Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

miércoles, 4 de agosto de 2021

Cuando el ronquido en los niños es un problema

 

Se estima que entre el 10% y el 12% de los niños roncan. La mayoría de estos niños están sanos y no presentan otros síntomas. Sin embargo, del 1% al 4% de los niños que roncan tienen apnea obstructiva del sueño (AOS). 

Ronquidos y apnea obstructiva del sueño

¿Cómo saber si su hijo es un roncador normal o tiene apnea obstructiva del sueño? Los niños que roncan y no tienen AOS deben estar bien, sin somnolencia diurna y deben tener patrones de sueño normales.

Por el contrario, los niños con AOS experimentan un sueño interrumpido por pausas, bufidos o jadeos. También pueden dejar de respirar temporalmente durante varios segundos. Los niños con AOS también pueden tener problemas de comportamiento, poca capacidad de atención y problemas para mantenerse despiertos u otros problemas relacionados con la fatiga en la escuela. 

Otros signos o síntomas pueden incluir:

  • amígdalas grandes y / o adenoides con respiración bucal frecuente, habla hiponasal y obstrucción nasal
  • dolores de cabeza matutinos
  • tener sobrepeso
  • mojar la cama

Evaluación de niños que roncan

Si usted o su médico sospechan que su hijo tiene AOS, las opciones de prueba incluyen un estudio del sueño durante la noche (polisomnografía nocturna). Desafortunadamente, puede ser difícil encontrar un hospital o centro que realice estudios pediátricos del sueño, a menos que viva en una gran área metropolitana. Como alternativa, su médico puede sugerirle que se realice una prueba de apnea del sueño en el hogar.

Otras pruebas pueden incluir grabar en audio o en video el sueño de su hijo (lleve las cintas a su médico para que lo ayude a interpretarlas), el uso de oximetría de pulso durante la noche para medir los niveles de oxígeno mientras duerme o simplemente realizar un estudio del sueño durante una siesta durante el día. Se ha demostrado que estas pruebas son útiles para diagnosticar la AOS, pero un niño aún puede tener AOS incluso si estos resultados son normales. Es posible que sea necesario realizar más pruebas si aún sospecha que su hijo tiene apnea del sueño.

Tratar a los niños que roncan

Una vez que se determine que su hijo tiene AOS, será el momento de discutir las opciones de tratamiento.

El tratamiento de primera línea generalmente incluirá la extirpación de adenoides y amígdalas agrandadas (adenoamigdalectomía). Su médico también puede recomendar la espera vigilante: en un ensayo de 2013, el 46% de los niños vieron que su sueño volvía a la normalidad después de siete meses mientras recibían la atención estándar, sin cirugía. Por el contrario, el 79% de las personas a las que se les extirparon las amígdalas recuperaron los patrones normales de sueño. 5 Si bien los niños que se sometieron a cirugía vieron mayores mejoras en el comportamiento y la calidad de vida, la cirugía no está exenta de riesgos.

Otros tratamientos pueden incluir tratar las alergias de un niño y ayudar a los niños con sobrepeso a perder peso. También puede intentar elevar la cabeza de un niño con almohadas durante el sueño para ayudar a aliviar las vías respiratorias, o hacer que duerma de lado en lugar de su espalda o estómago. Un tratamiento nocturno conocido como terapia de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) con una mascarilla nasal es otra opción de tratamiento para los niños que no pueden someterse a una cirugía o que continúan teniendo apnea obstructiva del sueño después de que se extirpan las adenoides y las amígdalas.

Los médicos que se especializan en el tratamiento de niños con AOS incluyen otorrinolaringólogos pediátricos (también llamados otorrinolaringólogos, especialistas en oído, nariz y garganta), neumólogos y neurólogos. Si su pediatra diagnostica a su hijo con apnea obstructiva del sueño, es probable que deba consultar a uno de estos médicos. Asegúrese de encontrar uno que tenga experiencia en el tratamiento de niños con este problema.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas