Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

miércoles, 28 de julio de 2021

¿Está bien mentirles a sus hijos alguna vez?

 

Ya sea que diga "el parque está cerrado" cuando sólo quiere irse a casa o que se quede "sin galletas" cuando sabe que su hijo ha comido demasiados dulces, la mayoría de los padres saben lo que es mentirles a sus hijos. A veces, canalizar tu Pinocho interior parece una mejor opción que lidiar con discusiones o rabietas . Especialmente cuando esas mentiras son por una dulce razón, como Santa Claus, el conejito de Pascua o el hada de los dientes.


La idea de mentirles a sus hijos suena dura, pero la mayoría de las veces, es una parte inofensiva de la crianza de los hijos. De hecho, un estudio publicado en el International Journal of Psychology encontró que el 84 por ciento de los padres estadounidenses que encuestaron les mienten a sus hijos para que se comporten bien. Esto también se conoce como "mentira instrumental". Si eso le suena a usted, ¡definitivamente no está solo!

Dicho esto, hay ciertos momentos en los que es aceptable desviar la verdad , mientras que en otros momentos los padres deben ser más honestos. Así es como puede navegar por esa distinción.

Las razones más comunes por las que los padres mienten
Los padres tienen una variedad de razones para mentir a sus hijos, ya sea para evitar una conversación incómoda o para poner fin a un colapso público. La última de esas dos razones fue la mentira más frecuente encontrada en el estudio del Journal of Psychology: los participantes les dijeron a sus hijos que se irían o se irían si su hijo no dejaba de portarse mal en público. (Lo cual, por supuesto, en realidad no hicieron).

Además, los investigadores también encontraron que una de las principales razones por las que los padres mintieron fue porque estaban estresados ​​por el comportamiento del niño, algo que cualquier padre probablemente podría dar fe.

Razones comunes por las que los padres mienten
  • Conveniencia ("La juguetería está cerrada").
  • Talento o habilidad ("¡Eres un gran jugador de fútbol!")
  • Temas incómodos (muerte, sexo, parto, etc.)
  • Tradiciones de la infancia (Papá Noel, el hada de los dientes, etc.)

¿Cuándo está bien mentirles a sus hijos?
Si bien la decisión de mentir depende en última instancia de usted, hay ciertas situaciones en las que se considera más aceptable. Por ejemplo, la historia ficticia de Santa Claus es universalmente conocida y muchos niños pequeños la aprenden de sus padres, ¡y está bien! (Siempre y cuando no esté usando a Santa para amenazarlos para que se comporten). Un estudio, publicado en Child Psychiatry and Human Development, encontró que los niños que finalmente descubrieron la verdad sobre Santa Claus reaccionaron positivamente a la noticia.


Además, es realmente saludable participar en la fantasía con sus hijos. El mundo del juego de simulación de un niño pequeño desarrolla las habilidades de alfabetización, motricidad y pensamiento . Entonces, ya sea la historia de Papá Noel, el hada de los dientes o el duende del Día de San Patricio, es probable que no dañe a su hijo a largo plazo con este tipo de mentiras.


Cuando se trata de mentiras piadosas, la decisión es menos clara. Es importante considerar exactamente por qué podría decidir mentirle a su hijo y si tal vez una versión simplificada de la verdad podría ser una solución.


Utilice su mejor juicio 
Si está pensando en doblar la verdad o no, es útil que se haga algunas preguntas:


  • ¿Les está ayudando solo a corto plazo, lo que podría afectar las cosas en el futuro?
  • ¿Tu mentira los confundirá o les dará expectativas poco realistas de las personas?
  • ¿Es la mentira para ti o para ellos?
  • ¿Pueden comprender la verdad?
Muchas veces, la edad y el nivel de madurez de un niño determinan si una mentira es apropiada o no. Por ejemplo, probablemente no criticaría la obra de arte de un niño muy pequeño. Pero un niño pequeño puede entender que es hora de salir del parque para que pueda dirigirse a la tienda de comestibles. En última instancia, depende de usted decidir si su pequeño es capaz de toda la verdad y qué requiere la situación.

¿Cuándo se convierte la mentira en un problema?
Aunque la mentira de los padres es algo común en varias culturas, demasiada puede tener efectos negativos a largo plazo. En un estudio publicado en el Journal of Experimental Child Psychology, los investigadores encuestaron a 379 adultos jóvenes de Singapur que informaron que sus padres mintieron durante la infancia.

Descubrieron que los participantes a los que se les mintió cuando eran niños eran más propensos a mentirles a sus padres cuando eran adultos. El estudio también sugiere que la deshonestidad de los padres puede crear problemas de confianza y problemas para externalizar ciertas emociones, como la agresión.

Dicho esto, la correlación entre la inadaptación de los adultos y la naturaleza de las mentiras de sus padres aún no se ha estudiado. Por ejemplo, es posible que mentiras como "no hay más dulces en la casa" tengan un impacto menos negativo que amenazar con dejar a su hijo en público.

Cómo ser más honesto con sus hijos
La crianza de los hijos incluye mucho ensayo y error. Después de todo, ¡cada niño es diferente! Lo que funciona para su familia puede no funcionar para otros. Independientemente, todavía hay algunos consejos básicos para ayudarlo a ser un poco más honesto con sus hijos.

Considere su edad
Si tienen la edad suficiente para empezar a darse cuenta de tus mentiras, es hora de decir la verdad. A diferencia de los niños muy pequeños, los mayores pueden comenzar a darse cuenta de la deshonestidad, lo que los lleva a preguntarse por qué sus padres mienten. (Lo que puede causar muchos problemas de confianza ). En su lugar, ayúdelos a comprender su proceso de toma de decisiones de una manera que sea apropiada para el desarrollo.

Encuentra el equilibrio adecuado
Hay momentos en que los niños necesitan toda la verdad, pero no siempre. Como padre, es importante lograr ese equilibrio. Por ejemplo, las noticias suelen ser violentas y gráficas. Los niños no deben estar completamente protegidos , pero tampoco deben estar sobreexpuestos. Necesitan comprender la verdad del mundo, pero depende de usted decidir qué información comparte y cómo la comparte.

En esta línea, los problemas familiares como el divorcio también pueden discutirse de manera delicada. Por ejemplo, una mentira completa ("Mamá / Papá se va de vacaciones por un tiempo") no es el mejor enfoque. En situaciones como esta, es necesario ser honesto sobre lo que está sucediendo, pero también tratar de evitar decir los hechos con demasiada dureza.

Modele el comportamiento de decir la verdad
La mejor manera de generar más honestidad es ser un ejemplo. Los niños son seres visuales y aprenden más viendo que por lo que se les dice que hagan. Cuando actúas como un modelo a seguir para la honestidad (sin importar cuán difícil sea la situación), es más probable que ellos mismos sean sinceros. También les ayuda a desarrollar habilidades de comunicación efectivas y cómo lidiar con lo que sea que la vida les depare.

Cada familia es diferente y no existe un manual universal sobre cómo criar a los niños . Mentirles es un tema complejo y es casi imposible encontrar una solución que funcione en todas las familias. Al final del día, usted es quien mejor conoce a su hijo. Cada situación será diferente, pero al evaluar a su hijo y su relación, podrá determinar si la honestidad o una mentira piadosa es el mejor curso de acción. Siempre que tenga en cuenta sus mejores intereses, está tomando la decisión correcta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas