Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

viernes, 30 de julio de 2021

Cómo crear tiempo uno a uno con cada uno de sus hijos

 

Muchos padres están plagados de culpa porque sienten que deberían pasar más tiempo con sus hijos. No es de extrañar por qué. La idea de que necesita pasar una gran cantidad de tiempo con sus hijos está impregnada de la cultura de crianza de los hijos actual.


Además de la noción de que debe pasar innumerables horas con sus hijos, también existe la noción de que el tiempo que pasan juntos siempre debe incluir actividades especiales. Los especialistas en marketing han descubierto cómo aprovecharse de las inseguridades de los padres de que no están haciendo suficientes cosas especiales con sus hijos. Desde complejos turísticos de vacaciones hasta costosos productos de recreación familiar, muchos anunciantes intentarán convencerlo de que sus productos o servicios lo ayudarán a pasar tiempo de calidad con sus hijos.

Pero existe alguna evidencia de que pasar todo el día todos los días con sus hijos no necesariamente les da más confianza en sí mismos. Tampoco los hace sentir más amados ni les da una ventaja académica. Hablaremos de esto en breve.

Por supuesto, es importante pasar tiempo a solas con sus hijos. Brindarles atención individual es clave para ayudarlo a desarrollar una relación saludable . También puede ayudar a los niños a sentirse amados y puede ayudarlos a desarrollar la confianza en sí mismos.

Y aunque no existe una forma correcta o incorrecta de pasar el tiempo con su hijo, aquí hay algunas estrategias que pueden ayudarlo a encontrar tiempo uno a uno para cada uno de sus hijos:


Apunta a la calidad por encima de la cantidad
Es mejor que le dé a cada niño 10 minutos de su atención total mientras espera en la fila del supermercado en lugar de pasar 5 horas en la misma habitación usando dispositivos electrónicos separados.


Preocúpese menos por estar físicamente presente durante horas y horas. En cambio, asegúrese de estar mentalmente presente cuando esté con su hijo.

Guarde su teléfono y dele a su hijo toda su atención. Su hijo se sentirá valorado y amado cuando le brinde una atención positiva y de alta calidad .

Concéntrese en escuchar a su hijo, hacer un buen contacto visual y participar en una interacción saludable durante su tiempo juntos, independientemente de lo que estén haciendo.

Investigación y evidencia
Un estudio de 2015 publicado en el  Journal of Marriage and Family , encontró que la cantidad de tiempo que los niños de tres a 11 años pasaban con sus padres no tenía un impacto medible en su bienestar emocional, comportamiento o éxito académico.


El estudio no discutió que el tiempo de calidad importa, pero encontró que la mera cantidad era mucho menos importante, al menos durante los años más jóvenes de un niño. Es la diferencia entre sostener a un bebé en su regazo durante horas mientras se desplaza por su teléfono e interactuar activamente con él durante un período de tiempo más corto. Los investigadores encontraron que los adolescentes que pasaban más tiempo con sus madres exhibían niveles más bajos de conducta delictiva .


Un estudio de 2016 publicado en BMJ Open que se centró en los padres arrojó resultados similares. 3 Los investigadores encontraron que era la alegría del padre de ser padre lo que estaba relacionado con menos problemas de conducta en la escuela. La cantidad de tiempo que un padre y su hijo pasaban juntos influía mucho menos en el comportamiento del niño.


Programe 15 minutos todos los días con cada niño
Para algunas familias ocupadas, el tiempo uno a uno no sucederá a menos que esté en el horario. Si su día está ocupado o muy estructurado, es posible que su mejor opción sea reservar de 10 a 15 minutos para dedicarlos a cada niño.

Planifique su tiempo de acuerdo con el horario de todos y sus relojes biológicos. ¿Hay algún niño que se beneficiaría de alguna atención individual en la mañana antes de la escuela? ¿Hay algún niño que apreciaría pasar un buen rato justo después de la escuela? ¿Y antes de acostarse?

Elija una hora y márquela en su horario diario. Cuando comience a dedicar ese espacio de tiempo a su hijo, su hijo aprenderá rápidamente cuándo esperar su tiempo con usted.

Rotar tiempos o ser espontáneo
Si programar su tiempo a solas suena demasiado rígido, permita que su tiempo juntos sea más espontáneo, o rote quién puede pasar el tiempo con usted.

Puede comenzar individualmente después de la cena y dejar que los niños decidan quién va primero. O bien, puede tomar la decisión basándose en lo que todos hacen cada día.

No existe una forma correcta o incorrecta de prestarles a sus hijos una atención individualizada. La clave es elegir una estrategia que funcione mejor para usted y su familia.

Si no puede pasar tiempo a solas con cada niño todos los días, no se preocupe. Es posible que descubra que solo es realista hacerlo tres días a la semana o puede tener algunas semanas en las que todo lo que puede reunir es dos veces.

Únase a sus actividades o invítelos a unirse a usted
No necesita una actividad formal para que su tiempo juntos cuente como " tiempo de calidad ". En su lugar, puede participar mientras su hijo construye con bloques o colorea una imagen. También puede invitar a su hijo a que lo acompañe mientras limpia la cocina o sale a caminar.

La clave es hacer que su interacción sea positiva y saludable. No los obligue a hacer cosas que no quieren hacer. Si hace que un niño reacio lo ayude a preparar la comida, limpiar la casa o hacer mandados, es probable que el tiempo que pasen juntos no sea de alta calidad.

Sin embargo, si tiene un hijo al que le encanta ayudar con los proyectos, limpiar el baño juntos podría convertirse en un momento de calidad. Simplemente no haga del tiempo que pasan juntos una tarea que no le gusta a su hijo.

El tiempo a solas con niños mayores puede implicar simplemente hablar. Puede dedicar unos minutos a repasar el día de su hijo, hablar sobre temas relacionados con los amigos o discutir un tema que ambos disfruten.

Planifique más tiempo uno a uno
También puede decidir tener una “cita” mensual con cada niño. Su cita juntos podría incluir cualquier cosa, desde comer en un restaurante hasta jugar en el parque.

Para algunas familias, puede haber tiempo para celebrar citas semanales. Para otros, las reuniones individuales más largas solo pueden ocurrir trimestralmente. Nuevamente, decida qué es razonable para su familia y considere cómo hacerlo en términos de tiempo, presupuesto y logística.

Podrías darles a tus hijos la oportunidad de opinar sobre lo que les gustaría hacer contigo durante el tiempo que pasen juntos. Otra opción es incluir a un niño para que lo acompañe a hacer un mandado regular. Por ejemplo, el sábado puede convertirse en el día del desayuno y de las compras en el que se alterna qué niño va con usted cada semana.

Consejos para aprovechar al máximo su tiempo individual
Asegúrese de que su tiempo juntos sea positivo y agradable para ambos. El objetivo puede ser conocerse mejor y construir y mantener vínculos saludables.


Al igual que todas las relaciones, su relación con su hijo debe incorporar actividades positivas en conjunto. Aquí hay algunos pasos que puede seguir para aprovechar al máximo su tiempo de calidad juntos:

Mantenga a los otros niños ocupados. Es muy probable que sus otros hijos interrumpan su tiempo individual si están aburridos, celosos o necesitan hacer una pregunta. Explíqueles que todos tendrán su turno y que es importante respetar el tiempo de los demás. Puede experimentar dando tareas a los otros niños o encontrando una actividad que puedan jugar juntos para que pueda concentrarse en un niño a la vez.
Elogie el buen comportamiento. Elogie el buen comportamiento durante el tiempo que pasen juntos. Decir cosas como, "Oh, realmente me gusta la forma en que estás siendo tan paciente" o "Qué gran imaginación tienes", puede ser de gran ayuda para que tu hijo se sienta bien.
No se preocupe por la enseñanza. No cuestione a su hijo ni le pida que actúe. Hacer preguntas como "¿De qué color es ese?" o "¿Cuántas monedas es esto?" interferirá con su tiempo de calidad. En su lugar, involúcrese o simplemente comente sobre lo que está haciendo su hijo de una manera positiva sin presionarlo para que muestre sus conocimientos.
Ignore la mala conducta menor. Si su hijo hace algo que es un poco molesto o desagradable, ignórelo . Mire para otro lado, finja que no lo oye y desconéctelo. Tan pronto como su hijo comience a comportarse, vuelva a llamar su atención. Esto le mostrará a su hijo que el buen comportamiento atrae su atención, no el mal comportamiento.
Utilice consecuencias cuando sea necesario. Si su hijo rompe algo a propósito o se vuelve agresivo, use un tiempo fuera o quítele un privilegio. Muéstrele a su hijo que el comportamiento inaceptable tiene consecuencias, incluso cuando ocurre durante su tiempo especial juntos.
No haga que el uno a uno dependa del buen comportamiento. Es probable que haya días en los que piense que el mal comportamiento de su hijo no justifica un tiempo de calidad con usted. Pero esos son los días en que su hijo probablemente necesite más tiempo de calidad con usted. Las consecuencias negativas, como el tiempo fuera, realmente solo funcionan cuando su hijo tiene suficiente tiempo.
Silencia tus dispositivos digitales. Aunque puede parecer difícil de hacer, apagar sus dispositivos electrónicos (o simplemente silenciar su teléfono) puede ayudar a garantizar que su hijo reciba toda su atención. Es útil para los niños saber que durante 10 minutos cada día, son una prioridad principal en su vida, independientemente de cuántos correos electrónicos o mensajes de texto del trabajo reciba.
Trate de evitar el uso de dispositivos electrónicos. Si bien jugar un videojuego puede ser algo interactivo, busque cosas que hacer que no tengan que ver con la electrónica. El objetivo debe ser hablar, hacer contacto visual e interactuar entre sí, lo cual es difícil de hacer cuando estás frente a una pantalla .

No permita que la presión de tener tiempo a solas con su hijo le cause más estrés en la vida. En su lugar, manténgase enfocado en el objetivo general más grande: dedique tiempo a solas con cada niño cuando pueda. Y manténgase enfocado en la calidad de su tiempo juntos, más que en la cantidad.

Es posible que deba experimentar durante un tiempo para determinar qué funciona mejor para su familia en términos de horario. Pero, si lo mantiene, probablemente encontrará que reservar tiempo para brindarle a cada niño una atención individual es una inversión que vale la pena. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas