Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

miércoles, 12 de mayo de 2021

¿Qué es un trastorno de conducta?

 


¿Qué es un trastorno de conducta?

El trastorno de conducta es un patrón continuo de conducta marcado por problemas emocionales y de conducta. Los niños con trastorno de conducta se comportan de manera enojada, agresiva, discutidora y perturbadora. 

El trastorno de conducta en los niños va más allá del mal comportamiento. Es una condición de salud mental diagnosticable que se caracteriza por patrones de violación de las normas sociales y los derechos de los demás. Se estima que alrededor del 3% de los niños en edad escolar tienen un trastorno de conducta. Es más común en niños que en niñas. 

Es importante que los niños con trastornos de conducta reciban tratamiento profesional. Reconocer las primeras señales de advertencia puede ayudarlo a tomar las medidas adecuadas.

Síntomas

El trastorno de conducta se extiende más allá de la rebelión adolescente normal Implica serios problemas de conducta que probablemente causen alarma entre maestros, padres, compañeros y otros adultos. Para calificar para un diagnóstico de trastorno de conducta, los niños deben presentar al menos tres de estos síntomas en el último año y al menos uno en los últimos seis meses: 

Agresión hacia personas y animales

  • Bullying, amenazar o intimidar a otros
  • Iniciar peleas físicas
  • Usar un arma que pueda causar daños graves.
  • Crueldad física hacia las personas
  • Crueldad física hacia los animales
  • Robar mientras se enfrenta a una víctima
  • Actividad sexual forzada

Destrucción de propiedad

  • Encendido deliberado de fuego
  • Otra destrucción de propiedad

Engaño o robo

  • Romper o entrar en una casa, automóvil o edificio
  • Mentir para beneficio personal
  • Robar sin confrontar a la víctima (como robar en una tienda)

Violación grave de las reglas

  • Quedarse fuera por la noche antes de los 13 años
  • Huir de casa durante la noche al menos dos veces
  • Absentismo escolar que comienza antes de los 13 años

Impacto

El trastorno de conducta no es solo un desafío para los cuidadores; en realidad, afecta la capacidad de funcionamiento del niño. Algunas áreas donde la afección puede afectar la vida de un niño incluyen:

  • Educación : Los niños con trastorno de conducta se portan tan mal que su educación se ve afectada. Por lo general, reciben acciones disciplinarias frecuentes por parte de los maestros y pueden faltar a la escuela. Los niños con trastorno de conducta pueden tener un mayor riesgo de fracasar o abandonar la escuela. 
  • Problemas legales : los adolescentes con trastornos de conducta también tienen más probabilidades de tener problemas legales. El abuso de sustancias, el comportamiento violento y el desprecio por la ley pueden llevar al encarcelamiento.
  • Relaciones : los niños con trastornos de conducta también tienen malas relaciones. Luchan por desarrollar y mantener amistades. Sus relaciones con los miembros de la familia suelen sufrir debido a la gravedad de su comportamiento.
  • Sexo : también pueden participar en comportamientos sexuales de riesgo. Los estudios muestran que los adolescentes con trastorno de conducta tienen más probabilidades de tener múltiples parejas sexuales y es menos probable que usen protección. 

Diagnóstico

Los trastornos de conducta en los niños pueden ser diagnosticados por un médico o un profesional de la salud mental. A menudo, se hace un diagnóstico después de que los intentos de remediar los problemas de conducta en la escuela y en el hogar no son efectivos.

Un profesional puede entrevistar al niño, revisar los registros y pedir que los padres y maestros completen cuestionarios sobre el comportamiento del niño. También se pueden utilizar pruebas psicológicas y otras herramientas de evaluación para evaluar al niño.

Causas

Los investigadores no están exactamente seguros de por qué algunos niños desarrollan un trastorno de conducta. Es probable que estén involucrados una variedad de factores biológicos, psicológicos y sociales. Muy a menudo, esos factores se superponen. Algunos que pueden desempeñar un papel incluyen:

  • Anormalidades cerebrales : los estudios de imágenes sugieren que los niños con trastornos de conducta pueden tener algunas anomalías en ciertas áreas del cerebro. La corteza prefrontal (que afecta el juicio) y el sistema límbico (que afecta las respuestas emocionales) pueden verse afectados.
  • Déficits cognitivos : el bajo coeficiente intelectual, las habilidades verbales deficientes y el deterioro del funcionamiento ejecutivo pueden hacer que los niños sean más vulnerables a los trastornos de conducta.
  • Genética : los estudios sugieren que los genes heredados pueden ser responsables de aproximadamente la mitad del comportamiento antisocial. Los investigadores no están seguros de qué componentes genéticos específicos contribuyen al trastorno de conducta.
  • Problemas sociales : la pobreza, los vecindarios desorganizados, las escuelas deficientes, la ruptura familiar, las enfermedades mentales de los padres, la crianza severa y la supervisión inadecuada están estrechamente vinculados con el trastorno de conducta.

El trastorno de oposición desafiante como precursor

Algunos niños con trastorno negativista desafiante desarrollan un trastorno de conducta. El trastorno de oposición desafiante es un  trastorno de conducta  que involucra un patrón de humor enojado o irritable, argumentación y desafío, y venganza. Sin un tratamiento eficaz, el trastorno negativista desafiante puede convertirse en un trastorno de conducta a medida que el niño envejece.

Condiciones comórbidas comunes

Muchos niños con trastornos de conducta tienen otros problemas de salud mental o deficiencias cognitivas. Estos pueden incluir:

  • TDAH
  • Autolesiones
  • Mal uso de sustancia
  • Depresión y ansiedad
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Discapacidad de aprendizaje

Los niños con trastorno de conducta pueden tener más probabilidades de desarrollar un trastorno de personalidad antisocial más adelante en la vida.

Tipos

Hay tres subtipos de trastornos de conducta. Estos subtipos se distinguen por la edad a la que aparecen los primeros síntomas.

  • El inicio en la infancia indica que los síntomas comenzaron antes de los 10 años.
  • El inicio en la adolescencia indica que los signos de la afección comenzaron durante la adolescencia de un niño.
  • El inicio no especificado indica la edad en la que comenzaron los síntomas no está clara.

El Manual de Diagnóstico y Estadística ( DSM-5 ), que se utiliza para diagnosticar enfermedades mentales, también distingue entre trastornos de conducta con o sin "emociones prosociales limitadas".

Las personas con emociones prosociales limitadas se caracterizan por la insensibilidad y la falta de remordimiento y empatía . No les preocupa su desempeño en la escuela o el trabajo y tienen emociones superficiales. Cuando están presentes, sus expresiones emocionales pueden usarse para manipular a otros.

Tratamiento

El tratamiento para el trastorno de conducta depende de varios factores, como la edad del niño y la gravedad de los problemas de conducta. Los métodos de tratamiento más comunes incluyen:

  • Terapia familiar : se puede invitar a los padres, hermanos y otros miembros de la familia a que asistan a la terapia con el niño. A veces, mejorar la relación entre padres e hijos puede mejorar las interacciones familiares.
  • Medicamentos : no existe un medicamento que trate específicamente el trastorno de conducta. Pero a veces los médicos pueden recetar medicamentos para tratar los síntomas del trastorno o para tratar otras enfermedades mentales subyacentes. 
  • Capacitación para padres : el tratamiento a menudo involucra a los cuidadores y los padres. A los padres se les pueden enseñar estrategias y técnicas de manejo del comportamiento para aumentar la seguridad en el hogar si un niño es agresivo o violento.
  • Psicoterapia : la terapia individual puede ser útil cuando un niño podría beneficiarse de aprender nuevas habilidades, como el manejo de la ira y el control de los impulsos.
  • Colocación residencial : en los casos en que el comportamiento de un niño o adolescente se haya descontrolado, puede ser necesario el tratamiento en un programa residencial para mantener a todos a salvo. Un entorno terapéutico puede abordar problemas de abuso de sustancias, comportamiento sexualizado o violencia.

La intervención temprana es clave para obtener el tratamiento más efectivo, por lo que es importante que los padres, educadores y médicos estén al tanto de los signos de trastornos de conducta en los niños para que se puedan implementar las derivaciones e intervenciones adecuadas.

Albardilla

Las investigaciones sugieren que participar en tratamientos psicosociales puede ayudar tanto a los niños como a las familias a sobrellevar los efectos del trastorno de conducta. Estos enfoques a menudo implican trabajar con los padres y cuidadores para ayudarlos a encontrar formas efectivas de controlar el comportamiento de sus hijos. Esto puede incluir cosas como:

  • Creando estructura
  • Hacer cumplir los límites
  • Proporcionar instrucciones claras
  • Premiar los comportamientos positivos
  • Usar tiempos muertos después de comportamientos inapropiados o arrebatos.

El objetivo final de este tipo de formación es ayudar a padres e hijos a interactuar de forma más eficaz. Esto puede conducir a menos conflictos y ayudar a los niños a regular mejor su comportamiento. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas