Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

viernes, 16 de julio de 2021

Exclusión social e intimidación en niños

 


Con respecto a las relaciones y el comportamiento humano, la exclusión social se refiere al acto de rechazar a alguien de las interacciones interpersonales. La exclusión social puede ser intencionalmente dañina o no. En algunos casos, la percepción que tiene un niño de la exclusión social puede ser el resultado, no de las acciones de sus compañeros, sino de malentendidos.


Exclusión social involuntaria
La exclusión social involuntaria se produce en muchas circunstancias, por ejemplo:

  • Cuando un niño parece no estar interesado en la interacción grupal y, por lo tanto, queda fuera de la interacción social porque parece ser lo que prefiere el niño.
  • Cuando las diferencias étnicas, económicas o sociales crean barreras tácitas entre grupos de niños (a menudo estas barreras reflejan el comportamiento de sus padres) 
  • Cuando los niños con discapacidades son rechazados por otros niños debido a la ansiedad, la ignorancia o la incertidumbre sobre cómo comportarse.
  • Cuando los niños se centran en sus propios intereses, dramas o grupos y, literalmente, desconocen las necesidades o esperanzas de los demás.
La exclusión social involuntaria se aborda con bastante facilidad a través de habilidades sociales y programas educativos que ayudan a los niños a ser más conscientes de los resultados de sus acciones o inacciones.

En algunos casos, puede ser necesario brindar lecciones específicas sobre discapacidades particulares; por ejemplo, puede ser útil proporcionar a los niños con un desarrollo típico información sobre la mejor manera de interactuar con un compañero de clase ciego o sordo. 

Exclusión social intencional
Cuando es intencionada, la exclusión social se considera una forma de agresión relacional o agresión social. La exclusión social intencionalmente dañina puede ser abierta, como no hablar con un individuo, o puede ser más sutil, como difundir rumores sobre una persona para que gradualmente sea rechazada.

Intimidación
El acoso es otra forma de exclusión social que puede ser particularmente dañina. El acoso puede tomar muchas formas, desde agresión física hasta intimidación y comportamientos sutiles que pueden no ser obvios para los espectadores externos. El  acoso también puede ocurrir después del horario escolar, en el hogar o en la comunidad.


 Por qué ciertos niños son atacados por los acosadores más que los demás

Ciberacoso
El ciberacoso es una forma perniciosa de exclusión social que puede conducir a graves humillaciones y, en algunos casos extremos, al suicidio.

Si su hijo tiene pensamientos suicidas, comuníquese con la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-8255 para recibir apoyo y asistencia de un consejero capacitado. Si usted o un ser querido está en peligro inmediato, llame al 911.

El acoso cibernético implica la difusión de rumores, el abuso y la victimización en línea. Es  posible que los adultos no estén activos en los mismos sitios de redes sociales que sus hijos, por lo que es posible que no se den cuenta del acoso cibernético hasta que sea demasiado tarde.

La exclusión social la realizan con mayor frecuencia las niñas, especialmente cuando se las amenaza con ser rechazadas. Sin embargo, los niños también se involucran en la exclusión social intencional.

Contraatacar la exclusión social intencional
En situaciones en las que se excluye intencionalmente a su hijo, es importante recopilar los hechos antes de tomar medidas. Reunirse con el maestro de su hijo y / u otros miembros del personal de la escuela es un paso importante; También es posible que desee observar a su hijo en la escuela (si está dispuesto a permitirlo).  Deberá determinar:

  • Si los comportamientos de su hijo pueden ser la razón subyacente de la exclusión (en cuyo caso su hijo podría beneficiarse del entrenamiento en habilidades sociales)
  • Si un compañero en particular es el "cabecilla", presionando a otros compañeros para que excluyan a su hijo (en cuyo caso la intervención que incluya al cabecilla y sus padres puede ser útil)
  • Si su hijo está siendo excluido como resultado de una diferencia o discapacidad física o intelectual (en cuyo caso la educación, los programas de compañeros y las intervenciones sociales pueden ser útiles) 8
  • Si el acoso cibernético es parte del problema (en cuyo caso querrá monitorear las interacciones en línea de su hijo o, potencialmente, ponerles fin)
Además de actuar en el ámbito escolar, los padres pueden ayudar a sus hijos a afrontar la exclusión social al: 

  • Proporcionar un entorno de apoyo en el hogar sin prejuicios
  • Alentar a su hijo a participar en actividades comunitarias no relacionadas con la escuela
  • Ofreciendo a su hijo consejos y herramientas para la autodefensa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas