Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

lunes, 26 de abril de 2021

¿Qué es un cigoto?

 


¿Qué es un cigoto?

Un cigoto, también conocido como óvulo fertilizado u óvulo fertilizado, es la unión de un espermatozoide y un óvulo. El cigoto comienza como una sola célula, pero se divide rápidamente en los días posteriores a la fertilización. La única célula del cigoto contiene los 46 cromosomas necesarios, obteniendo 23 del esperma y 23 del óvulo.

La fase del cigoto es breve y dura solo unos cuatro días. Alrededor del quinto día, la masa de células se conoce como blastocisto.


Cómo se forman los cigotos

Para que tenga lugar la reproducción, un solo espermatozoide debe penetrar la superficie exterior de un óvulo en un proceso conocido como fertilización. Durante un ciclo reproductivo saludable, se libera un único óvulo del folículo hacia la trompa de Falopio en el momento de la ovulación.

Si hay espermatozoides presentes, miles intentarán penetrar este único óvulo. Una vez que un solo espermatozoide ha atravesado la superficie exterior, los cambios químicos en la superficie del óvulo evitan que otros espermatozoides entren en 1 y formen un cigoto.


Fertilización asistida médicamente

La fertilización asistida médicamente también es posible y se está volviendo cada vez más común. La inseminación intrauterina (IIU) y la fertilización in vitro (FIV) son dos técnicas de reproducción asistida de uso frecuente.

Durante la IIU, el semen se inserta en el útero mediante un catéter y la fertilización se realiza dentro del cuerpo. Con la FIV, los óvulos se extraen de los ovarios y se fertilizan en un laboratorio. A continuación, se implanta el blastocisto en el útero.

Cuando un cigoto se convierte en embrión

Los cigotos se dividen mediante un proceso conocido como mitosis, en el que cada célula se duplica (una célula se convierte en dos, dos en cuatro, y así sucesivamente). Esta etapa de dos semanas se conoce como período germinal de desarrollo y abarca desde la fertilización (también llamada concepción ) hasta la implantación del blastocisto en el útero.

El espermatozoide contiene información genética paterna, mientras que el óvulo contiene información genética materna. Debido a que cada célula contiene la mitad del material genético, cada célula se conoce como célula haploide. Cuando estas dos células haploides se unen, forman una sola célula diploide que contiene todos los cromosomas necesarios.

El cigoto luego viaja por la trompa de Falopio hasta el útero. A medida que viaja, sus células se dividen rápidamente y se convierte en un blastocisto. Una vez en el útero, el blastocisto debe implantarse en el revestimiento para obtener la nutrición que necesita para crecer y sobrevivir.

El período de desarrollo embrionario dura desde dos semanas después de la concepción hasta la octava semana, tiempo durante el cual el organismo se conoce como embrión. En la novena semana posterior a la concepción, comienza el período fetal. Desde este punto hasta el nacimiento, el organismo se conoce como feto.


Una nota sobre la concepción

La concepción ocurre cuando se fertiliza un óvulo, pero el embarazo no comienza realmente hasta que un blastocisto se implanta en el útero. Por lo general, no es posible saber si la fertilización se ha producido en esta etapa temprana, considerada la semana 3 de embarazo . Los síntomas y los niveles de hormonas del embarazo generalmente no se notan hasta la semana 4 o 5.


Cigotos en hermanamiento

Los gemelos idénticos son monocigóticos. Con los gemelos monocigóticos , se fertiliza un óvulo y se forma un cigoto, pero en la fase de blastocisto, se divide para formar dos embriones. Los gemelos monocigóticos comparten el mismo material genético.

Los gemelos fraternos, por otro lado, son dicigóticos , lo que significa que se fertilizan dos óvulos dando como resultado dos cigotos. Esos dos cigotos se convierten en dos embriones. A diferencia de los gemelos monocigóticos, los gemelos dicigóticos no comparten genes idénticos.


Desafíos potenciales

No todos los cigotos pasan a la siguiente etapa del desarrollo prenatal . Los investigadores estiman que del 30% al 70% de todas las concepciones que ocurren naturalmente fallan antes o en el momento de la implantación. Los investigadores sospechan que estas pérdidas están relacionadas con anomalías. En los casos de aborto espontáneo recurrente, la culpa suele ser una anomalía cromosómica de los padres. 

En el caso de estos abortos espontáneos muy tempranos, también conocidos como embarazos químicos , es posible que una persona no se dé cuenta de que se ha producido la fertilización porque puede experimentar un sangrado similar al de su período menstrual esperado y alrededor del mismo. Sin embargo, con el advenimiento de las pruebas de embarazo caseras de resultados tempranos , más personas pueden detectar embarazos químicos tan pronto como cuatro o cinco días antes de su ciclo menstrual esperado.

La IIU y la FIV también pueden fallar . Las tasas de éxito de la IIU oscilan entre el 7% y el 20%. Los estudios han relacionado los parámetros deficientes del semen con el fracaso de la IIU. 4 Los huevos de mala calidad y las deficiencias hormonales son otras razones conocidas del fracaso de la IIU.

Las tasas de éxito de la FIV varían según la edad, con la mayor probabilidad de éxito en los padres menores de 35 años. En el extremo más joven del espectro, la probabilidad de éxito con la FIV es de alrededor del 54%, pero esos números disminuyen con el tiempo, con tasas de éxito de sólo el 4% a los 43 años. 5 Los factores que pueden influir en el éxito o el fracaso de la FIV incluyen la edad de los padres, los embarazos y pérdidas anteriores, la viabilidad de los óvulos y la causa subyacente de la infertilidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas