Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

lunes, 24 de mayo de 2021

¿Cuáles son los síntomas del exceso de vitamina D?

La vitamina D es un nutriente clave que ayuda a su cuerpo a absorber el calcio para ayudar a desarrollar huesos fuertes. También es importante para su sistema inmunológico, sistema nervioso y músculos. Una deficiencia de esta vitamina también se ha relacionado con enfermedades mentales como la depresión y el trastorno afectivo estacional (SAD) .

Aproximadamente el 40% de los estadounidenses pueden tener deficiencia de vitamina D, y los adultos negros e hispanos enfrentan el mayor riesgo de deficiencia.  En particular, los estudios completados durante la pandemia de COVID-19 han demostrado que la deficiencia de vitamina D puede estar asociada con un mayor riesgo de dar positivo en la prueba del virus.  En un estudio, se encontró que más del 80% de los pacientes hospitalizados con COVID tenían deficiencia de vitamina D.

Se necesita más investigación para investigar las conexiones entre la vitamina D y COVID-19, pero muchas personas pueden beneficiarse de aumentar su ingesta de vitamina D a niveles suficientes a través de la exposición al sol, cambios en la dieta o, si es necesario, suplementos según lo recomendado por un médico.

Si bien la deficiencia de este nutriente es un problema muy común, también es posible, aunque poco común, tener demasiada vitamina D. Demasiada vitamina D, también conocida como toxicidad por vitamina D o hipervitaminosis D, puede presentar una serie de riesgos graves para la salud. Por eso es importante discutir cualquier suplemento con su médico para asegurarse de que no está ingiriendo una mega dosis potencialmente dañina.

La cantidad diaria recomendada actual de vitamina D es de 600 UI por día para adultos menores de 70 años y de 800 UI para adultos mayores. En general, se considera que hasta 4.000 UI por día es el límite superior seguro; sin embargo, no se ha demostrado que dosis de hasta 10.000 UI / día causen toxicidad. De hecho, muchos casos de toxicidad por vitamina D han sido el resultado de errores de dosificación que conducen a la ingestión de cantidades significativamente mayores.  Esencialmente, no es fácil ingerir niveles tóxicos de vitamina D.

Síntomas de demasiada vitamina D

Algunas señales de que podría estar obteniendo una cantidad excesiva de vitamina D incluyen:

  • Náusea
  • Vómitos
  • Micción frecuente
  • Pérdida de apetito
  • Sed
  • Deshidración
  • Estreñimiento
  • Debilidad muscular
  • Mareo
  • Fatiga
  • Irritabilidad
  • Tinnitus
  • Desorientación
  • Alta presión sanguínea

Si tiene estos síntomas, hable con su médico. Asegúrese de decirle a su médico qué suplementos, medicamentos y sustancias está tomando, incluidas las dosis de cada uno. Si su médico sospecha que sus síntomas pueden estar relacionados con demasiada vitamina D, es posible que le administren pruebas de laboratorio para verificar sus niveles en suero sanguíneo. 

La toxicidad de la vitamina D puede tener otras consecuencias, incluidos problemas renales y óseos. También pueden buscar signos de los siguientes problemas que pueden ser causados ​​por el exceso de vitamina D.

Hipercalcemia

Tomar demasiada vitamina D puede provocar un exceso de calcio en la sangre, lo que se conoce como hipercalcemia. Algunos signos de hipercalcemia incluyen:

  • Pérdida de apetito
  • Estreñimiento
  • Depresión
  • Dolores de cabeza
  • Problemas de memoria
  • Sed
  • Cansancio 

La hipercalcemia se define como los niveles de calcio en suero sanguíneo que están dos desviaciones estándar por encima de la media. Los niveles normales de calcio se encuentran entre 8,8 mg / dl y 10,8 mg / dl.

Los niveles séricos de calcio entre 10,5 y 13,9 mg / dL se clasifican como leves a moderados, pero los números entre 14,0 y 16,0 mg / dL se consideran una crisis de hipercalcemia. 

La hipercalcemia causada por demasiada vitamina D puede tratarse con esteroides, pero eliminar la fuente de vitamina D excesiva también es fundamental. 

Problemas de riñon

La hipercalcemia causada por el exceso de vitamina D también puede provocar problemas renales o incluso daño renal. Debido a que tener demasiada vitamina D aumenta la absorción de calcio, puede resultar en la formación de cálculos renales.

Sin embargo, la evidencia también sugiere que también puede producirse un daño renal más grave y prolongado. Estos depósitos de calcio en los riñones pueden provocar una afección conocida como nefrocalcinosis que puede provocar daño renal permanente o incluso insuficiencia renal.

La investigación ha encontrado que cuando las personas tomaron más de 3.600.000 unidades internacionales (UI) de vitamina D3, eran más propensas a sufrir daño renal. 7 Tenga en cuenta que estos niveles son órdenes de magnitud superiores a los que obtendría con un poco de tiempo al sol o con el multivitamínico promedio.

Problemas de huesos

Si bien obtener suficiente vitamina D es esencial para la salud de los huesos, demasiada puede tener un efecto perjudicial. Algunas investigaciones han encontrado que tener demasiada vitamina D puede interferir con las acciones de la vitamina K2, que es un nutriente que ayuda a mantener el calcio en los huesos.

Las investigaciones han demostrado que las personas que toman megadosis de vitamina D son más propensas a sufrir fracturas óseas.  En otro estudio, los participantes tomaron 400 UI, 4,000 UI o 10,000 UI de vitamina D durante un período de tres años. Las pruebas de densidad ósea no mostraron ninguna mejora con respecto a una dosis de 400 UI y de hecho mostraron una disminución de la densidad en el grupo de dosis más alta.  

Depresión y deficiencia de vitamina D

Para la mayoría de las personas, los niveles bajos de vitamina D tienden a ser un problema mayor. Esto puede tener varios efectos en la salud, incluida la salud ósea, pero también puede afectar el desarrollo y el funcionamiento del cerebro. Los niveles bajos de vitamina D se han asociado con afecciones de salud mental, incluido el trastorno afectivo estacional, la depresión   y la esquizofrenia . 

Un ensayo controlado aleatorio no encontró pruebas suficientes para respaldar el uso de suplementos de vitamina D como tratamiento para la depresión. 

Si tiene síntomas de depresión , sea estacional o no, hable con su médico antes de intentar automedicarse con un suplemento como la vitamina D. Su médico puede evaluar su salud y determinar si la vitamina D podría ayudar o si algún otro tratamiento sería más apropiado.

La toxicidad de la vitamina D es casi siempre el resultado de un exceso de suplementación. Debido a que su cuerpo regula la producción de vitamina D, es poco probable que la desarrolle como resultado de la exposición al sol (aunque se ha relacionado con la exposición a la cama de bronceado). Los alimentos generalmente no contienen grandes cantidades de vitamina D, por lo que es poco probable que ingiera una cantidad excesiva en su dieta.

Las personas pueden comenzar a tomar suplementos de vitamina D para abordar una deficiencia o para ayudar a aliviar los síntomas de cosas como el trastorno afectivo estacional o la depresión. El problema es que pueden exagerar o pensar que tomar más producirá efectos más beneficiosos.

Seguridad del suplemento de vitamina D


Su cuerpo produce vitamina D cuando se expone al sol, pero es posible que muchas personas no obtengan la suficiente debido a una variedad de factores. Debido a esto, las personas a menudo recurren a los suplementos de vitamina D, pero desafortunadamente, no es raro que las personas se excedan. 

Un estudio de 2017 publicado en The Journal of the American Medical Association (JAMA) encontró que entre 1999 y 2014, hubo un aumento en la cantidad de adultos estadounidenses que tomaron suplementos diarios de vitamina D de 1,000 UI o más. De estos, el 18% excedió las 1000 UI por día y el 3% tomó más de 4000 UI por día, lo que puede colocarlos en un mayor riesgo de experimentar algunos efectos adversos relacionados con el exceso de vitamina D.

En la mayoría de los casos, puede obtener toda la vitamina D que necesita de forma natural sin suplementos mediante la exposición al sol y la dieta. 

Una caminata de 15 minutos al aire libre todos los días con las extremidades expuestas puede aumentar la producción de vitamina D. (No obstante, recuerde ponerse protector solar después de 15 minutos de exposición). 

Puede ayudar comer alimentos que sean naturalmente ricos en vitamina D o fortificados con el nutriente. Los alimentos que puede comer para aumentar sus niveles de vitamina D incluyen:

  • Yemas de huevo
  • Leche, yogur o jugo fortificados
  • Queso
  • Pescados más grasos como el atún o el salmón
  • aceite de hígado de bacalao

Si decide tomar un suplemento de vitamina D para corregir una deficiencia o porque no puede obtener una cantidad adecuada a través de la luz solar y la dieta, siga siempre las pautas de su médico y no tome más de las cantidades recomendadas.


La vitamina D es importante para la salud física y mental, pero es importante tener cuidado si decide tomar un suplemento. Si está pensando en tomar suplementos de vitamina D, hable primero con su médico.

La investigación sugiere que los riesgos potenciales de la suplementación con altas dosis de vitamina D incluyen un mayor riesgo de cálculos renales y fracturas óseas. Las dosis extremadamente altas de suplementos también están relacionadas con el cáncer de próstata, el cáncer de páncreas y el aumento de la mortalidad. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas