Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

miércoles, 29 de septiembre de 2021

Cosas a considerar antes de volver a casarse

 

Volver a casarse después del final de un matrimonio anterior o la pérdida de su cónyuge puede ser un ajuste importante. La realidad es que los matrimonios posteriores a menudo se enfrentan a desafíos que no están presentes en los primeros matrimonios, principalmente la adición de hijastros y ex cónyuges. 


Es importante ser consciente de los desafíos que podría enfrentar si está pensando en casarse por segunda vez. Antes de que decida volver a decir "Sí, quiero", aquí hay algunas cosas importantes que debe considerar.

Estadísticas de matrimonios
Antes de que decida darle otra oportunidad al matrimonio, es importante decidir si ambos están preparados para el trabajo que será necesario. Según muchas estimaciones, es posible que las probabilidades no estén a su favor.

Algunas estadísticas más antiguas de la Oficina del Censo de EE. UU. Sugirieron que la tasa de divorcios para segundos matrimonios era de alrededor del 60%. Sin embargo, es importante señalar que las tasas de divorcio han cambiado en las últimas décadas. Si bien la estadística más citada es que la mitad de todos los matrimonios fracasan, algunas de las investigaciones más recientes sugieren que la tasa de divorcios está más cerca del 40% para los primeros matrimonios.

"Los segundos matrimonios tienen una tasa de fracaso más alta que los primeros matrimonios. La tasa de divorcios para los primeros matrimonios está entre el 35% y el 50%, pero para los segundos matrimonios se estima en un 65%", explican Rob Pascale y Louis Primavera. en su libro "Hacer que el matrimonio funcione: evitar las trampas y lograr el éxito".

Un estudio de 2015 publicado en el Journal of Family Issues encontró que, si bien es más probable que los nuevos matrimonios terminen en divorcio que los primeros matrimonios , la evidencia no sugiere necesariamente que exista un vínculo causal entre el orden matrimonial y la estabilidad a largo plazo de la relación. 

El número de personas que se han vuelto a casar es tres veces mayor que en 1960. Según un análisis de 2013 del Pew Research Center, 42 millones de estadounidenses informaron haber estado casados ​​más de una vez. Y alrededor de una de cada cinco de las personas encuestadas que estaban divorciadas o enviudadas informaron que querían volver a casarse en el futuro.


Desafíos al volver a casarse
Los nuevos matrimonios tienen una serie de obstáculos con los que los primeros matrimonios no necesariamente tienen que enfrentarse. Estos desafíos incluyen:

  • Resentimientos persistentes hacia su expareja
  • Mayor independencia
  • Redes sociales alteradas como consecuencia del divorcio
  • Obligaciones financieras compartidas
  • Niños compartidos

"Cuando las parejas comienzan a casarse de nuevo, el error más frecuente que cometen es esperar que todo encaje en su lugar y funcione automáticamente", explica Terry Gaspard, terapeuta y autor de "The Marriage Manual: How to Make Everything Work Better the Second Time Around". . " 
Los desafíos de tejer dos vidas separadas en un matrimonio requieren trabajo. Y volver a casarse conlleva desafíos adicionales que deben abordarse.

Diferentes estilos de crianza , rutinas diarias, obligaciones financieras, asuntos legales y relaciones con otras personas pueden hacer que volver a casarse sea mucho más difícil.

Si no ha establecido una conexión sólida y no está preparado para lidiar con los conflictos y carece de las herramientas para reparar las fallas diarias en la comunicación, puede terminar señalando con el dedo a los demás en lugar de apoyarse.
- TERRY GASPARD

Abordar los problemas que lo retienen
Las características personales que socavan el éxito de las relaciones a largo plazo también deben abordarse antes de comprometerse con otro matrimonio.

Para que un nuevo matrimonio sea exitoso, es importante reconocer qué salió mal en el primero. Y aunque muchas personas salen de un divorcio culpando de sus problemas a su ex, ser realista sobre su propia participación en el fracaso de la relación es esencial para el éxito de las relaciones futuras.

Trate de ver objetivamente por qué su primer matrimonio no funcionó y piense en su propio papel en esa ruptura. Quizás no estabas emocionalmente preparado para el matrimonio la última vez. O tal vez tuvo problemas de ira o problemas financieros.

Si no ha tomado medidas para cambiar las cosas que influyeron negativamente en sus últimas relaciones, es probable que las cosas no vayan mejor la segunda vez.

Nuevo matrimonio y salud mental
Algunas investigaciones también sugieren que las dificultades interpersonales y financieras asociadas con el nuevo matrimonio pueden tener un impacto significativo en la salud mental. Un estudio de 2015 encontró que los hombres que se habían vuelto a casar tenían un riesgo significativamente mayor de depresión en comparación con los hombres que habían permanecido divorciados.

Evalúe su disposición para el compromiso
¿Qué es lo que hace que volver a casarse sea un desafío? El fracaso de un primer matrimonio a veces puede hacer que las personas se sientan desconfiadas y ansiosas por las relaciones futuras .

"Todavía pueden albergar ira, resentimiento o sentimientos de traición, que traen a su próxima relación", dicen Pascale y Primavera. "Eso puede dificultar que se conecten con su nueva pareja".

Pasar por un matrimonio fallido y luego divorciarse puede cambiar la perspectiva y la comprensión de las relaciones de una persona. Las personas que ya se han alejado de un matrimonio infeliz pueden estar menos inclinadas a sufrir un regreso a la misma infelicidad cuando un matrimonio posterior se vuelve inestable.

Si bien es común resentir a un ex, los expertos también sugieren que los sentimientos persistentes de apego a un ex cónyuge también son bastante comunes.

Aproximadamente un tercio de las personas divorciadas todavía sienten un sentimiento de apego o conexión con su ex incluso años después de que el matrimonio ha terminado. 
Esto puede dificultar el compromiso total con una nueva relación y puede hacer que las nuevas parejas se sientan celosas o incluso resentidas por su conexión con su ex cónyuge.

Construya relaciones de pasos saludables
La investigación sugiere que aproximadamente un tercio de los estadounidenses (alrededor de 113,6 millones de personas) son miembros de una familia reconstituida. Los hijastros también pueden ser un desafío importante que puede afectar el éxito de un nuevo matrimonio. Las malas relaciones entre padrastros e hijastros se mencionan a menudo como una de las razones por las que fracasan los nuevos matrimonios.

"Las esposas vueltas a casar evalúan la calidad de sus matrimonios principalmente por la relación que ella y su esposo tienen con él y sus hijos", sugieren Pascale y Primavera. 

Volver a casarse es una oportunidad para comenzar de nuevo, pero en muchos casos significa combinar dos familias. Antes de volver a decir "Sí, quiero", dedique un tiempo a planificar cómo sucederá este proceso.

Si tiene hijos de una relación anterior, su nueva pareja pasará tiempo con ellos y probablemente interactuará con su ex de vez en cuando. Y si su nueva pareja tiene hijos con un ex, debe estar preparado para formar relaciones saludables con sus hijos y lidiar con la realidad de que su ex cónyuge seguirá teniendo contacto e interacción regular con su nuevo cónyuge.

Consejos para hacer que su nuevo matrimonio funcione
Entonces, ¿qué puede hacer para ayudar a garantizar el éxito de su relación si se vuelve a casar?

  • Haga de su matrimonio una prioridad.
  • Deja ir la ira y los resentimientos de tus relaciones pasadas.
  • Trabaja en tu comunicación y mantén la franqueza y la honestidad con tu pareja.
  • Aborde los problemas antes de que se conviertan en problemas mayores.
  • Aprenda a manejar los conflictos en una relación.
  • Desarrolle relaciones positivas con sus hijastros.
La investigación también sugiere que estar dispuesto a adaptarse es importante cuando se vuelve a casar. Casarse de nuevo a menudo viene con otros cambios importantes en la vida, incluidos cambios en las situaciones de la vida, las finanzas, los roles y las relaciones con la familia y los amigos. 

Estar abierto a adaptarse y adaptarse a sus propias necesidades y las de su pareja es importante para el éxito de una nueva relación.

Señales de que no está listo para volver a casarse
Algunas señales de alerta de que usted o su pareja no están realmente listos para volver a casarse incluyen:

  • Todavía fantasea con volver a estar con su ex cónyuge.
  • Estás enojado o amargado por tu ex y el divorcio.
  • No sientes que puedas ser honesto con tu nueva pareja.
  • No tienes los mismos valores u objetivos que tu nueva pareja.
Pero el hecho de que aún no esté listo no significa que volver a casarse deba estar completamente fuera de la mesa en el futuro. La consejería para parejas o la consejería prematrimonial pueden ser útiles antes de que decida casarse. Ya sea que vea a un terapeuta individualmente o en pareja, un profesional de la salud mental puede ayudarlo a obtener una imagen más clara de los problemas que pueden haber causado su primer divorcio.

También pueden ayudarlo a generar confianza y comunicación con su pareja actual, lo que puede ayudar a allanar el camino para una relación saludable y duradera.

Las estadísticas sugieren que los nuevos matrimonios tienen un alto riesgo de divorcio. Sin embargo, ser consciente de los obstáculos y estar preparado para manejar estos desafíos puede ayudar a que su nuevo matrimonio sea un éxito.

Habla abierta y honestamente con tu pareja sobre estos desafíos, incluidos los hijos y las finanzas, y cómo los manejarás como pareja si decides volver a comprometerte con el matrimonio una vez más.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas