Header Ads Widget

El Mouse Inalámbrico No Funciona: Cómo Solucionar Problemas

Los cables son un desafortunado subproducto de la informática. Mire detrás del escritorio promedio y verá un lío de cables que conectan periféricos, energía, impresoras y todo tipo. Eso no significa que también tengas que desordenar tu escritorio. Una mejora constante en los periféricos inalámbricos significa que ahora es un buen momento para pasarse a la tecnología inalámbrica.

El mouse inalámbrico no funciona - Cómo solucionar problemas

Un mouse inalámbrico generalmente se compone de un par de componentes. El propio ratón que contendrá una batería y un adaptador inalámbrico, normalmente USB. El mouse envía señales al adaptador que lo reenvía a Windows para seguir el comando. Es una configuración simple que funciona bien la mayor parte del tiempo.

Si tiene problemas con su mouse inalámbrico, este tutorial es para usted. ¡Cubre cómo solucionar problemas de un mouse inalámbrico en Windows y lo tendrá listo y funcionando nuevamente en muy poco tiempo!

Solución de problemas de un mouse inalámbrico

Los síntomas de que un mouse inalámbrico tiene problemas son un movimiento errático, el cursor del escritorio salta o se sacude, el cursor no se mueve correctamente o incluso no se mueve en absoluto. Todos estos pueden abordarse con una u otra de estas correcciones. Este tutorial asume que el mouse inalámbrico funcionó bien durante un tiempo y luego, de repente, comenzó a tener problemas.

Cambiar la superficie en la que se encuentra el mouse

Incluso los ratones ópticos a veces pueden tener problemas con la superficie en la que se utilizan. Podría ser demasiado brillante, demasiado áspero o no adecuado. Pruebe con una alfombrilla de ratón, una mesa o incluso un libro diferentes para ver si un cambio de superficie soluciona el problema.

Si la superficie es demasiado reflectante o tiene ciertos patrones, tendrá problemas con su mouse inalámbrico. Otro problema podría ser el color de la superficie. Los colores como el rojo, el cian, el violeta y el negro plano pueden interferir con el seguimiento del movimiento del mouse.

Compruebe el dispositivo USB

Luego, verifique que el dongle USB esté en su lugar y que no se haya movido o cambiado de posición. Opcionalmente, retírelo, espere unos segundos y colóquelo en un puerto USB diferente. Permita que Windows lo recoja y vuelva a probar.

Al insertar un dispositivo USB, Windows primero busca los controladores para operarlo/reconocerlo. Una simple reinserción del dispositivo puede solucionar problemas menores, temporales que puedan surgir en el Registro, etc.

Ajustar la batería del ratón

La mayoría de los ratones inalámbricos tendrán un compartimento debajo que alberga la batería. Da la vuelta al ratón y comprueba que la batería sigue ahí, en buen estado y tocando el terminal como debe ser. Saque la batería y asegúrese de que esté limpia y libre de residuos y vuelva a colocarla.

Algunos ratones inalámbricos tienen interruptores de encendido / apagado debajo para ayudar a ahorrar batería. Verifique para asegurarse de que el suyo esté encendido y no se haya apagado accidentalmente.

Cambiar la batería

Verificamos que la batería estuviera en su lugar y libre de suciedad y escombros antes. Ahora, hemos eliminado muchas causas comunes de problemas con el mouse inalámbrico, ahora deberíamos considerar cambiar la batería.

  1. Deshaga el compartimento debajo del mouse, retire la batería y coloque otras nuevas.

Si el mouse funciona, excelente, ya terminó con la solución de problemas. Pero, si no es así, puede dejar las baterías nuevas en su lugar o volver a colocar las viejas, de cualquier manera, siga leyendo para descubrir más consejos para ayudar a solucionar el problema.

limpia tu ratón

Mientras está separado, también querrá verificar que la bola o el puerto óptico estén limpios y libres de suciedad y desechos.

  1. Con el mouse apagado y la batería extraída, afloje y retire los tornillos que sujetan el mouse, generalmente son solo uno o dos.
  2. A continuación, separe con cuidado el mouse, es posible que necesite usar una herramienta de palanca de plástico para deshacer los clips de retención en el interior de la cubierta del mouse.
  3. Ahora, elimine con cuidado cualquier residuo y limpie la rueda de seguimiento del mouse y los componentes internos con una bola de algodón, un hisopo o un paño de microfibra y un poco de alcohol isopropílico (use solo una pequeña cantidad).
  4. Después de dejar que el interior del mouse se seque durante unos segundos, el alcohol se evapora rápidamente, vuelva a armar el mouse y luego vuelva a encenderlo.
  5. Finalmente, pruébelo para ver si todo funciona correctamente.

Reinicie su computadora

Llamado "restablecimiento de 3 pines" en el comercio, un reinicio completo de su computadora puede solucionar todo tipo de problemas. Si el mouse se ve bien, reinicie su computadora para ver si recupera el mouse y comienza a funcionar correctamente nuevamente. Si no es así, continúe con la solución de problemas.

Verifique sus controladores

Los problemas con los controladores son una causa común de los problemas de hardware, por lo que es un lugar lógico para solucionar los problemas de su mouse inalámbrico. Primero dejaremos que Windows realice una actualización del controlador y luego instalaremos un controlador manualmente si es necesario.

Aquí se explica cómo verificar los controladores en Windows.

  1. Escriba ' dev ' en el cuadro de Búsqueda de Windows / Cortana o haga clic con el botón derecho en el icono Inicio y seleccione Administrador de dispositivos . Menu de inicio
  2. Ahora, desplácese hacia abajo y seleccione Ratones y otros dispositivos señaladores .
  3. Haga clic con el botón derecho del ratón y seleccione Actualizar controlador .Administrador de dispositivos
  4. Permita que Windows encuentre automáticamente un controlador y lo instale.

Si Windows no encuentra una actualización de controlador, puede intentar una instalación manual.

  1. Vaya al sitio web del fabricante del mouse y descargue el controlador más reciente para su mouse.
  2. Instálelo en su computadora y siga las instrucciones.
  3. Reinicie si es necesario y vuelva a probar.

Pruebe el mouse en una computadora diferente

La tarea final de solución de problemas es probar el mouse en otro lugar. Si funcionó bien y de repente dejó de funcionar y nada más lo solucionó, podría ser un problema de hardware. La mejor manera de probar esa teoría es usar una computadora diferente. Esta tarea se deja para el final, ya que probablemente tendrá que instalar el controlador en la otra computadora y luego quitarlo nuevamente una vez que haya terminado. Si bien no toma mucho tiempo, es un poco complicado.

Conecte el mouse inalámbrico a otra computadora, permita que detecte el nuevo dispositivo e instale los controladores. Instale manualmente el controlador si lo prefiere. Prueba el ratón.

Es probable que el mouse no funcione en la nueva computadora si siguió todos los pasos de esta guía. Sin embargo, siendo Windows Windows, no está fuera de los límites de la posibilidad que algún problema interno esté impidiendo que el mouse inalámbrico funcione.

Solución de problemas del ratón

Desafortunadamente, pueden ocurrir problemas de hardware con su mouse. Comience con la solución más simple y luego avance hacia abajo en la lista desde allí. Sin embargo, nunca subestime el poder de un simple reinicio o limpieza de su hardware, se sorprendería de la cantidad de suciedad y desechos que se acumulan dentro del mouse.

¿Te funcionó alguna de estas sugerencias? Háganos saber en los comentarios a continuación.

Publicar un comentario

0 Comentarios