Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

lunes, 7 de junio de 2021

Comprensión de la teoría de los rasgos del liderazgo

 

La teoría de los rasgos del liderazgo se centra en identificar diferentes rasgos y características de la personalidad que están vinculados al liderazgo exitoso en una variedad de situaciones. Esta línea de investigación surgió como uno de los primeros tipos de investigaciones sobre la naturaleza del liderazgo efectivo y está ligada a la teoría del liderazgo del "gran hombre" propuesta por primera vez por Thomas Carlyle a mediados del siglo XIX. 


Fundamento de la teoría del rasgo del liderazgo
Según Carlyle, la historia está formada por líderes extraordinarios. Esta capacidad de liderar es algo con lo que las personas simplemente nacen, creía Carlyle, y no algo que pudiera desarrollarse. Las ideas de Carlyle inspiraron las primeras investigaciones sobre el liderazgo, que se centraron casi por completo en los rasgos heredables.

La teoría del liderazgo de Carlyle se basó en el razonamiento de que:

Ciertos rasgos producen ciertos patrones de comportamiento .
Los patrones son consistentes en diferentes situaciones.
Las personas "nacen" con rasgos de liderazgo.
Incluso hoy en día, los libros y artículos promocionan las diversas características necesarias para convertirse en un gran líder, lo que sugiere que el liderazgo está predestinado de alguna manera en algunos (o al menos es más probable) mientras que es poco probable, si no imposible, en otros. 


Desde la publicación de la tesis de Carlyle, los psicólogos han examinado y discutido sobre la teoría del liderazgo basada en rasgos. Desde la década de 1940 hasta la de 1970, el psicólogo Ralph Melvin Stogdill sugirió que el liderazgo es el resultado de la interacción entre el individuo y la situación social y no simplemente el resultado de un conjunto predefinido de rasgos. 


Poco después, en la década de 1980, James M. Kouzes y Barry Z. Posner postularon que la credibilidad era un indicador clave de las habilidades de liderazgo, caracterizadas por rasgos tales como ser honesto, progresista, inspirador y competente. 

Rasgos de liderazgo
Si bien la lista de rasgos de liderazgo puede variar según la persona que la elabora, un estudio reciente describió los rasgos de comportamiento que separaban a los supervisores de nivel inferior de los supervisores de nivel superior. 


Según los investigadores, los rasgos más comúnmente asociados con un gran liderazgo incluyen:

Adaptabilidad y flexibilidad : los líderes eficaces no se quedan estancados en la rutina. Son capaces de pensar fuera de la caja y adaptarse rápidamente a situaciones cambiantes.
Asertividad : un gran líder es capaz de ser directo y asertivo sin parecer demasiado agresivo.
Capacidad para motivar a las personas : un gran líder sabe cómo inspirar a los demás y motivarlos a dar lo mejor de sí mismos.
Coraje y resolución : Los mejores líderes son valientes y están comprometidos con los objetivos del grupo. No se esconden de los desafíos.
Creatividad : Quizás lo más importante es que los grandes líderes no solo poseen su propia creatividad, sino que también pueden fomentar la creatividad entre los miembros del grupo. 5
Capacidad de decisión: un gran líder es capaz de tomar una decisión y confía en sus elecciones.
Deseo de aceptar la responsabilidad : los líderes fuertes asumen la responsabilidad y no pasan la culpa a otros. Defienden su éxito y se hacen cargo de sus errores.
Estabilidad emocional : además de ser confiables en general, los líderes fuertes pueden controlar sus emociones y evitar reacciones exageradas.

Inteligencia y juicio orientado a la acción : Grandes líderes e inteligentes y toman decisiones que hacen avanzar al grupo.
Necesidad de logro : los líderes fuertes tienen la necesidad de tener éxito y ayudar al grupo a alcanzar sus metas. Realmente se preocupan por el éxito del grupo y están comprometidos a ayudar al grupo a alcanzar estos hitos.
Habilidades interpersonales: excelentes habilidades interpersonales son esenciales para liderar con eficacia. Los grandes líderes saben cómo interactuar bien con otros líderes y con los miembros del equipo.
Perseverancia : los líderes fuertes se mantienen firmes, incluso cuando las cosas se ponen difíciles o el grupo enfrenta obstáculos importantes.
Confianza en sí mismos : muchos de los mejores líderes son extremadamente seguros de sí mismos. Debido a que tienen confianza en sí mismos, los seguidores a menudo comienzan a compartir esta fe en sí mismos.
Competencia en la tarea : un gran líder es hábil y capaz. Los miembros del grupo pueden buscar en el líder un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas.
Confiabilidad : los miembros del grupo deben poder depender y confiar en la persona que los dirige.

Comprender a sus seguidores y sus necesidades : los líderes efectivos prestan atención a los miembros del grupo y se preocupan genuinamente por ayudarlos a tener éxito. Quieren que cada persona del grupo tenga éxito y desempeñe un papel en el avance de todo el grupo.
Controversia sobre la teoría del rasgo
Los primeros estudios sobre liderazgo se centraron en las diferencias entre líderes y seguidores con el supuesto de que las personas en posiciones de liderazgo mostrarían más rasgos de liderazgo que aquellas en posiciones subordinadas.

Sin embargo, lo que encontraron los investigadores fue que había relativamente pocos rasgos que pudieran usarse para distinguir entre líderes y seguidores. Por ejemplo, los líderes tienden a ser grandes comunicadores. 6  Los líderes también tienden a ser más altos en rasgos como la extroversión , la confianza en sí mismos y la altura, pero estas diferencias tienden a ser pequeñas.

Hay defectos obvios en la teoría basada en rasgos. Si bien los proponentes sugieren que ciertos rasgos son característicos de los líderes fuertes, aquellos que poseen los rasgos no siempre se convierten en líderes.

Algunos han sugerido que esto puede deberse a variables situacionales en las que las habilidades de liderazgo solo surgen cuando surge una oportunidad de liderazgo (como en la guerra, durante una crisis política o en ausencia de liderazgo). 

Mientras tanto, otros han adoptado un enfoque de contingencia para el liderazgo en el que ciertos rasgos pueden ser más efectivos en algunas situaciones y menos en otras. Las opiniones varían sobre cuáles son esos rasgos y hasta qué punto pueden predecir el éxito, si es que lo hacen.

Liderazgo en la era de Internet
Más controvertido aún es el argumento de que algunas personas no tienen los rasgos para convertirse en líderes. 2  Tal creencia pasa por alto inherentemente las desigualdades sociales y económicas que limitan, si no borran por completo, el potencial de una persona para liderar.

También pasa por alto la economía cambiante y cómo se define el liderazgo cuando las conexiones se hacen hoy tanto en línea como fuera de línea.

A medida que los medios de liderazgo continúan cambiando (como las redes sociales y el comercio electrónico), los rasgos necesarios para tener éxito son diferentes simplemente porque hay menos intermediarios. Dentro de este ámbito, la capacidad de influir es posiblemente más importante que la capacidad de liderar.

Si bien estos rasgos a menudo están relacionados con un liderazgo eficaz, es importante tener en cuenta que pocos líderes poseen todos estos rasgos. Generalmente, un líder fuerte tendrá muchas de estas cualidades.

Pero algunos aspectos de la situación también juegan un papel importante a la hora de determinar si las personas pueden liderar bien. En muchos casos, es la interacción entre estos rasgos y la situación lo que determina la calidad del liderazgo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas