Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

martes, 18 de mayo de 2021

El vínculo entre los refrescos y la agresión en los niños


Para algunos padres, la idea de que los refrescos pueden provocar un comportamiento agresivo en los niños puede parecer un poco descabellada. Después de todo, ¿puede una bebida hacer que su hijo ataque físicamente a alguien? Bueno, los estudios indican que existe un vínculo claro entre el comportamiento agresivo y el consumo de refrescos en los niños, y hay otras preocupaciones a considerar.

Los problemas de salud asociados a los refrescos

Los estadounidenses tienen algunas de las tasas de consumo de refrescos per cápita más altas del mundo.  Y muchas de las personas que consumen refrescos son niños muy pequeños.

A lo largo de los años, ha habido un gran impulso para eliminar los refrescos de las máquinas expendedoras de las escuelas y para educar a los padres sobre los riesgos asociados con las bebidas azucaradas. Los médicos y nutricionistas han dejado en claro que los refrescos les proporcionan a los niños calorías vacías y contribuyen a la obesidad infantil.

Los dentistas aconsejan a los padres que no permitan que los niños también beban refrescos. Las bebidas azucaradas no son buenas para los dientes de los niños y pueden causar caries. 

La mayoría de los refrescos también contienen cafeína. La cafeína puede causar dolores de cabeza, malestar estomacal, nerviosismo y problemas para dormir. También se ha asociado con algunos problemas de comportamiento y trastornos del sistema nervioso. 

En los niños, no se necesita mucha cafeína para producir efectos. La Academia Estadounidense de Pediatría desaconseja la ingesta de cafeína en niños de todas las edades.

Los problemas de comportamiento asociados con los refrescos

Si los problemas de salud no son suficientes para disuadir a los padres de darles refrescos a los niños, los problemas de comportamiento asociados con los refrescos pueden ser un impedimento.

Un estudio de 2013 publicado en The Journal of Pediatrics encontró que la agresión, el comportamiento de abstinencia y los problemas de atención están relacionados con el consumo de refrescos en los niños pequeños. 

Los investigadores evaluaron a 2.929 niños de 5 años de 20 ciudades diferentes de EE. UU. Incluso después de ajustar por factores como la depresión materna, el encarcelamiento paterno y la violencia doméstica, el consumo de refrescos seguía vinculado a un comportamiento agresivo.

Los niños que bebían cuatro o más refrescos al día tenían más del doble de probabilidades de destruir las pertenencias de otras personas, meterse en peleas y atacar físicamente a las personas .

Posibles razones para el vínculo entre los refrescos y la agresión

No está claro por qué el consumo de refrescos se asoció con más problemas de comportamiento. Los refrescos están altamente procesados ​​y no hay mucha investigación sobre cómo ciertos ingredientes afectan a los niños. Algunos estudios han relacionado el aspartamo con la irritabilidad  y el benzoato de sodio con los síntomas relacionados con el TDAH. 

La cafeína también se ha relacionado con algunos problemas de comportamiento en los niños, por lo que los investigadores sospechan que el contenido de cafeína puede influir.

Una condición física subyacente, como niveles bajos de glucosa en sangre, también podría explicar el vínculo. Un nivel bajo de glucosa en sangre puede hacer que los niños tengan antojos de refrescos y al mismo tiempo los hace retraídos o agresivos. 

Los peligros del consumo de refrescos y los niños mayores

Los estudios también han relacionado los problemas emocionales y de comportamiento en los adolescentes con el consumo de refrescos. Un estudio de 2013 publicado en la Revista Internacional de Control de Lesiones y Promoción de la Seguridad relacionó el consumo de refrescos con la agresión, la depresión y el comportamiento suicida en los adolescentes. 

Cuantos más refrescos bebían los adolescentes, era más probable que estuvieran en una pelea física. Además, eran más propensos a sentirse tristes o desesperanzados y a informar pensamientos o comportamientos suicidas.

Si su hijo tiene pensamientos suicidas, comuníquese con la  Línea Nacional de Prevención del Suicidio  al  1-800-273-8255  para recibir apoyo y asistencia de un consejero capacitado. Si usted o un ser querido está en peligro inmediato, llame al 911.

Para obtener más recursos de salud mental, consulte nuestra  Base de datos de la línea de ayuda nacional .

¿Podría el comportamiento de su hijo provenir de los refrescos?

Si su hijo bebe refrescos, la agresión y otros problemas de comportamiento negativo pueden estar relacionados con su consumo de refrescos.

Eliminar los refrescos de la dieta de su hijo puede mejorar su comportamiento. Además de un mejor comportamiento, eliminar los refrescos también tendrá beneficios para la salud.

Además de eliminar los refrescos, es posible que también desee evitar que su hijo consuma bebidas energéticas. La Academia Estadounidense de Pediatría desaconseja que los niños beban bebidas energéticas. Muchos de ellos contienen estimulantes como el guaraná, así como grandes cantidades de cafeína. 

Si su hijo es agresivo, eliminar los refrescos podría ser un paso en un plan integral de manejo del comportamiento. Es posible que su hijo necesite aprender nuevas habilidades, como el control de impulsos y la resolución de conflictos .

Las consecuencias negativas, como el tiempo muerto y la restitución, pueden reducir el comportamiento agresivo. Pero las consecuencias y la disciplina deben ser consistentes. 

Los sistemas de recompensas y elogios también pueden ser formas saludables de promover el comportamiento prosocial. Los sistemas de economía de fichas pueden ser especialmente eficaces para reducir el comportamiento agresivo. 

Si tiene dificultades para controlar la agresión de su hijo o sus estrategias de disciplina no funcionan, hable con el médico de su hijo. El pediatra de su hijo puede evaluarlo para detectar trastornos de conducta o problemas de salud mental, y es posible que lo derive a un profesional que pueda ayudarlo a encontrar las estrategias de disciplina más efectivas para controlar la conducta de su hijo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas