Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

viernes, 1 de octubre de 2021

¿Cuáles son los tipos de violencia doméstica?

 

Las Naciones Unidas definen el abuso doméstico como: "un patrón de comportamiento en cualquier relación que se utiliza para ganar o mantener el poder y el control sobre una pareja íntima".

La violencia doméstica es un hecho sorprendentemente común en todo el mundo, con un estimado de 10 millones de personas afectadas solo en los Estados Unidos anualmente. Desglosados ​​aún más, alrededor de 1 de cada 4 mujeres y 1 de cada 9 hombres son víctimas de violencia doméstica, un número que se cree que no se informa.

No es descabellado afirmar que todos los trabajadores de la salud se encontrarán en algún momento con una víctima de abuso doméstico en su campo. 

En ciertos casos, este abuso puede extenderse a un niño, miembros de la familia de edad avanzada u otros parientes. Estos incidentes se conocen como violencia familiar.

De las muchas formas de abuso, la violencia física a menudo se considera sinónimo de violencia doméstica; sus señales reveladoras ofrecen señales fáciles de maltrato. Sin embargo, aunque es posible que otras formas de abuso no produzcan daños corporales, esto no hace que su impacto sea menos dañino.

Aprenderemos sobre las diferentes formas de violencia doméstica, así como sobre las formas de identificar si usted o una persona que conoce puede estar sufriendo abuso en una relación íntima o dentro de su familia.

Factores de riesgo de abuso doméstico
Nunca puede haber una justificación para el abuso. Sin embargo, para comprender este fenómeno, es importante tener en cuenta que la mayoría de los abusadores actúan para controlar a sus víctimas. Este deseo de control puede provenir de problemas de manejo de la ira, baja autoestima, celos, un complejo de inferioridad, trastornos de la personalidad, comportamiento aprendido, así como del abuso de alcohol o sustancias.

El desarrollo de esta peligrosa necesidad de control puede verse favorecido por los siguientes factores de riesgo:

  • Niveles de educación más bajos
  • Abuso infantil
  • Abuso de drogas y alcohol
  • Hombres que ven a las mujeres como inferiores
  • Crecer en un entorno abusivo
  • Mujeres que presencian violencia doméstica cuando eran niñas

El deseo de dominar de un abusador puede ejercerse mediante abuso físico, emocional, sexual o financiero. También puede presentarse en forma de acecho o aislamiento de una víctima. 

Tipos de abuso doméstico
Analicemos los tipos más comunes de abuso doméstico.

Abuso físico
Como hemos visto, esta es una de las formas más comunes de abuso doméstico. Este tratamiento puede administrarse en diversos grados de gravedad. Las formas típicas de abuso, entre otras, pueden incluir:

  • Agarrando
  • Emprendedor
  • Rápido
  • Empujones
  • Golpeando
  • Puñalada
  • Incendio
  • Mordiendo
Otras formas de abuso físico pueden incluir:

  • Retener necesidades físicas como dormir o comer
  • Negarse a liberar necesidades (p. Ej., Medicamentos)
  • Encerrar a una víctima fuera de la casa
  • Retención de ayuda cuando la víctima está enferma o lesionada
  • Una forma muy común y siniestra de abuso físico en las relaciones íntimas es la violación. Aproximadamente 1,5 millones de mujeres experimentan violación en sus relaciones cada año, una estadística asombrosa. 

Los resultados informados de la Encuesta Nacional de Violencia Sexual de la Pareja Íntima de 2011 encontraron que hombres y mujeres sufrieron casi la misma cantidad de agresión sexual dentro de sus relaciones. La encuesta se llevó a cabo durante un período de 12 meses y registró alrededor de 2,4 millones de casos divididos casi a la mitad entre los sexos. 

Dentro de la población anciana, aproximadamente el 2% experimenta agresión física, el 1% vive a través del abuso sexual, mientras que el 5% es sometido a negligencia anualmente. Dentro de la población más joven, aproximadamente el 10% de los niños están expuestos a la violencia doméstica anualmente.

Abuso emocional
El abuso emocional es un poco más difícil de cuantificar debido a sus cualidades no físicas. Sin embargo, se puede identificar a partir de las palabras y acciones que una persona usa para reprender, avergonzar o, de otro modo, destruir la autoestima de otra persona.

Este abuso se dirige específicamente al bienestar emocional y psicológico de una persona. Puede tomar muchas formas: un abusador puede distorsionar la realidad a través de sus declaraciones o acciones para confundir a su víctima. Esto se conoce como gaslighting .

La violencia emocional puede verse como amenazas directas de daño físico a la víctima o amenazas indirectas de lastimar a sus seres queridos. Los abusadores pueden incluso amenazar con hacerse daño al manipular a sus víctimas.

Una persona puede estar enfrentando abuso emocional donde sus solicitudes y necesidades son ignoradas constantemente. Del mismo modo, cuando un abusador ataca repetidamente la autoestima y la estima de una persona, o usa coerción que la degrada o desempodera, eso es abuso emocional.

El abuso emocional es una experiencia muy común que muchos enfrentan en sus relaciones. Un estudio encontró que el 41% de las mujeres y el 32% de los hombres informaron una agresión excesiva en sus relaciones. Otro 43% de las mujeres y el 41% de los hombres dieron cuentas de control coercitivo de sus parejas. 

Abuso emocional; sin embargo, va más allá de las relaciones íntimas. Los cónyuges, hijos y familiares de las personas mayores han contribuido a una tasa de abuso emocional del 5% entre la población mayor.

En los niños, el terror, el aislamiento y los malos tratos que se experimentan en los primeros años de vida se han relacionado con el alcoholismo en los últimos años. 5

Abuso financiero
En este caso, el abusador ejerce su influencia sobre los recursos económicos de la relación como un medio para oprimir a su víctima. Esto puede aparecer en forma de limitar o negar a la víctima el acceso a los fondos. También se puede encontrar donde se mantiene a la víctima con una asignación o se le niega la posibilidad de opinar sobre cómo se distribuirán las finanzas.

El abusador también puede privar a la víctima de la capacidad de ganar dinero. Esto puede lograrse prohibiendo su continuación en el trabajo. Un abusador también puede orquestar la pérdida de empleo de una víctima saboteándola en el trabajo. Pueden llegar a negarle a la víctima el acceso al transporte para ir al trabajo.

Un abusador financiero también puede gastar dinero destinado a necesidades importantes del hogar; esto se puede gastar en gastos frívolos. Los ancianos son particularmente vulnerables a esta forma de abuso. Son víctimas frecuentes de abusadores que usan su dinero sin su conocimiento o autorización.

Las personas mayores también pueden falsificar sus firmas, apropiarse indebidamente de fondos de sus pensiones o incluso tener un signatario conjunto que abuse del acceso a su cuenta. 

Aislamiento
El aislamiento es una forma única de abuso doméstico en el sentido de que puede ser cometido por un abusador, pero también puede ser recurrido por la víctima por varias razones.

El abusador principalmente quiere mantener el control sobre su víctima. Una forma de hacerlo es mantenerlos alejados de familiares, amigos o colegas que puedan intentar ofrecer consejos o protección contra su victimario.

El abusador puede centrarse en la vida de su víctima vigilando a quién puede o no ver su víctima. Esto puede dejar a la víctima aislada socialmente, siendo su principal contacto humano con su pareja abusiva.

En algunos casos, una persona que enfrenta abuso puede optar por evitar interacciones con familiares, amigos, colegas y otros conocidos por temor a que se den cuenta de los hematomas, cortes y otras lesiones sufridas en sus relaciones.

También pueden recurrir a aislarse de sus seres queridos para evitar la reacción de su abusador si se entera de una reunión. La víctima también puede simplemente optar por evitar a sus seres queridos debido al odio desenmascarado de su abusador hacia ellos.

Acecho
Esta es una forma grave de abuso emocional y psicológico. El acecho lo enfrentan principalmente las mujeres, con 4 de cada 5 casos de este acto en contra de las mujeres. 

Explicado de manera simple, el acecho es la persecución persistente y no deseada de otra persona. Esta búsqueda típicamente llevará a la persona que la recibe a temer daño físico o la muerte para sí misma, su familia u otros seres queridos.

El acecho puede ocurrir durante o después de que una relación ha terminado. Incluye comportamientos aterrorizantes como observar a la víctima desde la distancia, irrumpir en la casa de la víctima, leer su correo, seguir a las víctimas a través de las actividades diarias, violar las órdenes de restricción contra estar cerca de la víctima, etc.

Esta forma de abuso puede ser increíblemente dañina para la víctima, causando dificultades para dormir, intensos sentimientos de estrés y ansiedad, depresión, ira, trastornos alimentarios, sentimientos excesivos de vulnerabilidad y más. 8

Cómo identificar a una víctima de abuso
El abuso doméstico tiene muchas caras, algunas aparentes, mientras que otras son menos obvias. Algunas de las señales de que usted o un ser querido pueden estar en una relación abusiva incluyen:

  • Cortes y contusiones obvios u ocultos
  • Comportarse con aprensión en presencia de un compañero
  • Inventando de forma rutinaria excusas por el comportamiento de una pareja en público o hacia sus seres queridos
  • Tener un control limitado sobre las finanzas
  • Reunirse menos veces con familiares y seres queridos
  • Vivir con miedo constante: de decir algo incorrecto, de contradecir a una pareja o de negarse a tener relaciones sexuales 
  • Una pareja abusiva es controladora, ya sea a través de las finanzas, controlando a quién puede o no ver su pareja, haciendo llamadas frecuentes, a veces sin previo aviso, o visitando el lugar de trabajo de la pareja para estar al tanto. Un abusador también puede obligar a su pareja a participar en actos sexuales no deseados.

Cómo obtener ayuda
Intentar escapar de una relación abusiva puede ser una experiencia realmente aterradora. Sin embargo, es uno que no necesita enfrentarse solo.

Estos son los pasos que debe seguir después de tomar la decisión de abandonar el peligro:

  • Trace un plan : Este plan enumerará los lugares seguros a los que puede escapar, así como las personas que pueden ofrecer asistencia y protección contra su abusador. 
  • Conserve la evidencia de abuso : tome fotografías de magulladuras y cortes, mensajes de texto y correos electrónicos amenazantes, u otras señales que muestren abuso por parte de una pareja, deben mantenerse a salvo y ocultas al planificar su escape.
  • Comuníquese con los centros de ayuda locales : cuando sea posible, comuníquese discretamente con los centros locales que protegen a las víctimas de abuso doméstico para obtener ayuda con su plan de salida. También pueden ofrecer orientación de por vida después de la fuga.
  • Llame a una línea de ayuda: Las líneas de ayuda para casos de violencia doméstica pueden brindar ayuda anónima a las víctimas de abuso doméstico.
  • Si usted o un ser querido es víctima de violencia doméstica, comuníquese con la  Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica  al 1-800-799-7233 para obtener asistencia confidencial de defensores capacitados.
Para obtener más recursos de salud mental, consulte nuestra  Base de datos de la línea de ayuda nacional .

En casos de peligro inmediato, se puede llamar al 911 para obtener ayuda. Si sospecha que un ser querido está viviendo actualmente en una relación abusiva, existen diferentes formas de ofrecer apoyo, como establecer un momento seguro para hablar sobre sus circunstancias, ayudar con su plan de escape, compartir recursos y centros locales de violencia doméstica con la víctima, o llamando a los servicios de emergencia para su rescate.

La violencia doméstica se experimenta en proporciones epidémicas en todo el mundo. Ya sea a través de actos abiertos de violencia física o medidas menos fáciles de identificar como abuso emocional o financiero. La violencia también puede presentarse en forma de acecho o aislamiento de una pareja en una relación.

La violencia doméstica puede tener efectos devastadores en el bienestar físico y psicológico de la víctima. Tomar la decisión de dejar una situación abusiva puede ser increíblemente difícil, pero también tremendamente valiente.

Hay varios servicios listos para ayudarlo a tomar esa decisión. Si usted o un ser querido necesita ayuda para alejarse de una pareja abusiva, los centros comunitarios locales, las líneas telefónicas de ayuda y los servicios de emergencia pueden ayudarlo a alejarse del peligro de manera segura y en el camino correcto hacia una vida segura lejos del abusador.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas