Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

viernes, 9 de abril de 2021

Pautas para dar jugo a un niño pequeño

Según la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), el jugo de frutas no tiene valor nutricional para los niños de 1 año o menos, y no debe incluirse en su dieta. La recomendación para los bebés (hasta los 12 meses) es que tomen solo leche materna o fórmula.

Esto, descrito en las recomendaciones de la organización de 2017, es un cambio de las pautas anteriores de que no se sugería jugo para niños menores de 6 meses.  La AAP señala que la ampliación de la recomendación para incluir todo el primer año de un bebé se debe a las tasas de obesidad infantil y problemas dentales.

El jugo puede tener un lugar en la dieta de su hijo, si así lo desea, pero piense antes de servirlo.

Cuándo comenzar a darle jugo a un bebé

Es importante recordar que el hecho de que la AAP indique que los niños pequeños pueden  tomar jugo no significa que lo alienten. Se prefiere la leche y el agua como bebidas después de un año de edad.

Si opta por darle jugo a su hijo mayor, esto es lo que recomienda la AAP: 

  • De 1 a 3 años: 4 onzas o menos al día
  • De 4 a 6 años: 4 a 6 onzas o menos al día
  • De 7 a 18 años: 8 onzas o menos al día, o 1 taza de las 2 a 2 1/2 tazas recomendadas de porciones de frutas al día.

Tenga en cuenta que este es realmente un límite diario en lugar de una recomendación para beber jugo a diario.

Algunos dicen que el  estreñimiento  en bebés menores de seis meses se puede mejorar con algunos jugos de frutas específicos; Siempre consulte con su pediatra antes de intentar esto. 

Razones para considerar ofrecer agua con más frecuencia que jugo

Hay varias razones para considerar limitar el consumo de jugo en niños mayores de un año (debe evitarse por completo en bebés menores de un año).

La fruta entera proporciona los nutrientes y la fibra que necesitan los niños en crecimiento y les presenta una variedad de texturas. Todas estas cosas son importantes para la salud y el desarrollo. Si bien el jugo ofrece nutrientes, no ofrece fibra ni variedad de textura.   El consumo excesivo de jugo de frutas proporciona los nutrientes del jugo, pero reemplaza una variedad más amplia de alimentos. Eso significa que los niños se están perdiendo la variedad de nutrientes de esos alimentos.

La AAP señala que "el consumo excesivo de jugo puede estar asociado con la desnutrición (sobrenutrición y desnutrición)".   Recomienda no servir jugo en vasitos o biberones, sino que, si está ofreciendo jugo, sírvase en una taza, con una comida. Esto es para limitar la ingesta de jugo sin sentido, o usar jugo para hidratarse en lugar de agua, y puede ayudar a prevenir un consumo excesivo. 

Otra razón importante para fomentar el consumo consciente de jugo de una taza y con una comida, cuando se ofrece, es la caries dental.   Esto es particularmente preocupante en los niños que consumen más jugo de lo recomendado por la AAP y / o beben sorbos a lo largo del día. Un lavado constante de jugo sobre los dientes los expone a los carbohidratos, que pueden causar caries.

Beber jugo de frutas también puede contribuir a la diarrea del niño pequeño , así como a la hinchazón dolorosa y la flatulencia excesiva.   Si cree que el jugo de frutas hace que su hijo tenga alguno de estos síntomas, es importante que lo hable con su pediatra o un dietista registrado que pueda ayudar a evaluar si el consumo de jugo se correlaciona con los síntomas y cómo adaptarse para reducir los síntomas.

Como todo lo relacionado con la crianza de los hijos, esto también se reduce a tomar decisiones que funcionen para su familia y discutir esas opciones con su pediatra. ¿Los niños necesitan jugo para estar saludables? No. ¿Puede el jugo ser parte de una dieta saludable? Si. Es importante no difamar el jugo cuando se habla con niños y adolescentes, sino establecer un límite con el que usted y su pediatra se sientan cómodos y luego ofrecer otras bebidas (agua o leche).

Algunos recordatorios adicionales de la AAP pueden ayudarlo a medida que avanza: 

  • Elija jugo de fruta 100 por ciento fresco o reconstituido.
  • Asegúrese de que la dieta de su hijo sea saludable y equilibrada.
  • Solo dé a los niños jugo que haya sido pasteurizado.
  • Proporcione jugo en una taza, nunca en una taza o un biberón.
  • No les dé jugo a los niños antes de acostarse o durante la noche.
  • Si su hijo toma medicamentos, asegúrese de que el jugo de toronja no interfiera con su efectividad ni cause efectos secundarios antes de servirlo.
  • Evite tomar jugo de frutas como tratamiento para la deshidratación o la diarrea.

Si su hijo bebe jugo y se cae o excede su curva de crecimiento, hable con su pediatra si el jugo puede estar influyendo en la interrupción del crecimiento.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas