazos como si bailara. Deje que sus brazos cuelguen libremente mientras usted y su pareja se balancean hacia adelante y hacia atrás, cambiando el peso de una pierna a la otra.

Bloque de agua estéril
Un bloque de agua estéril implica la inyección de agua estéril a lo largo del sacro. Si bien puede haber una picadura inicial, el bloque de agua a menudo puede brindar alivio durante varias horas. Como alternativa al alivio farmacológico del dolor, es eficaz para aliviar el dolor de espalda durante el trabajo de parto. 

Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea
La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) utiliza pequeños pulsos eléctricos para ayudar a interrumpir la sensación de dolor a través de electrodos que se colocan en la espalda. Se carece de investigación, pero los estudios más antiguos no han demostrado evidencia de que la TENS sea una forma eficaz de tratar el dolor durante el trabajo de parto. Sin embargo, puede ofrecerle a alguien una sensación de control durante el trabajo de parto.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas