Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

martes, 6 de julio de 2021

El impacto del trastorno de pánico en las relaciones sociales

 

Cuando las personas están lidiando con emociones difíciles, ya sean sentimientos de ansiedad o tristeza, a menudo recurren a los demás en busca de consejo y amor. El apoyo social puede desempeñar un papel importante en el bienestar mental, por lo que puede ser tan importante para las personas que experimentan síntomas del trastorno de pánico .


Debido a la naturaleza de la afección, el trastorno de pánico a menudo puede causar aislamiento social. Si tiene un ser querido o conocido que tiene trastorno de pánico, hay cosas que puede hacer para ser un amigo que lo apoye.

Relaciones sociales y trastorno de pánico
Para una persona con trastorno de pánico, las relaciones sociales pueden ser una forma importante de afrontar los síntomas de la enfermedad. Algunas de las formas en que el apoyo social puede ayudar incluyen:

  • Las relaciones sociales pueden ayudar a proporcionar un amortiguador para suavizar los efectos negativos de la depresión y la ansiedad. 
  • También puede servir como una herramienta de regulación emocional , permitiendo a las personas manejar mejor los sentimientos de angustia. 
  • Los resultados de un estudio sugirieron que el apoyo social puede desempeñar un papel en la reducción de la gravedad de los síntomas en personas con trastorno de pánico. 
  • El apoyo social también puede ser útil cuando una persona está experimentando un ataque de pánico. Cuando alguien está teniendo un ataque de pánico , la experiencia puede ser intensa y abrumadora. Los síntomas como un corazón palpitante y dificultad para respirar pueden hacer que las personas sientan que su vida está en peligro.


Los ataques de pánico se confunden con frecuencia con un evento médico, como un ataque cardíaco. Pueden ser necesarios numerosos viajes a la sala de emergencias antes de que la persona sea diagnosticada adecuadamente con este trastorno de salud mental . Esto puede ser muy molesto para la persona que enfrenta el trastorno de pánico y también puede ser preocupante para la familia y otras personas importantes.


La familia y otras fuentes de apoyo social pueden tener un impacto significativo en el proceso de recuperación de las personas con trastorno de pánico. Es importante conocer las formas en que sus acciones pueden ayudarlos o dañarlos.

Hacer
Ofrecer seguridad

Escuchar

Ayúdalos a salir de la situación si quieren

Ayúdalos con ejercicios de relajación.

No
Diles que se calmen

Sugiere que están exagerando

Negar o restar importancia a sus sentimientos.

Juzgar o ridiculizar


Cosas a evitar
Si alguien a quien ama está lidiando con un trastorno de pánico, hay algunas cosas que debe evitar hacer. A veces, estas acciones pueden ser hirientes y dañar su relación. En otros casos, pueden empeorar los síntomas del trastorno de pánico.


No agraves la situación
Si te encuentras allí durante uno de sus ataques de pánico, es crucial que permanezcas tranquilo y sereno. Si una persona que sufre un ataque de pánico piensa que le tienes miedo o que estás enojado con ella, puede tener un efecto negativo en su bienestar.


Para los amigos y familiares, una de las formas más importantes en las que puede ayudar es mantener la calma y evitar unirse al pánico.

Concéntrate en ser un modelo de relajación.
Si se encuentra en un entorno en el que la otra persona tiende a ponerse ansiosa o entrar en pánico, elabore un plan para ayudarla a mantener la calma.
Si la persona necesita salir de la situación, ayúdela con una estrategia de salida.
Un ataque de pánico puede ser perturbador, tanto para la persona que lo padece como para los que están allí cuando ocurre, pero no pone en peligro la vida.

A veces puede ser una situación difícil de afrontar, pero es importante evitar parecer crítico o molesto. Las personas con trastorno de pánico a menudo se sienten indefensas y socialmente aisladas. Si sienten que están cargando a sus amigos y familiares, pueden aislarse más para evitar convertirse en una carga.

No minimices
La paciencia y la confianza son componentes vitales para ayudar a alguien a combatir el trastorno de pánico. Si una persona con trastorno de pánico se ve empujada a una situación para la que no está preparada, puede retirarse a medida que sus temores se intensifican.

Los síntomas solo pueden empeorar si los empuja apresuradamente a una situación de pánico o le dice a la persona que está siendo melodramático. En lugar de negar sus sentimientos, siga los siguientes pasos para permitir que la persona se sienta vista y escuchada:

  • Manténgase solidario.
  • Permítales el espacio para trabajar en algunos de sus propios problemas.
  • Tenga fe en que su ser querido se recuperará a su debido tiempo.
  • Qué puede hacer para ayudar
  • Hay muchos pasos que puede tomar para ayudar a una persona que padece un trastorno de pánico. Recuerde que las relaciones sociales pueden ayudar a la persona a sobrellevar la situación, así que busque cosas que pueda hacer que marquen una diferencia positiva.

Edúcate tu mismo
La mejor manera de comenzar a comprender por lo que está pasando una persona con trastorno de pánico es informarse sobre la afección. Aprender más sobre el trastorno de pánico puede ayudarlo a sentirse mejor preparado y más comprensivo.

Puede resultarle útil aprender otras cosas sobre la afección, que incluyen:

  • Conceptos básicos sobre el trastorno de pánico
  • Síntomas comunes
  • Opciones de tratamiento
  • Pronóstico
También puede resultarle útil y enriquecedor aprender sobre técnicas de relajación  que pueden ayudar a las personas que están teniendo un ataque de pánico. Conocer estas técnicas lo ayudará a comprender qué hacer y cómo puede ayudar cuando alguien que conoce está experimentando un ataque de ansiedad.

Escuchar
Cuando una persona comienza a sentir pánico, permítale expresar lo que le está sucediendo. Obtenga actualizaciones sobre cómo están preguntando: "¿Cómo se siente ahora?" A veces, hacer esto puede ayudarlos a concentrarse en algo más allá de las sensaciones físicas de pánico. Otras cosas que puede hacer:

  • Asegúreles que están a salvo.
  • Hágales saber que no dejará que les pase nada malo.
  • Escuche atentamente y reconozca sus miedos.
  • Ayuda con ejercicios de relajación
Antes de que ocurra otro ataque, planifique con anticipación y decida con ellos qué estrategias son más útiles para superar el pánico. Pregúnteles cómo puede ser más útil cuando ocurre un ataque de pánico. Durante el ataque:


Ayude a la persona con su respiración respirando profundamente con ella o contando mientras respira.
Use afirmaciones junto con ellas, diciendo "Estás a salvo".
Siempre puede simplemente echarles una mano consiguiéndoles un asiento, ayudándoles a llegar a un área donde se sientan seguros o llevándoles un vaso de agua.

Ofrezca aliento
El trastorno de pánico se supera en pequeños pasos. Recuerde reconocer las pequeñas victorias de la persona. Por ejemplo, una persona que a menudo entra en pánico en un automóvil puede acceder a dar una vuelta corta a la cuadra. Este pequeño movimiento hacia adelante puede que no le parezca un gran progreso, pero sigue siendo un paso hacia el crecimiento.

Puede ayudar ofreciendo elogios en el camino a medida que el individuo trabaja progresivamente hacia sus metas. Reforzar los pasos positivos puede ayudar a mejorar el sentido de confianza de una persona con el tiempo, a medida que la persona se vuelve más segura de sí misma y comienza a dar más pasos hacia la recuperación.

Cómo puede ayudar la terapia
Las parejas y familias que enfrentan el trastorno de pánico pueden beneficiarse enormemente de la terapia. A través de la intervención terapéutica, la familia puede trabajar junta en la planificación del tratamiento y la recuperación. Los tipos de terapia que se utilizan a menudo para el trastorno de pánico incluyen:

La terapia familiar para brindar educación, abordar las necesidades de dependencia del miembro de la familia con trastorno de pánico, problemas de apoyo y problemas de comunicación puede ser beneficiosa como tratamiento complementario.
La terapia individual también puede beneficiar a quienes tratan con un ser querido con trastorno de pánico, ya que les permite compartir abierta y honestamente sus preocupaciones y frustraciones sin temor a herir sus sentimientos.
La terapia grupal que se enfoca en apoyar a las familias que están lidiando con un miembro con un trastorno mental también puede ser útil.
Los grupos de apoyo que se ofrecen a través de organizaciones de defensa, como la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI), pueden ayudar a las personas con trastorno de pánico y a los miembros de la familia a normalizar las experiencias y ayudar al individuo a saber y darse cuenta de que no están solos.
Recuerda cuidarte
Es importante que mantenga su propia calidad de vida mientras su ser querido resuelve este problema. Cuidar de sí mismo y de sus prioridades puede ayudar a aliviar los sentimientos de resentimiento o molestia. Algunas cosas que debes hacer:

Cíñete a tus planes , independientemente de cómo se sienta la persona. No reorganice completamente su vida para evitar la ansiedad de otra persona. Por ejemplo, si tenía planes de salir con amigos o visitar a familiares, hágalo de todas formas incluso si tienen demasiado miedo de ir.
Establezca límites con ellos , como limitar la cantidad de llamadas telefónicas que atenderá mientras está en el trabajo o decidir qué días puede poner a su disposición para ayudarlos fuera de casa.
Aunque lidiar con un ser querido con trastorno de pánico puede ser exigente, ayudarlo a superarlo puede ser gratificante para su relación. Al apoyarlos en este viaje, puede mejorar la comunicación, fomentar la confianza y mejorar la intimidad. Con amabilidad, empatía, paciencia, comprensión y amor, la familia y los amigos pueden servir como algunos de los instrumentos más efectivos para la recuperación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas