Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

lunes, 7 de junio de 2021

¿Qué es la empatía?

 

¿Qué es la empatía?
La empatía es la capacidad de comprender emocionalmente lo que sienten otras personas, ver las cosas desde su punto de vista e imaginarse a sí mismo en su lugar. Esencialmente, es ponerse en la posición de otra persona y sentir lo que debe estar sintiendo.


Cuando veas a otra persona sufrir, es posible que puedas imaginarte instantáneamente en el lugar de la otra persona y sentir simpatía por lo que está pasando.

Si bien las personas generalmente están bastante bien sintonizadas con sus propios sentimientos y emociones, meterse en la cabeza de otra persona puede ser un poco más difícil. La capacidad de sentir empatía permite a las personas "caminar una milla en los zapatos de otros", por así decirlo. Permite que las personas comprendan las emociones que sienten los demás.

Para muchos, ver a otra persona con dolor y responder con indiferencia o incluso abiertamente hostilidad parece completamente incomprensible. Pero el hecho de que algunas personas respondan de esa manera demuestra claramente que la empatía no es necesariamente una respuesta universal al sufrimiento de los demás.

Signos de empatía
Hay algunas señales que muestran que tiendes a ser una persona empática:

  • Eres bueno escuchando realmente lo que los demás tienen que decir.
  • Las personas a menudo te cuentan sus problemas.
  • Eres bueno para captar cómo se sienten otras personas.
  • A menudo piensas en cómo se sienten otras personas.
  • Otras personas acuden a usted para pedirle consejo.
  • A menudo se siente abrumado por eventos trágicos.
  • Intentas ayudar a otros que están sufriendo.
  • Eres bueno para saber cuándo la gente no es honesta.
  • A veces te sientes agotado o abrumado en situaciones sociales.
  • Te preocupas profundamente por otras personas.
  • Le resulta difícil establecer límites en sus relaciones con otras personas.

Tener mucha empatía te preocupa por el bienestar y la felicidad de los demás. Sin embargo, también significa que a veces puede sentirse abrumado, agotado o incluso sobreestimulado por pensar siempre en las emociones de otras personas.


Tipos
Existen diferentes tipos de empatía que puede experimentar una persona:


La empatía afectiva implica la capacidad de comprender las emociones de otra persona y responder de manera adecuada. Tal comprensión emocional puede hacer que alguien se sienta preocupado por el bienestar de otra persona, o puede llevar a sentimientos de angustia personal.
La empatía somática implica tener una especie de reacción física en respuesta a lo que otra persona está experimentando. Las personas a veces experimentan físicamente lo que siente otra persona. Cuando ve que otra persona se siente avergonzada, por ejemplo, puede comenzar a sonrojarse o tener malestar estomacal.
La empatía cognitiva implica poder comprender el estado mental de otra persona y lo que podría estar pensando en respuesta a la situación. Esto está relacionado con lo que los psicólogos denominan teoría de la mente o pensar en lo que piensan otras personas.

Si bien la simpatía y la compasión están relacionadas con la empatía, existen diferencias importantes. A menudo se piensa que la compasión y la simpatía implican una conexión más pasiva, mientras que la empatía generalmente implica un intento mucho más activo de comprender a otra persona.


Usos
Los seres humanos son ciertamente capaces de comportamientos egoístas, incluso crueles. Un análisis rápido de cualquier periódico revela rápidamente numerosas acciones desagradables, egoístas y atroces. La pregunta entonces es ¿por qué no nos involucramos todos en un comportamiento tan egoísta todo el tiempo? ¿Qué es lo que nos hace sentir el dolor de otra persona y responder con bondad?

Hay una serie de beneficios de poder experimentar la empatía:

La empatía permite a las personas establecer conexiones sociales con los demás. Al comprender lo que las personas piensan y sienten, las personas pueden responder adecuadamente en situaciones sociales. Las investigaciones han demostrado que tener conexiones sociales es importante para el bienestar físico y psicológico. 
Empatizar con los demás le ayuda a aprender a regular sus propias emociones. La regulación emocional es importante porque le permite manejar lo que siente, incluso en momentos de gran estrés, sin sentirse abrumado.
La empatía promueve conductas de ayuda. No solo es más probable que adopte comportamientos útiles cuando siente empatía por otras personas, sino que también es más probable que otras personas lo ayuden cuando experimentan empatía.
Impacto
No todo el mundo experimenta empatía en todas las situaciones. Algunas personas pueden ser más empáticas por naturaleza en general, pero las personas también tienden a sentir más empatía hacia algunas personas y menos hacia otras.

Algunos de los diferentes factores que juegan un papel en esta tendencia incluyen:

  • Cómo la gente percibe a la otra persona
  • Cómo las personas atribuyen los comportamientos del otro individuo
  • Lo que la gente culpa por la situación de la otra persona
  • Experiencias y expectativas pasadas
  • La investigación ha encontrado que existen diferencias de género en la experiencia y expresión de la empatía, aunque estos hallazgos son algo mixtos. Las mujeres obtienen una puntuación más alta en las pruebas de empatía y los estudios sugieren que las mujeres tienden a sentir más empatía cognitiva que los hombres. 

En el nivel más básico, parece haber dos factores principales que contribuyen a la capacidad de experimentar empatía: la genética y la socialización. Esencialmente, se reduce a las contribuciones relativas seculares de la naturaleza y la crianza .

Los padres transmiten genes que contribuyen a la personalidad en general, incluida la propensión a la simpatía, la empatía y la compasión. Por otro lado, las personas también son socializadas por sus padres, compañeros, comunidades y la sociedad. La forma en que las personas tratan a los demás y lo que sienten por los demás suele ser un reflejo de las creencias y valores que se inculcaron a una edad muy temprana. 

Barreras a la empatía
Algunas de las razones por las que las personas a veces carecen de empatía incluyen los prejuicios cognitivos, la deshumanización y la culpabilidad de las víctimas.

Sesgos cognitivos
A veces, la forma en que las personas perciben el mundo que les rodea está influenciada por una serie de sesgos cognitivos . Por ejemplo, las personas a menudo atribuyen las fallas de otras personas a características internas, mientras que culpan de sus propias fallas a factores externos.

Estos sesgos pueden dificultar la visualización de todos los factores que contribuyen a una situación y hacer que sea menos probable que las personas puedan ver una situación desde la perspectiva de otra.


Deshumanización
Muchos también caen víctimas de la trampa de pensar que las personas que son diferentes a ellos tampoco sienten ni se comportan de la misma manera que ellos. Esto es particularmente común en los casos en que otras personas están físicamente distantes.

Por ejemplo, cuando ven informes de un desastre o conflicto en un país extranjero, es menos probable que las personas sientan empatía si piensan que quienes están sufriendo son fundamentalmente diferentes de ellos mismos.

Culpar a la víctima
A veces, cuando otra persona ha sufrido una experiencia terrible, la gente comete el error de culpar a la víctima por sus circunstancias. Ésta es la razón por la que a menudo se les pregunta a las víctimas de delitos qué podrían haber hecho de otra manera para prevenir el delito.

Esta tendencia surge de la necesidad de creer que el mundo es un lugar justo y equitativo. La gente quiere creer que las personas obtienen lo que se merecen y merecen lo que reciben; eso los engaña haciéndoles pensar que cosas tan terribles nunca podrían sucederles.

Historia del estudio de la empatía
El término empatía fue introducido por primera vez en 1909 por el psicólogo Edward B. Titchener como una traducción del término alemán einfühlung (que significa "sentimiento en"). Se han propuesto varias teorías diferentes para explicar la empatía.

Explicaciones neurocientíficas
Los estudios han demostrado que áreas específicas del cerebro juegan un papel en cómo se experimenta la empatía. Los enfoques más recientes se centran en los procesos cognitivos y neurológicos que subyacen a la empatía. Los investigadores han descubierto que diferentes regiones del cerebro desempeñan un papel importante en la empatía, incluida la corteza cingulada anterior y la ínsula anterior.

La investigación sugiere que existen importantes componentes neurobiológicos en la experiencia de la empatía. 3  La activación de las neuronas espejo en el cerebro juega un papel en la capacidad de reflejar e imitar las respuestas emocionales que sentirían las personas si estuvieran en situaciones similares.

La investigación de la resonancia magnética funcional también indica que un área del cerebro conocida como circunvolución frontal inferior (IFG) juega un papel fundamental en la experiencia de la empatía. 4 Los  estudios han encontrado que las personas que tienen daños en esta área del cerebro a menudo tienen dificultades para reconocer las emociones transmitidas a través de expresiones faciales. 

Explicaciones emocionales
Algunas de las primeras exploraciones sobre el tema de la empatía centradas en sentir lo que sienten los demás permiten a las personas tener una variedad de experiencias emocionales. El filósofo Adam Smith sugirió que la simpatía nos permite experimentar cosas que de otro modo nunca podríamos sentir por completo.

Esto puede implicar sentir empatía tanto por personas reales como por personajes imaginarios. Experimentar empatía por personajes de ficción, por ejemplo, permite a las personas tener una variedad de experiencias emocionales que de otro modo serían imposibles.

Explicaciones prosociales
El sociólogo Herbert Spencer propuso que la simpatía cumplía una función adaptativa y ayudaba a la supervivencia de la especie. La empatía conduce a un comportamiento de ayuda, lo que beneficia las relaciones sociales. Los humanos son criaturas sociales por naturaleza. Las cosas que ayudan en nuestras relaciones con otras personas también nos benefician.

Cuando las personas experimentan empatía, es más probable que adopten comportamientos prosociales que beneficien a otras personas. Cosas como el altruismo y el heroísmo también están conectadas con sentir empatía por los demás.

Consejos para practicar la empatía
Afortunadamente, la empatía es una habilidad que puedes aprender y fortalecer. Si desea desarrollar sus habilidades de empatía, hay algunas cosas que puede hacer:

  • Trabaja en escuchar a las personas sin interrumpir
  • Preste atención al lenguaje corporal y otros tipos de comunicación no verbal.
  • Trate de comprender a las personas, incluso cuando no esté de acuerdo con ellas.
  • Haga preguntas a las personas para aprender más sobre ellas y sus vidas.
  • Imagínese en los zapatos de otra persona
Si bien la empatía puede fallar a veces, la mayoría de las personas pueden empatizar con los demás en una variedad de situaciones. Esta capacidad de ver las cosas desde la perspectiva de otra persona y simpatizar con las emociones de otra persona juega un papel importante en nuestra vida social. La empatía nos permite comprender a los demás y, muy a menudo, nos obliga a actuar para aliviar el sufrimiento de otra persona.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas