Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

miércoles, 5 de mayo de 2021

Tratamiento para la adicción a los opioides



Las personas se han vuelto adictas a los opioides durante siglos, sin embargo, el uso de opioides ha aumentado desde el año 2000 con el desarrollo y la comercialización de analgésicos potentes que son altamente adictivos y conllevan un enorme riesgo de sobredosis.

La adicción a los opioides se ha convertido en un problema mundial grave, con epidemias de opioides que ocurren en los Estados Unidos y otras partes del mundo.

La adicción a los analgésicos opioides recetados tiene mucho en común con la adicción a la heroína, pero existen diferencias importantes que influyen en el tipo de tratamiento que será más eficaz.

Tratamiento de adicciones basado en evidencia

La adicción es una condición compleja a largo plazo que se desarrolla en personas que son específicamente vulnerables a ella. Asimismo, el tratamiento necesario para superar las adicciones también es complejo y polifacético.

Al considerar el tratamiento de la adicción, es importante establecer que se basa en evidencia, lo que significa que el tratamiento ha sido estudiado y demostrado que es efectivo para muchas personas con la afección.

Los tratamientos discutidos en este artículo están respaldados por evidencia científica que demuestra su efectividad. Sin embargo, tenga en cuenta que un tratamiento en particular no funcionará necesariamente para todos, en todo momento, especialmente cuando se usa aparte de otros tratamientos necesarios.

Para que un tratamiento sea eficaz, una persona necesita ayuda para abordar los daños físicos, los fundamentos psicológicos y los aspectos físicos de la adicción, así como las causas y consecuencias sociales de su consumo de sustancias.

Si no se abordan todos los aspectos físicos, sociales y de salud mental de la adicción a los opioides, es probable que el tratamiento no tenga éxito y la persona puede recaer.

Por lo tanto, estos tratamientos deben ser parte de un plan de tratamiento integral que se siga constantemente antes, durante y después de que la persona deje de opioides.

Reducción de daños

La reducción de daños es un enfoque para ayudar a las personas con trastorno por consumo de opioides y, a menudo, es una de las primeras intervenciones que se prueban.

La reducción de daños se centra en reducir los daños físicos y sociales que afectan a las personas que consumen heroína (y, a veces, otros opioides) en lugar de alentar a la persona a dejar de fumar.

El enfoque de reducción de daños es especialmente útil para las personas que se inyectan opioides. Incluye estrategias como programas de intercambio de agujas, lugares de inyección seguros, terapias de reemplazo de opioides (como programas de mantenimiento de metadona) y naloxona como herramienta para revertir las sobredosis.

Tratamientos psicológicos para la adicción a los opioides

En las últimas décadas, los tratamientos psicológicos se han vuelto más sofisticados. Los enfoques se centran en cada etapa de la superación de la adicción a los opioides, desde tomar la decisión de cambiar y dejar de fumar o reducir el uso de opioides hasta volverse abstinente y evitar las recaídas.

Existen diferentes enfoques, pero cada uno debe adaptarse para satisfacer las necesidades individuales de la persona con trastorno por consumo de opioides.

Entrevistas motivacionales y terapia de mejora motivacional

La motivación es el predictor psicológico más importante de un tratamiento eficaz para la adicción a los opioides. Si alguien no está motivado para dejar de opioides, corre un alto riesgo de recaída, lo que a su vez lo pone en mayor riesgo de muerte por sobredosis.

Por esta razón, la entrevista motivacional o la terapia de mejora motivacional es un paso importante para ayudar a las personas que usan opioides a prepararse para dejar de fumar antes de intentar hacerlo. El enfoque los guía a través de las distintas etapas del cambio .

Terapia cognitivo-conductual (TCC)

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es uno de los tratamientos más eficaces para el trastorno por consumo de opioides. También es un tratamiento muy eficaz para otros trastornos psicológicos, incluidos los trastornos de ansiedad, la depresión y el trauma, todos los cuales pueden coexistir con la adicción a los opioides.

Si alguien tiene una adicción a los opioides, además de una condición de salud mental concurrente, como depresión y ansiedad, la TCC suele ser un buen tratamiento psicológico para empezar.

La consejería para parejas puede ser útil para las parejas que desean permanecer juntas durante y después de la recuperación, así como para quienes eligen separarse.

Terapia familiar

La terapia familiar puede ayudar a las familias con un miembro o miembros que están lidiando con la adicción, pero es especialmente eficaz para los adolescentes con trastornos por uso de sustancias.

El enfoque básico se centra en la dinámica de la familia en su conjunto. La atención terapéutica no se centra únicamente en la persona que consume una sustancia; más bien, el uso de sustancias de un miembro de la familia se considera el "síntoma" de la "enfermedad" general dentro de la familia.

Cuando el comportamiento de una persona adicta a los opioides comienza a afectar a sus parejas, hijos o padres, la terapia familiar puede resultar útil. A veces, escuchar a sus seres queridos sobre sus experiencias puede motivar a una persona que está lidiando con el uso de sustancias a cambiar su comportamiento.

La terapia familiar también puede ayudar a los miembros de la familia a apoyar a la persona que quiere dejar de opioides, así como ayudar a cada miembro a ser más consciente de cómo pueden haber contribuido inadvertidamente a las dificultades que ocurrieron en el pasado.

La terapia familiar se utiliza ampliamente y forma parte de un programa de tratamiento integral. Puede estar cubierto por un seguro o disponible de forma privada.

Hipnoterapia

La hipnoterapia es un tipo de terapia psicológica que utiliza estados mentales naturales y sugerencias terapéuticas para ayudar a las personas con adicciones a pensar de manera diferente sobre el cambio.

La hipnoterapia utiliza la hipnosis para ayudar a las personas a acceder a los estados mentales de una manera ética y responsable. No es como la hipnosis escénica, que utiliza el estado mental sugestionable de un voluntario para entretener a la audiencia.

Algunas personas encuentran que la hipnosis es eficaz para ayudarles a romper sus propias barreras psicológicas para el cambio. La hipnoterapia puede empoderar e incluso relajar, ayudando a alguien a sentirse más en control de sus pensamientos sin drogas.

Sin embargo, la hipnoterapia es una terapia poco conocida y puede ser controvertida. Además, su base de investigación para la eficacia en adicciones es mucho menor que la de otros tratamientos establecidos. Si desea probar el método, busque un terapeuta calificado en hipnoterapia. Tenga en cuenta que los requisitos de certificación varían según la jurisdicción.

Neuro terapia

La neuro terapia se usa con menos frecuencia, pero hay algunas investigaciones sobre su uso en adicciones y podría ser una consideración, particularmente para las personas que no han encontrado útil la terapia de conversación.

Los orígenes de la neuroterapia

La investigación realizada en animales ha descubierto que el cerebro puede entrenarse para producir ondas cerebrales de varias frecuencias que están asociadas con estados psicológicos saludables. Los estudios en animales también encontraron que algunos patrones de ondas cerebrales están asociados con la vulnerabilidad a diversas afecciones de salud mental, incluida la adicción.

Durante la neuroterapia, los sensores electrónicos se adhieren sin dolor al cuero cabelludo con un gel conductor. Mientras se relaja, una computadora le proporciona información sobre su estado mental.

La retroalimentación es típicamente en forma de un video que parece más claro a medida que su cerebro produce frecuencias deseables y más oscuro cuando produce frecuencias que están asociadas con la vulnerabilidad a la adicción.

Alternativamente, el video también puede tener un color que aumente o disminuya en intensidad según los comentarios. Los tonos de música o audio pueden proporcionar retroalimentación, que se vuelve más fuerte o más silenciosa según su estado mental.

Actualmente, no hay muchos practicantes de Neuroterapia, ya que no es muy conocida en las profesiones de la salud y se requiere una amplia capacitación y un equipo costoso para brindar el servicio.

Sin embargo, los profesionales que utilizan la neuroterapia suelen ser muy dedicados y creen en su potencial para ayudar a las personas con adicción que no han respondido bien a otros tratamientos.

Si está considerando la neuroterapia, elija un médico que esté certificado con Biofeedback Certification International Alliance (BCIA). Puede esperar pagar, en promedio, entre $ 100 y $ 200 por hora, y es probable que necesite varias sesiones.

Facilitación de doce pasos

La facilitación de doce pasos es una estrategia construida sobre la premisa de que la participación en un grupo de apoyo mutuo como Narcóticos Anónimos (NA) o Alcohólicos Anónimos (AA) puede ayudar a las personas a lograr y mantener la abstinencia.

Si bien existe alguna evidencia de que el enfoque es eficaz para tratar el abuso y la dependencia del alcohol, la evidencia de su eficacia para tratar a las personas dependientes de opioides es limitada.

Los grupos también pueden presentar algunos riesgos: debido a que no son un tratamiento formalizado, los participantes pueden ser especialmente vulnerables a los individuos depredadores. Estas personas pueden intentar aprovecharse de los miembros vendiendo drogas al grupo o usando el grupo para vender drogas.

Sin embargo, los grupos también pueden ser espacios seguros y de apoyo para las personas en recuperación. Muchos miembros se benefician de nuevas amistades y actividades sobrias que tienen lugar en grupos de apoyo mutuo.

Manejo de la contingencia

La gestión de contingencias se utiliza a veces cuando las personas con trastornos por uso de sustancias deben recibir tratamiento por parte de un empleador o del sistema judicial.

En este sistema de gestión de contingencias, el incumplimiento del tratamiento resulta en la pérdida del empleo, el encarcelamiento y la pérdida de reputación.

La gestión de contingencias puede ir acompañada de incentivos positivos o motivacionales, mediante los cuales los participantes pueden ganar dinero o vales por cumplir con el programa.

Tratamientos médicos para la adicción a los opioides

Si elige un tratamiento médico para la adicción, tendrá varias opciones. Pueden combinarse con otras formas de tratamiento o es posible que deba probar más de uno para encontrar uno que funcione para usted.

Buprenorfina

La primera línea de tratamiento es el tratamiento farmacológico o asistido por medicamentos (MAT) en el consultorio con buprenorfina. El medicamento sublingual actúa bloqueando los receptores de opioides en el cerebro, lo que previene los síntomas de abstinencia de opioides sin causar la misma cantidad de sedación o euforia que se experimenta con los agonistas de opioides puros.

La terapia de mantenimiento con buprenorfina se administra a través de una clínica o un médico individual. Los médicos necesitan una licencia o una exención de la DEA para recetar buprenorfina o Suboxone (buprenorfina más naloxona) para desalentar la inyección.

Los pacientes que se mantienen con buprenorfina o metadona no están cambiando a otra droga de abuso; más bien, utilizan un tratamiento eficaz prescrito por un médico calificado.

Las personas que usan estos tratamientos a menudo pueden enmendar relaciones, mantener trabajos y tienen un menor riesgo de delincuencia callejera, violencia y VIH. El medicamento les ayuda a lograr la estabilidad que les permite una participación más completa en las intervenciones conductuales y otras formas de terapia psicológica.

La metadona es un opioide sintético que altera los efectos del dolor en el sistema nervioso sin la euforia y la sedación asociadas con la heroína y los opioides.

Las personas adictas a los opioides, como la heroína, pueden estabilizarse físicamente con metadona, lo que les permite participar en una terapia para tratar las causas subyacentes de su adicción.

La metadona es un tratamiento eficaz para la abstinencia de los opioides y se usa en el tratamiento asistido por medicamentos de la adicción grave a los opioides. Por lo general, se toma por vía oral, en forma líquida o como tableta u oblea. Por lo general, se dispensa a través de un programa aprobado por el gobierno.

Naltrexona

La naltrexona es otra terapia farmacológica para la dependencia de opioides. Bloquea completamente los receptores de opioides. Previene el efecto que los consumidores de opiáceos experimentan generalmente con el consumo. Como resultado, a veces a las personas que usan opioides no les gusta el efecto.

La naltrexona se usa con menos frecuencia que otros tratamientos y los usuarios de opioides generalmente descubren que solo la usan cuando su motivación para dejar de fumar es alta.

La inyección de acción prolongada, Vivitrol, es una forma de naltrexona que facilita el cumplimiento. Requiere inyecciones mensuales.

Si tiene un trastorno por consumo de opioides, un especialista en medicina de adicciones o salud mental puede ayudarlo a determinar los próximos pasos. Sus posibilidades de éxito dependen en gran medida de su motivación para cambiar.

Los profesionales del tratamiento de adicciones suelen tener alguna licencia, pero las leyes estatales varían con respecto a las calificaciones que estas personas deben tener para obtener la licencia.

En algunas jurisdicciones y estados, existen pocos requisitos (si los hay) de educación y capacitación en el tratamiento de los trastornos por uso de sustancias. Es posible que no se requiera que los profesionales reciban capacitación para el asesoramiento sobre adicciones.

Varios sitios web ofrecen recursos que puede utilizar para encontrar servicios de tratamiento, incluidas listas de recursos mantenidas por agencias gubernamentales como SAMSHA .

Los médicos que cuentan con la certificación de la Junta Estadounidense de Medicina de la Adicción, o los que se capacitan durante años en una residencia en psiquiatría general, tienen un buen conocimiento de la enfermedad de la adicción.

Busque un profesional independiente que no se beneficie económicamente de hacer una recomendación a un programa o grupo de programas específico. Es útil consultar con un profesional que tenga un amplio conocimiento de todas las opciones de tratamiento en lugar del propietario de una instalación de tratamiento.

Una evaluación exhaustiva realizada por un profesional capacitado en la evaluación de trastornos por uso de sustancias debe incluir la exploración de sus patrones de uso, la cantidad de sustancia utilizada, las consecuencias de su uso, apagones, problemas legales o relacionados con el trabajo y datos auxiliares que pueden incluir factores genéticos, antecedentes familiares, trauma, habilidades de afrontamiento y sistemas de apoyo.

Algunos profesionales de la adicción piden hablar con familiares o amigos cercanos para obtener un punto de vista más objetivo del patrón de uso del paciente. Hay muchos factores que pueden guiar a un profesional de la salud a encontrar el mejor plan de tratamiento individual. Es importante adaptar un plan a las creencias del individuo y a la ciencia médica.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas