Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

miércoles, 23 de junio de 2021

Los tres subtipos de TDAH y cómo reconocerlos


El trastorno por déficit de atención / hiperactividad (TDAH) es un trastorno del comportamiento que causa síntomas de falta de atención, hiperactividad e impulsividad, todos los cuales varían en severidad e interfieren con las actividades diarias regulares.


El TDAH generalmente se desarrolla en la niñez, pero puede continuar hasta la edad adulta. Las personas con esta afección a menudo luchan con comportamientos impulsivos , son demasiado activas y les resulta difícil prestar atención. El TDAH no se ve igual en todos. El tipo de TDAH que tiene una persona depende de los síntomas y comportamientos principales que presente. 

Hay tres formas principales en las que se pueden presentar los síntomas del TDAH. Estas formas se denominaban anteriormente "subtipos" en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, cuarta edición (DSM-IV), pero se denominan "presentaciones" en el DSM-5 actual. Los usaremos como sinónimos aquí.

Los tres subtipos de TDAH
Como todos los síntomas del TDAH varían de una persona a otra, es importante conocer las características de cada presentación para que pueda reconocer con cuál podría estar tratando usted o un ser querido.

  • Falta de atención : los principales síntomas de este tipo incluyen falta de concentración, falta de atención frecuente y desorganización.
  • Impulsivo / hiperactivo: las personas que se ocupan de este subtipo no muestran falta de atención, pero están inquietas e inquietas. Este es el subtipo de TDAH más raro.
  • Combinado: este es el subtipo de TDAH más común, en el que las personas muestran síntomas de los otros dos tipos.
TDAH de tipo desatento
Las personas con esta presentación no muestran ningún signo de hiperactividad o impulsividad. En cambio, tienden a tener dificultades para mantener la concentración y estar atentos. A menudo es difícil para las personas con TDAH de tipo desatento prestar atención y participar en actividades organizadas durante largos períodos de tiempo.

Algunos comportamientos y síntomas que pueden presentar las personas con esta presentación de TDAH incluyen: 


  • Periodo de atención corto 
  • Distraido facilmente 
  • Incapaz de prestar mucha atención a los detalles 
  • Dificultad para escuchar cuando se le habla. 
  • Olvidadizo al realizar las actividades cotidianas 
  • A menudo es descuidado y pierde constantemente cosas como llaves, libros y teléfonos.
Tiene dificultades para participar en tareas y actividades organizadas. 
Le resulta difícil seguir las instrucciones 

TDAH de tipo impulsivo / hiperactivo 
Este es el tipo menos común de TDAH. Las personas con esta forma de la afección exhibirán comportamientos hiperactivos e impulsivos, pero no presentarán síntomas de falta de atención. Encontraría personas con esta forma de la afección que se mueven constantemente y se inquietan excesivamente.


Esta presentación se caracteriza típicamente por los siguientes síntomas de impulsividad: 


  • Interrumpir o entrometerse en otros 
  • Actuando sin pensar 
  • Estar impaciente y tener dificultad para esperar su turno. 
  • Dar la respuesta a una pregunta antes de que se haya completado

Los síntomas de hiperactividad suelen incluir los siguientes comportamientos: 

  • Inquietud 
  • Hablar excesivamente 
  • No poder concentrarse en una tarea a la vez 
  • Inquietud excesiva 
  • No poder participar en ninguna actividad en silencio 
TDAH de tipo combinado 
Ésta es la forma más común de la afección. Las personas con este tipo de TDAH experimentan una combinación de síntomas de impulsividad, hiperactividad y falta de atención.

Un diagnóstico de TDAH de tipo combinado en un niño requiere que estén presentes seis o más síntomas de falta de atención y seis o más síntomas de hiperactividad / impulsividad durante al menos seis meses. Los mayores de 17 años requieren cinco o más de cada uno.

Causas
Se desconoce la causa exacta del TDAH. Sin embargo, la investigación actual muestra que la genética podría desempeñar un papel en una persona que desarrolla la afección. 4 En otras palabras, si tiene antecedentes familiares de la afección, es más probable que la desarrolle.

También se ha informado que los niños con TDAH tienen niveles bajos de dopamina. Si bien esto podría no ser el único responsable de causar la afección, se cree que es un factor que contribuye al desarrollo del trastorno cerebral. 

La afección es más común en los niños que en las niñas y, a menudo, puede resultar en el desarrollo de otras afecciones como el trastorno de ansiedad , la depresión o el abuso de sustancias. Las niñas con la afección tienen más probabilidades de mostrar signos de falta de atención que hiperactividad o impulsividad. 

Otros factores que se cree que contribuyen al desarrollo de la enfermedad incluyen: 

  • Fumar o consumir alcohol durante el embarazo 
  • Heridas en la cabeza 
  • Bajo peso al nacer 
  • Exposición a toxinas ambientales ya sea a una edad muy temprana o durante el embarazo

Diagnóstico 
Si sospecha que su hijo tiene TDAH, deberá llevarlo a un pediatra calificado o un experto en salud mental para obtener un diagnóstico. Por lo general, pedirán un historial detallado de los síntomas de su hijo y lo someterán a una serie de pruebas para observar sus comportamientos. 

Los expertos médicos utilizan los criterios del DSM-5 para hacer un diagnóstico concluyente de TDAH. El manual detalla nueve comportamientos y síntomas de hiperactividad / impulsividad, así como nueve comportamientos y síntomas de falta de atención. 

A un niño se le diagnostica TDAH cuando muestra al menos seis de los comportamientos y síntomas enumerados para cada tipo. Si bien se requiere que un adulto o adolescente presente al menos cinco de estos síntomas, los síntomas también deben ser tan graves como para interrumpir el funcionamiento normal de una persona. 

Los síntomas del TDAH pueden comenzar a manifestarse entre los 3 y los 6 años y, a menudo, se confunden con un mal comportamiento. Si no se diagnostica ni se trata, la afección puede causar un rendimiento académico deficiente, dificultad para mantener relaciones saludables y comportamientos antisociales.  

Tratamiento 
Actualmente no existe cura para el TDAH, pero el tratamiento eficaz de la afección reducirá la gravedad de los síntomas y permitirá que una persona que vive con TDAH tenga un mejor funcionamiento diario.


El TDAH generalmente se trata con una combinación de medicamentos y terapia conductual. Sin embargo, no existe una forma de tratamiento única para todos. Encontrar el tratamiento ideal para usted o el TDAH de su hijo depende de muchos factores.

Su médico considerará su edad o la de su hijo, la gravedad de los síntomas y las intolerancias a los medicamentos antes de recomendar un plan de tratamiento. El tratamiento puede incluir una o una combinación de las siguientes opciones.

Medicamento 
Hay dos tipos de medicamentos que se usan típicamente para tratar el TDAH: estimulantes y no estimulantes. 

Medicamentos estimulantes: este es el tipo de medicamento más común que se usa para tratar el TDAH. Los estimulantes actúan aumentando la producción de dopamina y noradrenalina en el cerebro. Estos son mensajeros químicos que juegan un papel vital en la regulación del pensamiento y la atención. Algunos ejemplos comunes son Ritalin (metilfenidato), Adderall (anfetamina) y Dexedrine (dextroanfetamina).
Medicamentos no estimulantes : los no estimulantes pueden tardar un poco más en actuar que los estimulantes, pero son eficaces para mejorar el enfoque y la atención. Por lo general, se recomiendan para personas que experimentan efectos secundarios intolerables con los estimulantes. Los ejemplos incluyen Strattera (atomoxetina), Intuniv (guanfacina) y Qelbree (viloxazina).
Manejo del comportamiento 
Por lo general, se aconseja a los padres de niños con TDAH que tomen clases de manejo de la conducta para ayudar a su hijo con sus síntomas de TDAH en lugar de recurrir a un terapeuta conductual. El objetivo es reemplazar los comportamientos negativos por positivos. Esto se hace monitoreando sus acciones y participando en tareas prácticas que pueden mejorar los comportamientos negativos. 


Criar a un niño con TDAH puede ser un desafío, pero no imposible. Practicar hábitos saludables como hacer ejercicio con regularidad, llevar una dieta equilibrada y dormir lo suficiente también es importante para controlar los síntomas del TDAH.

Si sospecha que usted o su hijo presentan síntomas de la afección, debe consultar a un médico experto tan pronto como sea posible para obtener un diagnóstico y un plan de tratamiento adecuados. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas