Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

viernes, 10 de septiembre de 2021

Directrices de la AAP sobre tatuajes para adolescentes

 

En los Estados Unidos, cada estado tiene su propia ley que rige si los adolescentes menores de 18 años pueden hacerse un tatuaje. Muchos estados permiten tatuajes para menores sin la presencia o el consentimiento por escrito de los padres. En varios estados, sin embargo, los tatuajes están prohibidos para cualquier persona menor de 18 años.

Si tiene un adolescente que quiere tatuarse, probablemente tenga muchas preguntas sobre la logística, las leyes y la seguridad de los tatuajes. Estos son algunos de los datos y cifras clave sobre los tatuajes para menores que usted y su adolescente deben conocer.

¿Cuántos adolescentes tienen tatuajes?
La Academia Estadounidense de Pediatría abordó las preocupaciones de los padres sobre los tatuajes para menores en su informe clínico de 2017, "Tatuajes, perforaciones y escarificaciones para adolescentes y adultos jóvenes".

Si bien es probable que tenga sus propias opiniones y preferencias personales sobre los tatuajes, su adolescente puede sentirse diferente. Es posible que se sorprenda de que incluso estén considerando hacerse un tatuaje, especialmente si se siente como una decisión "adulta" para usted. Sin embargo, las investigaciones han demostrado que los adolescentes están pensando y se están haciendo tatuajes.

Según el informe de la AAP, un estudio de estudiantes de secundaria encontró que el 10% tenía tatuajes, mientras que el 55% de los estudiantes estaban interesados ​​en tatuarse.

Un informe de 2017 publicado en el Journal of Pediatric Nursing describió las pautas para los médicos sobre las prácticas de modificación corporal en los jóvenes, citando estadísticas del Pew Research Center que indican que el 38% de los millennials tenían al menos un tatuaje. 


Preocupaciones de salud
Si bien el informe de la AAP encontró que la tasa general de complicaciones de las prácticas adecuadas de tatuaje es baja, el riesgo de infección sigue siendo una preocupación para cualquier modificación corporal.


La tinta y / o agujas de tatuaje contaminadas o la desinfección inadecuada de la piel aumentan la probabilidad de contaminación bacteriana, lo que a su vez aumenta el riesgo de infección.

Aunque son raras, las posibles infecciones como Staphylococcus aureus (es decir, una infección por estafilococos) o Streptococcus pyogenes son graves y, en algunos casos, pueden poner en peligro la vida.


Es importante que los adolescentes y los padres sepan que es posible que una infección no aparezca de inmediato. Los signos de una infección (como pústulas a lo largo de las líneas del tatuaje) pueden aparecer desde el cuarto hasta el vigésimo segundo día después del tatuaje.

Los métodos de tatuaje poco claros o inadecuados también pueden transmitir infecciones virales causadas por patógenos transmitidos por la sangre. Una encuesta de 2011 descubrió que, si bien los adolescentes a menudo eran conscientes del riesgo de transmisión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), era menos probable que supieran que las prácticas de tatuajes no seguras también podrían conducir a la infección por hepatitis B y hepatitis C. 


¿Qué pasa con la henna?
Podría pensar que los tatuajes de henna son un buen sustituto de los tatuajes tradicionales, ya que no son permanentes. Muchos padres asumen que los tatuajes de henna son una forma segura y divertida para que un adolescente experimente con la tinta en el cuerpo.


La forma tradicional de arte corporal, que se remonta a la Edad del Bronce en el Medio Oriente, difiere de los tatuajes, pero no está exenta de riesgos. 5  Según la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA), las preocupaciones pueden depender del tipo de henna que se use.

Según la Academia Estadounidense de Pediatría, la henna roja generalmente se considera segura. Las reacciones adversas suelen ser causadas por hipersensibilidad al pigmento.

Por otro lado, la henna negra no existe de forma natural, lo que significa que se agrega un químico llamado PPD para oscurecer el color, mejorar el diseño, acelerar el proceso de teñido y secado y hacer que el tatuaje se vea más realista.

No hay perforaciones en la piel durante el tatuaje de henna, lo que significa que no hay riesgo de patógenos transmitidos por la sangre. Sin embargo, existe un pequeño riesgo de reacción alérgica y dermatitis de contacto alérgica, que puede ser grave.

Aceptación social
Los adolescentes no siempre piensan en las ramificaciones para toda la vida de sus elecciones. La AAP recomienda que los padres discutan la realidad de los tatuajes con sus adolescentes, incluida la aceptación social de la modificación corporal y la posibilidad de que los tatuajes visibles interfieran con futuras oportunidades de empleo.

El público en general acepta o aprueba cada vez más los tatuajes, pero aún existe un juicio significativo. El informe de la APA citó una encuesta de 2014 de Salary.com que reveló que el 76% de los encuestados creía que hacerse un tatuaje o una perforación perjudicaba las posibilidades de una persona de conseguir un trabajo. 

Un estudio de 2016 publicado en el Journal of Retailing and Consumer Services encontró que los clientes demostraron una preferencia por el personal de primera línea sin tatuajes, lo que implica que la presencia de tatuajes visibles podría tener un efecto en las decisiones del gerente de contratación. 

Hablar con un pediatra
Si su adolescente está interesado en la modificación corporal, es posible que desee discutir la decisión con el médico de su adolescente. Según las recomendaciones del aviso de la AAP, puede anticipar estas sugerencias, pautas e inquietudes: 

  • Si su adolescente tiene antecedentes de formaciones queloides, evite las modificaciones corporales que perforan la piel (incluidos los tatuajes).
  • Toma precauciones al seleccionar un tatuador. La AAP recomienda realizar una investigación seria sobre las prácticas sanitarias tanto del salón de tatuajes como del artista. Las prácticas higiénicas a tener en cuenta incluyen el uso de guantes desechables y el uso de agujas y equipos nuevos. También es esencial que observe al artista sacar la aguja de un paquete sellado y esterilizado.

Cuidado posterior del tatuaje
Si su hijo adolescente se hace un tatuaje, el cuidado posterior adecuado es esencial para prevenir infecciones. Querrá hablar con el artista del tatuaje sobre los pasos que debe seguir su adolescente, pero aquí hay algunas pautas generales de prevención de infecciones que debe tener en cuenta: 

  • Después de hacerse un tatuaje, deje el vendaje puesto durante 24 horas. Luego, lávelo con jabón y agua tibia.
  • Aplique ungüentos antibióticos, cremas para la piel o aceite de vitamina E con regularidad.
  • Evite el uso de vaselina, alcohol isopropílico o peróxido.
  • Evite la natación, la exposición al sol, los jacuzzis y los baños prolongados hasta que el área se cure.
  • Si hay algún signo de infección, consulte a un médico (si es posible, un dermatólogo).
Tomando una decisión
No es una decisión fácil permitir que su adolescente tome una decisión que dure toda la vida. Si bien los tatuajes se pueden quitar si su hijo adolescente luego se arrepiente de su tinta, el proceso es costoso, doloroso y no siempre completamente efectivo.

Si está considerando decir que sí a la solicitud de su adolescente de hacerse un tatuaje, tenga en cuenta la seguridad y asegúrese de discutir los otros posibles inconvenientes con ellos también.

Si ha decidido no dejar que su adolescente se haga un tatuaje, analice sus preocupaciones y los posibles riesgos y ramificaciones que han guiado su decisión.

Si su hijo adolescente comprende su razonamiento, es menos probable que se sienta tentado a encontrarse en una situación insegura, incluso ilegal. Por ejemplo, encontrar un salón de tatuajes que pinte a adolescentes menores de edad sin el consentimiento de los padres o conseguir una tinta de bricolaje de un amigo con equipo casero.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas