Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

jueves, 13 de mayo de 2021

El miedo a los objetos afilados: Aichmophobia 101

 


Aichmofobia es el miedo a los objetos cortantes. Esta fobia a las cosas punzantes abarca una amplia gama de miedos específicos. Algunas personas tienen miedo de cortarse o apuñalarse, y otras temen herir a otra persona.

La tripanofobia , el miedo a las agujas médicas, a veces se considera un subconjunto de la aichmofobia, pero las dos fobias son bastante diferentes.  Mientras que las personas con acimofobia tienen miedo de trabajar con herramientas afiladas, la tripanofobia es específica de los procedimientos médicos.

Desencadenantes de la Aichmofobia

Como todas las fobias, la acimofobia tiene diferentes desencadenantes en diferentes personas. Algunas personas solo temen a los cuchillos particularmente afilados, como los cuchillos de chef o los cuchillos de caza. Algunos temen a todos los cuchillos. Otros temen a los alfileres y agujas.

Por ejemplo, coser puede provocar miedo a las agujas cuando una persona visualiza agujas perforando su piel. Algunas personas temen a todos los objetos que perciben como afilados, incluidas las puntas de los paraguas, los sujetapapeles y las perchas de ropa. En general, cuanto peor es la fobia, más elementos se perciben como desencadenantes.

Aichmofobia y cocina

Mageirocofobia o el miedo a cocinar, a veces se relaciona con la aichmofobia. Es difícil o imposible preparar comidas desde cero sin usar cuchillos afilados. Irónicamente, este miedo en realidad hace que sea más probable que te cortes durante el proceso de cocción.

Muchas personas con miedo a los cuchillos afilados intentan cortar verduras o deshuesar la carne con un cuchillo sin filo, lo que aumenta enormemente las posibilidades de que el cuchillo se atrape o salte. Las personas con este miedo también pueden usar los cuchillos de manera incorrecta, creyendo que es más seguro sostener el cuchillo más atrás en su mango. Esto proporciona menos control sobre el cuchillo, aumentando nuevamente el riesgo de lesiones.

panorama

El miedo a los objetos afilados puede limitar drásticamente su capacidad para realizar tareas comunes de la vida diaria porque muchos de ellos requieren herramientas afiladas. Abrir paquetes, hacer reparaciones menores en el hogar, coser y muchos proyectos de manualidades a menudo requieren el uso de cuchillos, tijeras u otros objetos afilados.

La acimofobia en realidad puede hacer que las tareas sean más peligrosas, ya que las personas que temen a las herramientas tienden a manejarlas de manera incorrecta.

Obtención de ayuda para la acimofobia

Como todas las fobias, la acimofobia no tratada tiende a empeorar con el tiempo. Por ejemplo, un miedo leve a los cuchillos muy afilados podría crecer gradualmente para incluir agujas de tejer, luego alfileres rectos y, finalmente, tijeras. Sin embargo, con tratamiento, la aichmofobia generalmente es fácil de superar.

Muchas personas descubren que pueden vencer un miedo leve mediante la educación y la exposición. Aprender las habilidades adecuadas con el cuchillo, estudiar videos de costura de expertos y trabajar junto a un personal de mantenimiento competente puede brindar confianza.

Sin embargo, si su miedo es más severo, es posible que necesite asistencia profesional para tratar la fobia . En la mayoría de los casos, las fobias específicas como la acimofobia responden bien a la terapia cognitivo-conductual (TCC).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas