Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

viernes, 21 de mayo de 2021

Un estudio a gran escala encuentra poca diferencia entre los cerebros masculinos y femeninos

 

Conclusiones clave

  • Un estudio reciente encontró que el sexo representa aproximadamente el 1% de la variación en la estructura del cerebro.
  • Hay poca diferencia entre sexo y género.
  • La sociedad juega un papel importante en la forma en que las personas eligen criar a sus hijos y en la forma en que interactuamos entre nosotros, en lugar de diferencias fisiológicas o psicológicas.

Con dichos normalizados como que los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus, nos hacen creer que existen diferencias psicológicas inherentes entre los sexos. Aceptamos la noción de que los niños serán niños y que las mujeres son automáticamente más cariñosas, pero una meta-síntesis reciente de tres décadas de investigación, publicada en Neuroscience and Biobehavioral Reviews  titulada "Dump the Dimorphism", encontró una variación biológica sorprendentemente mínima entre cerebros masculinos y femeninos.

El dimorfismo se define como cuando, "... los dos sexos de una especie difieren en la apariencia externa. Aunque cierto dimorfismo sexual es el resultado de la selección natural, se cree que la mayoría ha evolucionado a través de la selección sexual". Esta idea es de larga data, lo que resulta en una comprensión aparentemente clínica de que lo que se considera "masculino" y "femenino" son inherentemente diferentes.

El trabajo dentro de este estudio reciente muestra formas en las que ese no es el caso. En términos más generales, estos hallazgos contribuyen a la creciente conversación social sobre el binario de género y nos presiona aún más para considerar por qué estamos tan acostumbrados a pensar que los hombres y las mujeres son tan diferentes.

¿Qué mostró el análisis?

Este estudio, en última instancia, refuta la suposición de que existen marcadas diferencias entre el tamaño y la estructura de los cerebros conectados únicamente al sexo asignado a una persona al nacer.

Los datos de estudios anteriores han mostrado algunas variaciones entre hombres y mujeres basadas en resonancias magnéticas estructurales y funcionales, que sirven como una explicación de por qué hay diferentes tasas de afecciones como el TDAH, la ansiedad, los trastornos alimentarios y la depresión entre "hombres" y "mujeres". ”Cerebros.

Los estudios, por ejemplo, han demostrado que los cerebros masculinos tienden a ser un promedio de 4% más grandes,  pero esto tiene más que ver con el tamaño promedio de los hombres y no está ligado a un mayor intelecto o capacidad cognitiva.

Este estudio es un seguimiento de investigaciones anteriores que muestran que en realidad hay muy poca diferencia entre hombres y mujeres en lo que respecta a patrones de comportamiento, personalidad o cognición. 

Condicionamiento social

Miles de años de historia humana contribuyen a cómo nos adherimos a ciertas normas de género, lo que afecta la forma en que interactuamos entre nosotros. La consejera Sabrina Sarro, LCSW dice que la sociedad dominada por hombres y blancos ha llevado a la idea de que los cerebros masculinos son "más grandes, más fuertes, más inteligentes y, en general, más superiores".

Es por esto que vemos un efecto en la forma en que criamos a nuestros hijos de diversos géneros. Considere la frase común, "los niños serán niños". Esto a menudo entra en juego después de una situación en la que los niños varones han causado lo que puede percibirse como un problema para una niña, pero en cambio se ignora como un comportamiento expectante.

Esto se traslada fácilmente a la edad adulta, pero en relación con conductas que pueden ser más dañinas, como la agresión o la hipersexualidad. Sarro dice: " Esto informa cómo socializamos a los niños y niñas". La sociedad nos dice y nos muestra cómo los niños de cierto género "deberían" actuar o ser, dice.

“Socializamos a los niños varones para que sientan que pueden tener más confianza, que pueden lograr más, que el mundo los afirmará y validará de manera inherente y automática”, dice Sarro. Esto, a su vez, puede afectar la forma en que los demás pensarán de sí mismos en términos menores. , incluso en la edad adulta.

Los autores de este estudio señalan un sesgo de notificación prevalente y lo citan como una razón para la discusión sobre la falta de diferencia entre los cerebros "masculinos" y "femeninos". A menudo, la hipótesis rodea las diferencias, lo que permite a los investigadores pasar por alto las similitudes flagrantes. 

Además, debido a que los investigadores a menudo buscan diferencias en el binario masculino / femenino para respaldar sus afirmaciones, en lugar de similitudes, existe una sobreabundancia de literatura que respalda esas ideas, sesgando los resultados generales. Este tipo de sesgo de investigación se conoce como efecto cajón de archivos.

Inclusión de géneros y sexualidades variadas 

Estos datos no solo pueden ayudar a desmantelar la idea de que hay algunas personas mejor o menos aptas para ciertos roles y responsabilidades, sino también a avanzar hacia un espacio más inclusivo de género. Porque esto muestra que incluso por biología, hay menos necesidad de adherirse al binario tradicional o la idea de "dimorfismo".

Podemos avanzar colectivamente hacia una mejor comprensión de que el género es fluido y no solo está determinado por las partes del cuerpo con las que nació.

Incluso con datos de informes como este, todavía queda mucho trabajo por hacer para aquellos que quedan fuera del binario. “Carecemos lo suficiente de datos holísticos que se dirijan a la comunidad de variantes de género. Seguimos siendo cis-sexistas en nuestro enfoque, Anti-Negros en nuestro enfoque, y aún no logramos integrar de manera completa y sensible los géneros fuera del binario ", dice Sarro.

Como afirma Sarro, existe una suposición predeterminada de que la masculinidad es sinónimo de fuerza e inteligencia. Datos como este pueden ayudar a cambiar esa narrativa, mostrando que cualquier persona, independientemente de su género (como se le asignó al nacer) tiene la capacidad de desempeñar cualquier papel en la sociedad y presentarse al mundo de manera que trasciende las suposiciones incorrectas.

Lo que esto significa para ti

Estos datos pueden ayudar a desmantelar la idea de que los hombres están mejor preparados para ciertas situaciones, o que el género asignado es el factor decisivo en su personalidad o capacidad cognitiva.

Hemos ejercido mucha presión social sobre los roles de género asignados y sobre cómo se pretende que se vean y signifiquen. En realidad, son mucho más flexibles de lo que se pensaba anteriormente. Dejar atrás una estricta adherencia a los binarios de género también es beneficioso para aquellos que quedan fuera del binario, ya que a menudo quedan fuera de la conversación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas