Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

jueves, 15 de abril de 2021

Remedios naturales para aliviar el dolor de la osteoartritis

 

Manos de mujer, una sosteniendo la otra con dolor en un escritorio
Colección Peter Dazeley / Elección del fotógrafo / Getty Images

La osteoartritis (OA) es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que afecta a más de una cuarta parte de la población de los Estados Unidos, o aproximadamente a 50 millones de personas. La OA puede afectar prácticamente a cualquier articulación del cuerpo, incluidas las rodillas, las caderas, la espalda, los hombros, las manos y los dedos. Puede ser bastante doloroso y debilitante, hasta el punto de que interfiere con la vida diaria.

Existe una amplia gama de tratamientos para la OA , desde hacer cambios en el estilo de vida, como la pérdida de peso, hasta tomar analgésicos y cirugía, en casos graves. También existen algunos remedios naturales para la osteoartritis. No se recomiendan todos.

Volume 90%
 
1:35

7 factores de riesgo para desarrollar osteoartritis

Insaponificables de aguacate / soja

Los insaponificables de aguacate / soja se encuentran entre los remedios para la artritis más prometedores. Varios estudios han sugerido que los insaponificables de aguacate / soja, extractos vegetales hechos de aceite de aguacate y soja, pueden aliviar el dolor y la rigidez causados ​​por la osteoartritis de rodilla y cadera y reducir la necesidad de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Se sabe que estos extractos disminuyen la inflamación y estimulan la reparación del cartílago. 

En Francia, los insaponificables de aguacate / soja han sido aprobados como medicamento recetado. En otros países, están disponibles como suplemento en algunas tiendas naturistas o en línea.

La dosis estándar utilizada en la investigación es de 300 miligramos (mg) por día. Los estudios no han encontrado ningún beneficio adicional con dosis más altas. Por lo general, se necesitan entre dos semanas y dos meses para ver los efectos. 

Comer aguacate y soja, incluso en grandes cantidades, no proporcionará suficientes insaponificables para tener un efecto terapéutico. Solo 1/100 del aceite es la porción insaponificable.

No se ha establecido la seguridad de los insaponificables de aguacate / soja para niños, mujeres embarazadas o lactantes.

Glucosamina y condroitín sulfato

Al menos cinco millones de personas en los Estados Unidos toman glucosamina y condroitina solas o en combinación. La glucosamina se usa para fabricar una molécula involucrada en la formación y reparación del cartílago, la sustancia gomosa que amortigua las articulaciones.

Aunque no está claro cómo funciona la glucosamina en forma de píldora, se cree que permite fabricar más bloques de construcción de cartílago. El sulfato de condroitina parece bloquear las enzimas que destruyen el cartílago y ayuda a que los cartílagos de las articulaciones permanezcan elásticos y flexibles. 

Los estudios sobre la glucosamina han encontrado una reducción del dolor, la rigidez y la hinchazón de la artritis. También se cree que previene el daño estructural de las articulaciones.

Un estudio publicado en 2018 analizó los efectos del sulfato de glucosamina oral sobre el dolor y los cambios estructurales relacionados con la osteoartritis. Demostró que la glucosamina oral podía reducir moderadamente el dolor relacionado con la osteoartritis, pero solo tenía un efecto menor sobre el estrechamiento del espacio articular. También mostró que tomar el suplemento en dosis más pequeñas redujo el dolor en mayor medida que tomar una sola dosis grande.

La dosis que se usa típicamente en los estudios es de 1500 miligramos de sulfato de glucosamina y de 800 a 1200 miligramos de sulfato de condroitina. Las diferentes sales de glucosamina muestran diferentes niveles de eficacia. Por lo general, tarda de uno a tres meses en surtir efecto.

Sin embargo, no todas las investigaciones muestran un beneficio de la glucosamina y la condroitina. De hecho, las pautas de la Fundación del Colegio Estadounidense de Reumatología y Artritis recomiendan no usar glucosamina y sulfato de condroitina, ya sea solos o en combinación. 

Los efectos secundarios pueden incluir malestar estomacal leve, que puede aliviarse tomando glucosamina con las comidas.   Algunos suplementos de glucosamina se derivan del caparazón de cangrejos y otros mariscos, por lo que las personas con alergias a los mariscos deben asegurarse de usar glucosamina sintética.

La Organización Mundial de la Salud ha identificado más de 40 afecciones que la acupuntura puede ayudar a tratar, incluida la osteoartritis. La acupuntura consiste en insertar agujas delgadas como un cabello en los puntos de acupuntura del cuerpo. Se cree que reequilibra el flujo de energía, o qi, en el cuerpo. La investigación ha encontrado que la acupuntura libera sustancias naturales para aliviar el dolor, como endorfinas y serotonina. 

Un estudio que involucró a 60 personas con dolor de rodilla por osteoartritis encontró que después de ocho semanas de tratamiento con acupuntura eléctrica y manual, los participantes experimentaron una mejora significativa en el dolor y la función de las articulaciones. 

La acupuntura se recomienda condicionalmente para el tratamiento de la artrosis de rodilla, cadera y mano por la Fundación del Colegio Estadounidense de Reumatología y Artritis. 

Tai Chi

El tai chi es un antiguo arte marcial chino que combina movimientos lentos y suaves con la meditación. Hay varios tipos de tai chi, pero todos involucran movimientos rítmicos repetidos y respiración coordinada desde el diafragma durante 30 minutos a una hora.

La Fundación del Colegio Estadounidense de Reumatología y Artritis recomienda encarecidamente el tai chi tanto para la artrosis de cadera como de rodilla, y afirma que la práctica tiene un impacto positivo en la "fuerza, el equilibrio y la prevención de caídas, así como en la depresión y la autoeficacia". 

Yoga

No todas las posturas de yoga implican una torsión elaborada como un pretzel. De hecho, el yoga puede ser seguro y eficaz para las personas con osteoartritis. Los movimientos suaves del yoga aumentan la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio y reducen el dolor y la rigidez de la artritis.

Un estudio de 2017 comparó los efectos de un tipo de yoga, hatha yoga y ejercicios aeróbicos en personas con osteoartritis de rodilla.  Después de un curso de ocho semanas de clases semanales de 45 minutos más sesiones de práctica en casa de dos a cuatro días por semana, los participantes del grupo de yoga mostraron una reducción estadísticamente significativa del dolor en comparación con los del grupo de aeróbicos.

Si tiene osteoartritis, es importante tomar algunas precauciones simples antes de probar el yoga .

  • Hable con su médico y pregunte sobre las restricciones.
  • Busque un maestro que haya trabajado con personas con artritis y pueda sugerirle modificaciones. Algunos hospitales y centros comunitarios ofrecen clases de yoga dirigidas a personas con artritis.

Tenga en cuenta que la Fundación del Colegio Estadounidense de Reumatología y Artritis recomienda condicionalmente el yoga para la artritis de rodilla. Debido a la falta de evidencia, no hacen ninguna recomendación sobre el yoga y la artrosis de cadera. 

La información contenida en este sitio está destinada únicamente a fines educativos y no sustituye el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento de un médico autorizado. No pretende cubrir todas las posibles precauciones, interacciones farmacológicas, circunstancias o efectos adversos. Debe buscar atención médica inmediata para cualquier problema de salud y consultar a su médico antes de usar la medicina alternativa o hacer un cambio en su régimen.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas