Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

jueves, 27 de mayo de 2021

¿Cómo afectará la tecnología el bienestar futuro?

Los adolescentes de hoy viven en un mundo "siempre conectado". Usan Internet para hacer los deberes, enviar trabajos a través de Google Docs, Snapchat con sus amigos, escuchar música a través de Spotify, mirar Netflix en lugar de televisión y desplazarse por Instagram . Incluso sus solicitudes universitarias se envían en línea. A veces, parece que todos los aspectos de sus vidas tienen un componente digital.

Y si bien todos estos dispositivos, aplicaciones y tecnologías han hecho que sus vidas sean más simples, más eficientes y más conectadas, ¿existe demasiada tecnología o ser demasiado digital? Los expertos están divididos sobre la respuesta. También están divididos sobre lo que esto podría significar para el bienestar futuro de los jóvenes de la nación.

De hecho, según un estudio del Pew Research Center, un tercio de los expertos predice que la vida digital será principalmente dañina para los adolescentes y las familias en la próxima década. Mientras tanto, el 47 por ciento de los expertos encuestados no está de acuerdo. Creen que el bienestar se verá favorecido en lugar de perjudicado. Y un pequeño porcentaje de expertos cree que no habrá muchos cambios en la próxima década.

Sin embargo, independientemente de sus puntos de vista, un enorme 92 por ciento de los expertos encuestados recomiendan que las políticas gubernamentales, las prácticas de las empresas de tecnología y los comportamientos de los usuarios deben cambiar para reducir los efectos dañinos y al mismo tiempo mejorar los beneficios de la tecnología digital.

Una mirada más cercana al estudio

Este estudio no científico incluyó una muestra de opiniones de casi 1.200 expertos en tecnología como Rob Reich, profesor de Stanford, Sherry Turkle, investigadora líder en interacción humano-computadora, y Ethan Zuckerman, director del Center for Civic Media en MIT , entre otros. Este estudio es parte de los estudios del futuro de Internet dirigidos por el Centro Imagining the Internet de Pew y Elon University. 

La pregunta principal que hicieron los investigadores fue: "Durante la próxima década, ¿cómo afectarán los cambios en la vida digital al bienestar general de las personas, física y mentalmente?"

Lee Rainie, director de Estudios de Internet y Tecnología de Pew Research, dice que llevaron a cabo el estudio para evaluar cómo se sienten los expertos de la industria sobre las crecientes preocupaciones sobre la vida digital y el impacto que tiene en la salud y el bienestar de una persona.

Lo que descubrieron es que casi todos los encuestados aprecian los crecientes beneficios de la vida digital. Pero a muchos también les preocupa la creciente evidencia de que la expansión del uso de la tecnología puede conducir a problemas como la distracción , la adicción, el estrés, el ciberacoso y más.

Preocupaciones comunes

En general, el estudio descubrió algunos temas comunes entre las respuestas. Por ejemplo, los expertos preocupados de que la tecnología digital impacte negativamente en el bienestar predicen que veremos más déficits digitales durante la próxima década. 

Por ejemplo, anticipan que las habilidades cognitivas de las personas se verán desafiadas. Lo que esto podría significar es que su capacidad para pensar analíticamente, recordar información y concentrarse durante largos períodos de tiempo puede verse afectada. En general, les preocupa que las personas luchen con la resiliencia mental y sean menos creativas.

Otra área de preocupación para los encuestados son las adicciones digitales. Advierten que algunas empresas están diseñando su tecnología de manera que provoque la liberación de dopamina en el cerebro.

La dopamina es una sustancia química que el cuerpo libera cuando se disfruta de algo. En su nivel más básico, se libera cuando una persona come para recordarle al cuerpo que lo haga una y otra vez. Sin embargo, las empresas de tecnología están aprendiendo a activar estos centros de recompensa en el cerebro, creando el deseo de que los adolescentes hagan algo una y otra vez, como jugar un videojuego en particular. Y los expertos de la industria predicen que las empresas de tecnología continuarán estudiando los centros de recompensa del cerebro para desarrollar tecnología que active estos placenteros químicos en el cerebro. Hacerlo hará que las personas se "enganchen" a aspectos particulares de sus vidas digitales.

Los expertos también están preocupados por el impacto que tendrá la vida digital en la salud mental . Les preocupa que veremos aumentos en el estrés, la ansiedad y la depresión a medida que se expanden las vidas digitales. Mientras tanto, habrá menos interacción cara a cara, mayor inactividad, malas habilidades de comunicación en persona y una desconfianza generalizada entre las personas.

Por último, a los expertos les preocupa que a medida que más y más aspectos de la vida se vuelvan digitales, las amenazas a la privacidad y la seguridad aumentarán. También habrá mayores riesgos de robo de información personal. A mayor escala, les preocupa que aumenten las amenazas a la democracia, la seguridad nacional e incluso al empleo. Por ejemplo, a medida que crece la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, esto puede tener un impacto negativo en la disponibilidad de puestos de trabajo, provocando un aumento del desempleo. Para los adolescentes que ingresan al mercado laboral en la próxima década, esto puede significar que es más difícil encontrar trabajo.

Mientras tanto, para aquellos que creen que la tecnología mejorará el bienestar en el futuro, también hubo algunos temas comunes en esa área. Por ejemplo, los expertos creen que se desarrollará tecnología que realmente ayude a las personas a lograr un mayor bienestar en lugar de restarle valor.   De hecho, predicen que la tecnología seguirá conectando a las personas y construyendo relaciones. En consecuencia, creen que las personas obtendrán satisfacción de estas conexiones. 

También anticipan que las personas tendrán un acceso más fácil al conocimiento, la información, la educación y el entretenimiento que sea asequible y fácil de obtener. Esto ayudará a nivelar el campo de juego entre los diferentes grupos socioeconómicos. 

Otra área en la que predicen que la tecnología digital tendrá un impacto positivo en las familias es al brindar a las personas más oportunidades para aprovechar los recursos y herramientas de salud, ciencia y seguridad. Del mismo modo, las familias deben poder acceder a la información médica y de salud en cualquier momento, lo que es crucial para la salud personal. Además, esta capacidad facilitará que los padres obtengan la atención y la información adecuadas para sus hijos y adolescentes.

Los expertos de Black Dog Institute, un grupo sin fines de lucro dedicado a la investigación de tratamientos para enfermedades mentales, están de acuerdo en que la tecnología podría ser beneficiosa para el bienestar futuro. Por ejemplo, sugieren que la tecnología está transformando la salud mental más rápido de lo que se esperaba y que los adolescentes son a menudo los primeros en adoptarla. Los investigadores del Black Dog Institute dicen que los adolescentes están recurriendo a la tecnología para la atención de la salud mental y están utilizando máquinas para controlar sus problemas psicológicos. bienestar. Esto podría ser extremadamente beneficioso, dicen, considerando que la depresión afecta a 300 millones de personas en todo el mundo. Es más, la Organización Mundial de la Salud predice que para el 2030, la depresión se habrá convertido en el mayor costo de atención médica con $ 6 billones a nivel mundial. 

Las terapias conductuales y cognitivas en línea también se pueden brindar en línea. Y con el programa "mi brújula" de Black Dog, las personas con ansiedad leve o depresión pueden fácilmente hacerse cargo de su salud mental. En este momento, el programa tiene 30.000 usuarios activos. Los investigadores de Black Dog predicen que tecnologías como esta seguirán creciendo y tendrán un impacto positivo en el bienestar general, especialmente para los adolescentes que parecen más dispuestos a adoptar productos digitales.

Lo que dicen otros estudios

En su mayor parte, hay una serie de estudios que indican que la tecnología está teniendo un impacto negativo en nuestro cerebro, especialmente en los jóvenes. Por ejemplo, existen numerosos estudios que relacionan el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH ), así como los problemas de comportamiento, con el uso extensivo de la tecnología.

En un estudio publicado en el Journal of American Medical Association , los adolescentes que pasan mucho tiempo usando las redes sociales muestran un aumento en los síntomas del TDAH. De hecho, los estudiantes que usaban varios tipos de medios digitales varias veces al día tenían el doble de probabilidades de reportar nuevos síntomas de TDAH que sus compañeros de clase menos activos digitalmente.

En general, los expertos especulan que la gratificación instantánea que los adolescentes obtienen de sus dispositivos digitales les dificulta aprender a controlar sus impulsos, tener paciencia y concentrarse, habilidades que son necesarias para un bienestar saludable en el futuro.

Mientras tanto, otros estudios también han relacionado las redes sociales con cambios en la salud mental. Por ejemplo, el uso de Facebook se ha relacionado con caídas en el bienestar. Para algunas personas, cuanto más usan las redes sociales, más se convencen de que su vida es aburrida en comparación con los demás. Esto, a su vez, puede provocar ansiedad y depresión.

De hecho, en un estudio realizado en el  centro de mapeo cerebral de UCLA , encontraron que ciertas regiones del cerebro de los adolescentes se activaban con "me gusta" en las redes sociales, lo que a veces hacía que quisieran usar más las redes sociales. 

Durante el estudio, los investigadores utilizaron un escáner de resonancia magnética funcional para obtener imágenes de los cerebros de los adolescentes mientras usaban una aplicación de redes sociales ficticia que se parecía a Instagram. A los adolescentes se les mostraron más de 140 imágenes en las que se creía que los "me gusta" eran de sus compañeros. Sin embargo, los me gusta fueron asignados por el equipo de investigación.

A cambio, los escáneres cerebrales revelaron que el núcleo accumbens, parte del circuito de recompensa del cerebro, estaba especialmente activo cuando veían una gran cantidad de me gusta en sus propias fotos. Según los investigadores, esta área del cerebro es la misma región que responde cuando vemos imágenes de personas que amamos o cuando ganamos dinero. Además, los investigadores dicen que esta región de recompensa del cerebro es particularmente sensible durante la adolescencia, lo que podría explicar por qué los adolescentes se sienten tan atraídos por las redes sociales.

Finalmente, también existe la preocupación de que el acoso cibernético, la vergüenza en línea, el sexteo y otros comportamientos dañinos relacionados con la tecnología continúen creciendo e impactando el bienestar general de los adolescentes ahora y en el futuro. De hecho, ya existe alguna evidencia que sugiere que los efectos del acoso escolar pueden durar hasta la edad adulta.  Además, el acoso cibernético y otros comportamientos relacionados con la tecnología están aumentando en frecuencia y gravedad.

Un informe reciente del Pew Research Center descubrió que la mayoría de los adolescentes de hoy han experimentado acoso cibernético.  De hecho, encontraron que casi el 60 por ciento de los adolescentes han experimentado algún tipo de abuso en línea y los insultos y la difusión de rumores encabezan la lista. 

Otro problema al que se enfrentan es la presión de sus compañeros en torno al sexteo . Muchos adolescentes son presionados para enviar mensajes explícitos cuando no quieren, mientras que otros reciben mensajes que contienen fotos inapropiadas sin que se les pida. No solo hay una serie de consecuencias emocionales y legales relacionadas con el sexteo , sino que también puede afectar significativamente el bienestar general que dura mucho tiempo después. 

Es más, descubrieron que cuanto más tiempo pasan estos adolescentes en línea, mayores son sus posibilidades de experimentar algún tipo de acoso cibernético. Por ejemplo, la mitad de los adolescentes que son "usuarios de Internet casi constantes" indican que han recibido nombres ofensivos en línea en comparación con aproximadamente un tercio, o el 36 por ciento, que usan Internet con menos frecuencia. 

A medida que aumenta la vida digital y se pasa más tiempo en línea, muchos expertos sienten que este tipo de comportamientos mezquinos también aumentarán y tendrán un impacto negativo en el bienestar futuro de los adolescentes. 

Los expertos que participaron en el estudio Pew ofrecieron algunas soluciones para combatir los efectos nocivos de la vida digital en el bienestar futuro. Encabezando la lista de sugerencias estaba la necesidad de desarrollar una "declaración de derechos digital" que coloque la dignidad humana por encima de todo. Esta declaración de derechos también incluiría cualquier motivo para utilizar los datos recopilados para manipular a las personas o obtener ganancias. 

También sugirieron incorporar la alfabetización digital más profundamente en los programas educativos escolares y desarrollar sistemas de "empujón" que adviertan a los padres y adolescentes cuando se recopilan sus datos privados. También creen que también es importante educar a las familias sobre cómo funcionan los algoritmos para entregarles información.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas