Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

martes, 21 de septiembre de 2021

¿Puede ser adicto a su monitor de actividad física?

 

Los relojes inteligentes y los rastreadores de actividad se han convertido en una tendencia popular en los últimos años. Estas prácticas herramientas pueden realizar un seguimiento de sus pasos diarios, frecuencia cardíaca, sueño y más. Pueden ser una forma conveniente e incluso divertida de mantenerse motivado, alcanzar sus objetivos de ejercicio y desafiar a sus compañeros de entrenamiento. Si bien están orientados a fomentar un estilo de vida saludable, a algunos expertos les preocupa que estos dispositivos puedan contribuir a comportamientos adictivos e incluso adicciones al ejercicio. 


¿Comprueba su recuento de pasos cada vez que ha estado haciendo mandados? ¿O camina por la casa cada noche para aumentar sus números por encima de su objetivo diario? O tal vez se encuentre subiendo más las escaleras o estacionando más lejos de su destino solo para poder aumentar su frecuencia cardíaca en su zona objetivo. 

Este tipo de comportamientos probablemente signifique que se está beneficiando de su reloj de fitness. Está aumentando su nivel de actividad todos los días en pequeñas formas que son buenas para su salud. 

¿O te encuentras controlando obsesivamente tus pasos y tu frecuencia cardíaca durante todo el día? ¿Está estableciendo metas diarias cada vez más poco realistas que implican hacer ejercicio durante largas sesiones o incluso varias sesiones cada día? Si está participando en este tipo de comportamientos, podría ser una señal de que es adicto a su rastreador de ejercicios.

Señales de que podría estar enganchado
Hay algunas señales de que su obsesión con su monitor de actividad física podría ser problemática:

  • Sigues aumentando la duración de tus entrenamientos porque tu rastreador te hace sentir que necesitas seguir haciendo más
  • Descuidas a los amigos y las responsabilidades para tener más tiempo para hacer ejercicio.
  • Se siente ansioso, irritable o molesto cuando no puede usar su dispositivo de ejercicios.
  • Sientes que no tienes control sobre tu comportamiento; usa su dispositivo más de lo que pretendía o hace más ejercicio de lo planeado
  • Su dispositivo de fitness consume una gran cantidad de tiempo, interfiere con otras actividades o hace que se retire de otras cosas que disfruta.
  • Sigues usando tu dispositivo en exceso a pesar de que estos comportamientos te molestan o sabes que no son saludables
  • Se siente muy molesto o incluso avergonzado cuando no alcanza su objetivo de actividad diaria.
El encanto de contar pasos
Hay una serie de razones por las que realizar un recuento diario de pasos (a menudo 10.000 al día) puede resultar tan atractivo. 


Es un objetivo muy tangible y concreto, y usar un dispositivo que te diga qué tan lejos has llegado y qué tan lejos tienes que llegar puede resultar muy motivador. 
Tener una meta diaria de pasos puede darle el impulso para moverse más durante el día, lo que podría ayudarlo a tomar mejores decisiones, como estacionar más lejos de su destino o usar las escaleras.
Puede hacerte sentir como si estuvieras tomando acciones definitivas para alcanzar tus objetivos de acondicionamiento físico. Su dispositivo inteligente no solo le dice cuántos pasos ha caminado, sino que también le permite mirar hacia atrás en su historial y registrar visualmente su actividad diaria. Esta puede ser una vista visual convincente de su progreso.
El seguimiento de sus pasos también puede ayudarlo a aprovechar su naturaleza competitiva para trabajar hacia una meta saludable. Ya sea que esté tratando de batir su propio récord personal o haciendo desafíos diarios con sus compañeros de entrenamiento, tener una pequeña competencia amistosa puede ayudarlo a mantenerse inspirado para moverse más.

Por supuesto, esta obsesión por el recuento de pasos también puede ser problemática. No cumplir con su objetivo diario puede ser desmotivador. En lugar de concentrarse en su progreso, es posible que se obsesione con sus defectos.


Otro problema es que puede encontrarse prestando mucha atención a un número arbitrario en lugar de concentrarse intuitivamente en cómo se siente su cuerpo. La forma, el esfuerzo y la intensidad juegan un papel importante en la efectividad del entrenamiento y la prevención de lesiones, ninguno de los cuales puede ser capturado por completo por un rastreador de ejercicios. Prestar atención a su frecuencia cardíaca puede ser útil, pero aún así no transmite lo que realmente siente. Es posible que se encuentre trabajando a través del dolor, el dolor o incluso una lesión solo para alcanzar ese objetivo de conteo de pasos.


Por qué realizar un seguimiento del estado físico
El objetivo de los rastreadores de actividad física no es solo brindar información detallada sobre los comportamientos, sino que también están diseñados para alentarlo a tomar decisiones más saludables. El objetivo es "engancharte" a tu dispositivo para que puedas confiar en sus comentarios y usar esa información para establecer metas, mantenerte motivado y ceñirte a tus planes de acondicionamiento físico. 


Muchos indicadores sugieren que, en todo caso, los dispositivos de fitness portátiles pueden no ser lo suficientemente adictivos. Una encuesta de 2016 encontró que los rastreadores de actividad física portátiles tienen una alta tasa de abandono, con aproximadamente el 30% de las personas que renuncian a sus relojes inteligentes y rastreadores de actividad física porque no los encuentran útiles o interesantes. 

Por lo tanto, incluso si realiza un seguimiento de sus pasos y se esfuerza por alcanzar ese objetivo de 10,000 por día, es posible que usar su dispositivo no sea suficiente para mantenerse en el camino correcto. 

¿Qué tan efectivos son?
Si bien la adicción a los rastreadores de ejercicios ha ganado titulares, la mayoría de los hallazgos sugieren que la mayoría de las personas eventualmente dejan de usar sus dispositivos portátiles. La pregunta también sigue siendo en qué medida estos rastreadores de actividad física realmente ayudan a las personas a estar más en forma. La investigación disponible sigue siendo escasa y en gran medida inconclusa. 

El simple hecho de proporcionar información sobre la salud no necesariamente resulta en cambios en el comportamiento. Los investigadores sugieren que hay poca evidencia de que los dispositivos portátiles en realidad cierren la brecha entre el seguimiento de la información de salud y la toma de mejores decisiones de acondicionamiento físico.

Un estudio de un año mostró resultados decepcionantes en términos de efectividad. El estudio examinó a 800 adultos que se dividieron en cuatro grupos.

El primer grupo usó un rastreador de ejercicios con clip y recibió un incentivo en efectivo si caminaban más de 50,000 pasos a la semana.
El siguiente grupo también recibió un incentivo en efectivo, pero se les pidió que lo donaran a organizaciones benéficas.
Un tercer grupo usó el rastreador de actividad pero no recibió un incentivo en efectivo
El último grupo no usó un rastreador ni recibió un incentivo en efectivo.
Los resultados fueron que, si bien los participantes del primer grupo caminaron más durante los primeros seis meses del estudio, al cabo de un año, el 90% había dejado de usar su rastreador de actividad. Los resultados indicaron que un rastreador de actividad no tuvo un impacto general en la salud, incluso cuando se combinó con un incentivo financiero.

Otro estudio que analizó el impacto de los rastreadores de actividad física en la pérdida de peso encontró que las personas que usan estos dispositivos no son más activas que las que no lo hacen. Quizás lo más sorprendente es que el estudio encontró que las personas que no usaban un rastreador en realidad perdían más peso que las que lo usaban.

La investigación disponible sugiere que la gran mayoría de las personas no se vuelven adictas a sus rastreadores de actividad física y que la mayoría abandona su dispositivo por completo durante el primer año. Si bien esto sugiere que es probable que exista poco peligro de engancharse demasiado a su dispositivo, no significa que no sea posible, especialmente si tiende a obsesionarse con el estado físico o si tiene una adicción al ejercicio existente.


Próximos pasos
Si teme volverse adicto a su monitor de actividad física, hay algunos pasos que debería considerar seguir:

  • Pon límites. Si pasa demasiado tiempo mirando su reloj inteligente o hace ejercicio en exceso todos los días, intente dominarlo gradualmente estableciendo límites. Dígase a sí mismo que solo comprobará su rastreador unas pocas veces al día. Restrinja su recuento diario de pasos a un nivel que sea cómodo y no tan alto que requiera una gran cantidad de su día para lograrlo.
  • Usa la distracción. Encuentre otras cosas que hacer que no impliquen revisar su rastreador de ejercicios. Participar en pasatiempos o socializar con amigos puede ayudarlo a concentrarse en otras cosas.
  • Omita el uso de su dispositivo. Si bien no es necesario renunciar por completo a su rastreador de ejercicios, no usarlo en ocasiones puede ayudarlo a evitar que se concentre demasiado en su recuento diario de pasos.
  • Elimina las aplicaciones de fitness de tu teléfono. Si se encuentra demasiado obsesionado con los datos de su dispositivo, intente eliminar la aplicación correspondiente de su teléfono, al menos por un tiempo. Puede ser difícil no pensar en el rastreador si recibe notificaciones constantemente.
  • Hable con su médico si su obsesión con su monitor de actividad física interfiere con su vida diaria. Es posible que tenga una adicción al ejercicio , una forma de adicción al comportamiento que puede tener un impacto grave en su salud y bienestar.

Haga que su rastreador de ejercicios sea más efectivo
Si tiene problemas para cumplir con sus objetivos de acondicionamiento físico y ha renunciado a su rastreador, hay algunas cosas que puede hacer para que estos dispositivos sean más atractivos y efectivos.

Los investigadores señalan que, si bien los rastreadores de actividad física y los relojes inteligentes a menudo incorporan elementos centrados en cambiar comportamientos, pueden ser más útiles si también ayudan a las personas a cambiar sus pensamientos y actitudes sobre su capacidad para hacer ejercicio.

Algunas cosas que pueden hacer que su rastreador sea más útil:

Tenga un plan de acción. El simple seguimiento de su actividad diaria no es suficiente. Debe elaborar un plan detallado que muestre cómo alcanzará sus metas, paso a paso.
Empieza pequeño. No se concentre en hacer un recuento de pasos que otra persona haya elegido o uno que se sienta demasiado alto para su nivel de condición física actual. Elija un número que sea adecuado para usted, haga un poco cada día y luego trabaje lentamente hasta alcanzar una meta más ambiciosa.
Céntrese en la calidad más que en la cantidad. No se obsesione con establecer ambiciosos objetivos de pasos diarios. Las investigaciones sugieren que es mejor realizar un entrenamiento más corto y de mayor calidad que un entrenamiento más largo y de baja calidad.
También es importante encontrar formas de mantener su motivación intrínseca . Las investigaciones han demostrado que cuando las personas reciben recompensas externas por cosas que ya disfrutan haciendo, se reduce la motivación interna, un fenómeno conocido como efecto de sobrejustificación . Los datos de un rastreador de actividad física pueden convertirse en una forma de recompensa extrínseca, especialmente si se obsesiona con alcanzar una meta de conteo. 

Un estudio encontró que es más probable que las personas se apeguen a sus objetivos de ejercicio cuando están motivadas por recompensas intrínsecas (como el disfrute y el orgullo) en lugar de las externas.

Puede tratar de evitar esto enfocándose en las cosas que disfruta de sus entrenamientos, como sentirse con más energía o poder salir y disfrutar del aire libre.

Un rastreador de actividad física puede ser una herramienta útil cuando se usa correctamente. Su dispositivo puede brindarle comentarios útiles sobre cuánto está haciendo cada día, pero es importante recordar que no es una solución rápida. Si descubre que pasa demasiado tiempo pensando en lo que le dice su monitor de actividad física, podría ser el momento de volver a lo básico y prestar menos atención a su reloj y más atención a lo que su cuerpo le dice.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas