Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

viernes, 9 de julio de 2021

Cómo olvidar un mal recuerdo

 

¿Alguna vez te has sentido avergonzado por un mal recuerdo ? ¿Estás caminando por la calle cuando, de repente, te asalta una ola de vergüenza por algo que hiciste hace semanas, meses o incluso años?


Si es así, no estás solo. Casi todo el mundo ha experimentado estos "ataques de vergüenza" al menos una vez, si no varias veces. Para algunos, estos malos recuerdos se desvanecen con el tiempo. Sin embargo, especialmente si tiene un trastorno de ansiedad social (TAE), es posible que sienta que está reviviendo constantemente sus momentos más embarazosos.

Recuerdos sociales negativos
Es posible que tenga dificultades para tratar de olvidar un mal recuerdo, tenga o no SAD. Puede parecer que ha acumulado un "banco de memoria" lleno de todas las situaciones que recuerda como vergonzosas y embarazosas.

Si bien los recuerdos específicos que se quedan contigo variarán de persona a persona, algunos ejemplos incluyen los siguientes. Estos pueden ser subjetivos, de modo que solo tú verías el aspecto negativo de la situación o podrían ser abiertamente traumatizantes, como ser objeto de burla:

  • Cometer un error en una situación social, como llamar a alguien por el nombre equivocado
  • Congelamiento durante una situación de actuación
  • Ser rechazado por alguien, particularmente en una relación romántica.
  • Creer que los demás estaban al tanto de sus síntomas de ansiedad , como darse la mano o sonrojarse
Ser intimidado o burlado por sus compañeros
Después de este tipo de eventos, cuando los recuerde, puede decirse cosas como:


  • "¿Por qué dije / hice eso?"
  • "Soy tan vergonzoso"
  • "¿Por qué no puedo interactuar fácilmente con los demás?"

En esencia, sigues reviviendo esos recuerdos vergonzosos y es posible que sientas que no puedes apagar tu cerebro.

Oxitocina y malos recuerdos
Si bien en general se ha anunciado que la hormona oxitocina tiene una influencia positiva en situaciones sociales, investigaciones recientes han señalado su potencial para incrustar recuerdos sociales negativos en las personas con TAE.


De esta manera, la oxitocina puede tener el efecto de causar dolor emocional y podría ser la razón por la que las situaciones sociales estresantes permanecen con nosotros mucho después del evento original, e incluso pueden desencadenar ansiedad y miedo en el futuro. 

Investigación en ratones
En un estudio publicado en la revista Nature Neuroscience  en 2013, se estudiaron  ratones con niveles variables de receptores de oxitocina (sin receptores, receptores aumentados, niveles normales de receptores) en el cerebro para examinar los efectos del miedo y la ansiedad. 


En el primer experimento, los ratones se colocaron en una situación con ratones agresivos en la que experimentaron una derrota social, creando una situación social estresante. A los ratones a los que les faltaban los receptores de oxitocina no les habría entrado nada de oxitocina en sus cerebros.


Seis horas más tarde, los investigadores volvieron a colocar a los ratones con los ratones agresivos. Lo que encontraron fue que los ratones sin receptores no mostraban signos de miedo. Los ratones con receptores adicionales muestran mayores niveles de miedo. Finalmente, los ratones con cantidades normales de receptores mostraron un nivel típico de miedo.

En un segundo experimento, los investigadores pudieron demostrar que la oxitocina en una situación social estresante podía incluso transferir el miedo a una situación posterior; en el caso de los ratones, se trataba de una descarga eléctrica. Nuevamente, los ratones sin receptores no mostraron signos o recordaron tener miedo a la descarga eléctrica.

Investigación en humanos
Por el contrario, un estudio de 2017 administró oxitocina en la nariz de los hombres. Primero, a estos hombres se les mostró un estímulo neutral (imágenes de caras y casas) que a veces se combinaba con una descarga eléctrica. Luego, los sujetos recibieron una sola dosis de oxitocina o un placebo. Luego, se sometieron a una terapia de miedo a la extinción mientras recibían resonancias magnéticas. 

Una vez más se les mostraron las fotos, pero sin el emparejamiento de la descarga eléctrica. Lo que encontraron fue que los sujetos que recibieron la oxitocina tenían una mayor actividad en la corteza prefrontal (para controlar el miedo) y una menor capacidad de respuesta en la amígdala cuando se les mostraban las imágenes. Esto sugirió que una sola dosis de oxitocina fue eficaz para mejorar el uso de la terapia basada en la extinción para el miedo y la ansiedad.

Si bien estos resultados (ratones frente a hombres) pueden parecer contradictorios, esto podría relacionarse con el momento de la dosis de oxitocina. Si los hombres que recibieron oxitocina la hubieran recibido al mismo tiempo que la descarga eléctrica, ¿el recuerdo de la descarga se habría quedado con ellos por más tiempo? La respuesta a este problema no está clara.

Oxitocina y miedos sociales
¿Qué nos dice esta investigación sobre nuestro propio miedo, ansiedad y su relación con los malos recuerdos?

Parece que la oxitocina puede fortalecer la memoria social en el cerebro (específicamente, en el tabique lateral), o tener el efecto de intensificación o amplificación. Esto es importante ya que se sabe que el estrés social crónico causa ansiedad y depresión. Este efecto también parece durar mucho tiempo, al menos seis horas.

Este tipo de investigación también sugiere que así como la ansiedad social parece tener un componente genético, se deduce que la capacidad de su cerebro para acceder a la oxitocina podría relacionarse con qué tan bien codifica los malos recuerdos en situaciones sociales, de modo que pueden causarle miedo en el futuro.

Si los eventos sociales negativos pasados ​​juegan un papel central en el TAE, tiene sentido que la eliminación de los recuerdos de estos eventos ayude a disminuir su ansiedad:

Si tiende a tener flashbacks o "ataques de vergüenza" sobre situaciones vergonzosas del pasado, puede ser útil llevar un diario en el que también registre eventos felices o positivos. Siempre que recuerde un recuerdo negativo, intente seguir con uno positivo.
En respuesta a los flashbacks, también podría tener algunas frases que se repita a sí mismo, como "ese evento no me define".
También puede intentar practicar la atención plena cuando los recuerdos regresen a usted. En lugar de permitirse concentrarse en la memoria, intente llamar la atención sobre algo del momento presente, como una vista o un olfato.
Si todavía tiene dificultades, intente emplear un enfoque cognitivo-conductual y pregúntese: "¿Alguien más que yo realmente recuerda esa situación o piensa en ella?"
Por último, si te encuentras siendo víctima de la necesidad de ser perfecto y tus recuerdos se centran en momentos en los que has cometido errores, intenta cometer errores y hacer las cosas mal a propósito. Con el tiempo, si estás buscando avergonzarte, los recuerdos de esas situaciones tendrán un sabor diferente. Dígase a sí mismo que merece la aceptación social ahora, en este momento, en lugar de en algún momento futuro cuando se haya convertido en la persona "perfecta".
Por encima de todo, no use estrategias negativas para olvidar los malos recuerdos, como el abuso de drogas o alcohol.
 Los 9 mejores programas de terapia en línea Hemos probado, probado y escrito reseñas imparciales de los mejores programas de terapia en línea, incluidos Talkspace, Betterhelp y Regain.

Variaciones genéticas y malos recuerdos
¿No sería maravilloso borrar por completo todos tus recuerdos negativos? Si bien eso puede parecer ciencia ficción, la medicina moderna puede estar más cerca de lograrlo de lo que se imagina.

La investigación ha demostrado que una variación del gen del factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF) está relacionada con la generación del miedo. La terapia génica BDNF podría usarse en el futuro, alterando genes que contribuyen al miedo y la ansiedad.

De la misma manera, se ha demostrado que la vía del gen Tac2 reduce el almacenamiento de recuerdos traumáticos. Como resultado, un medicamento que bloquee la actividad de esta vía podría prevenir el almacenamiento de recuerdos traumáticos en primer lugar. Si bien esto sería más útil para el trastorno de estrés postraumático (TEPT), este tipo de investigación también puede eventualmente informar recuerdos negativos en el SAD.

Sin embargo, no se preocupe, esos malos recuerdos no se borran para siempre. Todavía están almacenados en algún lugar, pero ya no son accesibles.

 ¿Te atormentan los recuerdos de errores que cometiste en el pasado? Si bien es normal pensar en los errores del pasado, insistir en ellos hasta el punto de que causen miedo y ansiedad intensos en el presente no lo es.

Si nota que estos pensamientos se vuelven más frecuentes e interrumpen su vida diaria, considere consultar con su médico. En particular, reunirse con un terapeuta que se especializa en SAD puede ser útil para generar estrategias para enfrentar mejor estos recuerdos negativos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas