Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

jueves, 2 de septiembre de 2021

Habilidades motoras finas y gruesas en niños

 

Las habilidades motoras son habilidades que posibilitan los movimientos y las tareas que hacemos todos los días. Las habilidades motoras finas son aquellas que requieren un alto grado de control y precisión en los pequeños músculos de la mano (como usar un tenedor). Las habilidades motoras gruesas utilizan los músculos grandes del cuerpo para permitir el equilibrio, la coordinación, el tiempo de reacción y la fuerza física para que podamos hacer movimientos más grandes, como caminar y saltar.


Las habilidades motoras permiten los movimientos que los niños necesitan para las tareas diarias, desde alimentarse a sí mismos hasta moverse de un lugar a otro. Por lo general, los niños desarrollan ciertas habilidades motoras a edades específicas, pero no todos los niños alcanzarán los hitos exactamente al mismo tiempo. Un niño con impedimentos motores tiene problemas para moverse de manera controlada, coordinada y eficiente. Si su hijo parece retrasarse en el desarrollo de las habilidades motoras finas o gruesas, es probable que se someta a una evaluación y que necesite fisioterapia u terapia ocupacional para ponerse al día.

Las habilidades motoras finas
Las actividades de motricidad fina implican destreza manual y, a menudo, requieren la coordinación de movimientos de las manos y los dedos con los ojos, lo que se conoce como coordinación mano-ojo.

Los componentes de las habilidades motoras finas incluyen poder agarrar y manipular objetos, usar ambas manos para una tarea y usar solo el pulgar y un dedo para levantar algo en lugar de la mano entera.

Los siguientes son solo algunos ejemplos de habilidades motoras finas que generalmente ocurren en diferentes fases del desarrollo infantil.

Desde el nacimiento hasta los 3 meses
Usa los brazos para balancear o "golpear" objetos
Observa cómo se mueven las manos y se las lleva a la boca

3 a 6 meses
Comienza a transferir objetos de una mano a otra.
Toma sus propias manos juntas
Alcanza los juguetes con ambos brazos.

6 a 9 meses
Empieza a agarrar y aferrarse a objetos, como una botella.
Aprieta objetos
Usa un agarre rastrillado para mover objetos con los dedos

9 a 12 meses
Comienza a mostrar preferencia por una mano sobre la otra.
Coloca objetos pequeños en una taza o recipiente.
Pasa las páginas de un libro unas cuantas páginas a la vez
Desarrolla el agarre en pinza (usando el dedo índice y el pulgar para agarrar objetos)
Se alimenta con bocadillos

12 a 18 meses
Construye una torre de dos cuadras de altura.
Recoge objetos con una cuchara o una pala pequeña.
Aplaude
Garabatos con crayones sobre papel
Adiós

18 meses a 2 años
Comienza a sostener un crayón con las yemas de los dedos y el pulgar.
Construye una torre de tres a cuatro bloques de altura.
Abre envases o envases sueltos
Pasa las páginas de un libro una página a la vez
Pone anillos en clavijas
2 años
Apila una torre de bloques de nueve bloques de altura
Gira los pomos de las puertas
Se lava las manos de forma independiente
Cierra y abre cremalleras grandes
Manipula arcilla o plastilina
3 años
Dobla una hoja de papel por la mitad
Dibuja un círculo después de que se le muestre un ejemplo
Abrocha y desabrocha botones grandes
4 años
Se viste y se desnuda sin ayuda
Toca el pulgar con la punta de cada dedo
Usa un tenedor correctamente
5 años
Corta un círculo
Copia una forma de triángulo
Agarra un lápiz correctamente
Ata los cordones de los zapatos
6 años
Construye una pequeña estructura con bloques.
Une un rompecabezas de 16 a 20 piezas
Corta bien con tijeras
Usa un cuchillo para cortar la comida.

Puede alentar a su bebé a mejorar sus habilidades motoras finas colocándolo debajo de un gimnasio de juegos, usando sonajeros de muñeca o tobillo, o moviendo un juguete colorido para que pueda seguirlo visualmente. Para los niños pequeños, las actividades que pueden mejorar las habilidades motoras finas incluyen alentarlos a recoger objetos con tenazas, construir con bloques y hacer proyectos de manualidades. También puede animar a los niños pequeños y en edad preescolar a que jueguen con plastilina, esponjas, pasta o juguetes acuáticos.

Habilidades motoras gruesas
Las habilidades motoras gruesas son movimientos que involucran grandes grupos de músculos y generalmente son más amplios y enérgicos que los movimientos motores finos. Estos movimientos incluyen caminar, patear, saltar y subir escaleras. Algunos hitos de las habilidades motoras gruesas también involucran la coordinación ojo-mano, como lanzar o atrapar una pelota.

Los siguientes son algunos ejemplos de habilidades motoras gruesas que típicamente ocurren en diferentes fases del desarrollo infantil.

3 a 6 meses
Levanta brazos y piernas cuando se coloca sobre el estómago.
Se da la vuelta
Apoya su propia cabeza cuando está sentado
6 meses a 12 meses
Gatea
Se mueve de una posición sentada a una posición de pie.
Se sienta sin apoyo
Edad 1
Se sube a muebles bajos
Sube escaleras con ayuda
Tira o empuja juguetes con ruedas.
Camina con una mano

2 años
Salta usando ambos pies simultáneamente
Corre muy rígido sobre los dedos de los pies
Sube las escaleras sin barandilla
3 años
Monta en triciclo con pedales, sin la ayuda de un adulto.
Corre sin caer
Lanza una pelota a un adulto que está a 5 pies de distancia
4 años
Coge una pelota con los brazos y el cuerpo.
Funciona sin problemas con los cambios de velocidad.
Sube las escaleras alternando los pies
5 años
Coge una pelota con las dos manos
Salta en un pie
Realiza saltos de tijera y toca los dedos de los pies
Sube y baja escaleras cargando objetos.
6 años
Patea la bola rodante
Salta sobre objetos de 10 pulgadas de alto
Monta en bicicleta con ruedas de entrenamiento.
Lanzamientos con colocación precisa
Anime a su bebé a trabajar en sus habilidades motoras gruesas pasando mucho tiempo boca abajo. Una vez que dominen eso, anímalos a alcanzar (y luego gatear hacia) los juguetes que se colocan frente a ellos. Para animar a su bebé a caminar, ayúdelo a ponerse de pie y a dar pasos sosteniéndolo por los brazos. Con los niños pequeños y en edad preescolar, anímelos a construir fuertes, bailar canciones como "Head, Shoulders, Knees, and Toes", jugar a fingir y tirar de sus juguetes en carritos.

Retrasos en las habilidades motoras
Los niños con  afecciones neurológicas  o  retrasos en el desarrollo  pueden tener dificultades con la motricidad fina. Las dificultades con las habilidades motoras finas a menudo no se diagnostican hasta el preescolar, cuando se vuelve más obvio que los niños tienen dificultades con diferentes actividades escolares, como aprender a copiar formas o letras.

A algunos niños se les diagnosticará disgrafía , una diferencia de aprendizaje que afecta las habilidades de escritura, mientras que a otros se les puede diagnosticar un trastorno de coordinación del desarrollo (DCD o dispraxia), una afección que aún no se comprende ampliamente. Los niños con dificultades de motricidad fina pueden necesitar  terapia ocupacional , modificaciones o tecnología de asistencia.

Puede ser más fácil darse cuenta si su hijo no está alcanzando los hitos de la motricidad gruesa que los hitos de la motricidad fina porque las habilidades motoras gruesas se encuentran entre las más esperadas; Probablemente esté anticipando ansiosamente que su bebé se dé vuelta, gatee, se suba a lo largo de los muebles y dé sus primeros pasos. A medida que un niño crece, nota cuándo corre y juega y qué tan bien lo hace en los juegos físicos y los deportes.

Los niños con problemas neurológicos, retrasos en el desarrollo o discapacidades generalmente serán diagnosticados por su pediatra si constantemente pierden los hitos importantes. Los retrasos en las habilidades motoras gruesas también pueden ser un signo de dispraxia. Si los retrasos en la motricidad gruesa de los niños afectan los movimientos, es posible que reciban fisioterapia para ayudar con las habilidades motoras gruesas o que necesiten modificaciones o tecnología de asistencia para mantenerse al día con la movilidad o el atletismo. 

Si bien cada niño es diferente, no dude en discutir cualquier inquietud sobre las habilidades motoras de su hijo con su pediatra. Si su hijo es referido a terapia ocupacional o fisioterapia, usted participará en la terapia y se le darán instrucciones sobre cómo trabajar con su hijo en casa para desarrollar sus habilidades motoras.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas