Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

miércoles, 28 de julio de 2021

Cómo volver a emplumar su nido vacío

 

Cuando se trata de la crianza de los hijos, no es raro que una gran parte de la identidad de una persona esté envuelta en ese rol. De hecho, muchos padres describirían la paternidad como la cosa más importante, desafiante, lenta y significativa que harán en su vida. Pero también pasa muy rápido.


Un día estás cambiando pañales y al siguiente estás viendo a tu último año graduarse de la escuela secundaria . Durante 18 años o más, su vida ha girado en torno a los viajes en automóvil compartido, las tareas y las actividades extracurriculares. Y luego, de repente, los aspectos cotidianos de ese rol cambian drásticamente cuando deja a su hijo adolescente en la universidad.

No es sorprendente que muchos padres experimenten una profunda sensación de pérdida e incertidumbre cuando su último, o único, hijo abandona el nido. Aunque el objetivo final de la crianza de los hijos es criar adultos jóvenes sanos e independientes , esta transición sigue siendo desafiante y, a veces, incluso desgarradora, lo que hace que muchos padres luchen contra el síndrome del nido vacío. 

Por esta razón, los padres deben prepararse para esta transición inevitable buscando formas de agregar significado a sus vidas, especialmente si gran parte de su identidad estaba envuelta en la crianza de sus hijos. Si está luchando con esta nueva temporada en su vida, aquí hay algunas formas en que puede abordar el síndrome del nido vacío y dar nueva vida a su hogar.

Reconocer que la crianza de los hijos todavía es necesaria
Quizás lo más grande con lo que los padres luchan es creer que su trabajo está hecho o que ya no son necesarios en la vida de sus hijos. Sin embargo, esto está muy lejos de la verdad. Incluso cuando sus hijos están fuera de la casa, aún lo necesitan.

Y, si todavía están en la universidad, probablemente estarán en casa de vez en cuando. Entonces, en lugar de asumir que su rol está completo, reconozca que todavía le queda mucho por hacer como padre. Si bien puede parecer más una tutoría que una paternidad , sigue siendo importante. Manténgase conectado con su joven adulto y busque formas de apoyarlo en sus aventuras.


Permítete llorar
Querer llorar cuando sus hijos abandonan el nido es una reacción normal. En lugar de negar sus sentimientos o tratar de reprimirlos, es importante honrarlos. Permítase sentirse triste y afligido por los cambios que se están produciendo. Esta experiencia es normal, pero no durará mucho mientras se adapte a su nuevo rol.


Además, asegúrese de ser suave consigo mismo. Nunca antes ha estado en esta etapa de la paternidad, por lo que es normal sentirse vacío e inseguro. La clave es reconocer esos sentimientos y permitirse experimentarlos sin permanecer allí indefinidamente. Con el tiempo, la tristeza desaparecerá a medida que se adapte a su nueva realidad.

Reaviva las cosas con tu pareja
No es infrecuente que su matrimonio quede relegado a un segundo plano cuando está en medio de la crianza de sus hijos. Ahora que tu nido está vacío, es el momento perfecto para volver a concentrarte en tu relación. Si bien puede ser necesario un poco de ajuste para estar solos juntos durante períodos tan largos de tiempo, será genial para ambos a largo plazo. Reserve tiempo para hacer cosas juntos e incluya citas nocturnas en sus planes.


Desafortunadamente, algunos matrimonios pueden estancarse sin los niños que los mantengan unidos. De hecho, alrededor del 25 por ciento de los divorcios en los EE. UU. Ocurren cuando las parejas alcanzan la etapa de los hijos a la universidad en su matrimonio. 2 Si se encuentra en esta situación, comuníquese con un profesional que pueda ayudarlo a procesar sus sentimientos y abordar sus conflictos. Con tiempo y esfuerzo, puede reavivar su romance y profundizar su conexión.


Persiga sus intereses
La crianza de los hijos requiere mucho tiempo, por lo que es muy probable que haya descuidado sus intereses y pasatiempos para concentrarse en su familia. Pero después de años de poner las necesidades de los demás por encima de las tuyas, finalmente tienes tiempo para concentrarte en las cosas que disfrutas. Aprovecha esta oportunidad.

Si no está seguro de cuáles son sus intereses, tómese este tiempo para explorar cosas nuevas. Empiece por crear una lista de sueños de las cosas que siempre ha querido hacer o intentar, pero que no pudo debido a otros compromisos en su vida. Es posible que desee tomar una clase de cocina, aprender a pintar con acuarelas o volver a la escuela. Las opciones son infinitas, así que sé creativo.

Vuelve a conectarte con amigos
La crianza de los hijos deja poco tiempo para pasar tiempo en entornos sociales, pero ahora que sus hijos han dejado el nido, tendrá más tiempo para tomar un café, almorzar e incluso cenar con sus amigos. Esfuércese por poner algunas cosas en el calendario. Si lo hace, tendrá algo que esperar.

También debe hacer un esfuerzo por comunicarse con sus amigos de manera regular. Envíe un mensaje de texto para registrarse o llamarlos, especialmente si están entrando en la misma etapa de la vida que usted. Ayuda hablar con alguien que está experimentando las mismas cosas. Juntos, pueden apoyarse mutuamente y compartir consejos sobre lo que funciona y lo que no.

Además, las investigaciones sugieren que las conexiones sociales tienen un impacto positivo en su salud. Además de reducir los niveles de estrés dañino, conectarse con amigos puede desencadenar la liberación de hormonas reductoras del estrés. 

Planea un viaje
A veces, lo que necesitas para hacer frente a los cambios en tu vida es un cambio de escenario. Ya sea que planee unas vacaciones o un viaje de un día a una comunidad cercana, salir y hacer algo diferente tiene una forma de hacer que las personas se sientan más ligeras y llenas de esperanza.

De hecho, algunos psicólogos indican que viajar a un lugar nuevo tiene una serie de beneficios para la salud mental. Una encuesta de casi 500 adultos en los EE. UU. Encontró que viajar mejoraba la energía, la concentración, la atención e incluso la empatía. Mientras tanto, otra investigación sugiere que viajar, especialmente experimentar culturas extranjeras, facilita la creatividad.

Busque ayuda
No es raro que las personas se sientan estresadas, ansiosas o incluso deprimidas cuando sus hijos se mudan. Si tiene una sensación de pérdida, no está solo. Permítete llorar y sentirte triste. Muchas personas también experimentan otras transiciones al mismo tiempo que sus hijos se mudan, como la jubilación, la menopausia o un padre anciano que ahora necesita atención, por lo que estos cambios pueden aumentar sus niveles de estrés y ansiedad.

Recuerde, cuando cambien sus roles de larga data, seguramente requerirá algún ajuste. Si tiene dificultades para adaptarse, tiene ganas de llorar todo el tiempo o simplemente no puede deshacerse de la sensación de tristeza, es posible que desee ponerse en contacto con un profesional de la salud mental que pueda ayudarlo a procesar sus sentimientos y ofrecerle apoyo. Con un poco de paciencia y cuidado personal, puede abrazar su nido vacío con entusiasmo y esperanza.

Tener un nido vacío toma por sorpresa a la mayoría de los padres, a pesar de que saben que se acerca. Para la mayoría, parece que en un momento estás preocupado por las siestas y escoger un jardín de infancia y al siguiente estás dejando a tu hijo en la universidad y preparándote para despedirte.

Si se encuentra en esta situación, respire profundamente y relájese. Si bien tomará algún tiempo acostumbrarse a esta nueva temporada en su vida, también puede ser un momento de gran crecimiento y exploración. Seguro, tendrás días en los que todo lo que tengas ganas de hacer sea llorar, pero a medida que pasen los días, pronto disfrutarás del hecho de poder hacer algunas cosas para las que no tenías tiempo en el pasado. Es más, seguirás criando a tus hijos, solo que ahora de una manera muy diferente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas