Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

lunes, 19 de abril de 2021

¿Qué dosis de CBD debería tomar?

 

Una botella de aceite de CBD y un gotero medicinal.
 Iryna Veklich / Getty Images

El CBD está disponible en varias formulaciones diferentes que incluyen cremas, tabletas, aceites y gomitas. Estos pueden variar en términos de sus ingredientes y dosis, y no hay mucha investigación disponible sobre qué dosis podría ser beneficiosa o segura para tratar ciertas afecciones.

El cannabidiol (CBD) es el segundo cannabinoide más abundante que se encuentra en la marihuana. A diferencia del tetrahidrocannabinol (THC), el CBD no tiene efectos psicoactivos. El interés en el uso de CBD con fines de salud ha crecido enormemente en los últimos años. 

Se cree que el CBD tiene una variedad de efectos positivos para la salud física y mental . Debido a esto, se ha vuelto cada vez más popular como una forma de aliviar todo, desde la ansiedad hasta los trastornos del sueño.

Para determinar si el CBD es adecuado para usted, es importante considerar sus posibles beneficios, efectos secundarios y la investigación disponible sobre dosis seguras.

El CBD es solo uno de los cientos de compuestos diferentes que se encuentran en la planta de cannabis. Si bien el cannabis se ha utilizado en la medicina holística durante muchos años, solo recientemente los investigadores han comenzado a explorar algunos de los propósitos medicinales del CBD y otros cannabinoides.  

Si bien aún se necesitan más investigaciones, existe alguna evidencia de que el CBD puede tener algunos efectos beneficiosos para la salud mental. Éstas incluyen:

  • Alivio de la depresión : algunas investigaciones también indican que el CBD puede ser útil como tratamiento para la depresión . Los estudios sugieren que el cannabinoide podría influir en la forma en que el cerebro responde a la serotonina , un neurotransmisor que juega un papel clave en el estado de ánimo. Las personas con depresión a veces tienen un nivel bajo de serotonina, por lo que el CBD puede ayudar al cerebro a utilizar la serotonina disponible de manera más eficaz.
  • Mejora del sueño : si bien las razones no se comprenden del todo y requieren más investigación, el CBD también parece tener potencial como tratamiento para los problemas del sueño. Por ejemplo, un estudio encontró que las personas que tomaron CBD también informaron mejoras en la calidad de su sueño. 
  • Reducir la ansiedad : la ansiedad es uno de los tipos más comunes de afecciones de salud mental, que afecta a casi el 20% de los adultos estadounidenses cada año. La investigación sugiere que el CBD puede ayudar a aliviar los síntomas agudos de una serie de afecciones relacionadas con la ansiedad, incluido el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno obsesivo compulsivo y el trastorno de ansiedad social. 

Además de los beneficios para la salud mental, el CBD también puede tener beneficios terapéuticos para una variedad de otras afecciones. La Organización Mundial de la Salud sugiere que el CBD puede tener efectos beneficiosos en el tratamiento de: 

  • Enfermedad de Alzheimer
  • Artritis
  • Enfermedad cardiovascular
  • Diabetes
  • Infección
  • Inflamación
  • Esclerosis múltiple
  • Náusea
  • Dolor
  • Psicosis

Es importante recordar que estos beneficios aún no se han probado de manera concluyente. Se necesita más investigación para determinar el papel que podría desempeñar el CBD en el tratamiento de diferentes trastornos y condiciones de salud.

Investigar

Ha habido varios estudios que sugieren que el CBD puede tener diferentes usos para la salud física y mental. Sin embargo, aún se necesita más investigación para comprender mejor las aplicaciones potenciales de la sustancia y los posibles efectos secundarios a largo plazo.

Una revisión exhaustiva de 2019 publicada en The Lancet Psychiatry analizó estudios publicados anteriormente.  La revisión finalmente concluyó que había poca evidencia para respaldar el uso de CBD con fines de salud mental y sugirió que se necesita más investigación para fundamentar su uso para tratar síntomas de afecciones como ansiedad , depresión e insomnio.

Es importante recordar que esto no significa que el CBD no sea efectivo. Muchos de los estudios incluidos en la revisión eran pequeños, tenían pocos participantes y no eran ensayos controlados aleatorios.

Esto sugiere que se necesitan más investigaciones que involucren a más participantes y estudios bien diseñados para comprender mejor si funciona el CBD, cómo y por qué. 

Si bien su efectividad aún está en debate, una revisión de 2017 encontró que era una opción relativamente segura.  Si bien es importante recordar que todavía hay muchas cosas que aún no sabemos sobre el CBD y sus efectos, es algo que puede optar por probar para ver si experimenta algún beneficio.

¿Cuánto deberías tomar?

Las dosis utilizadas en los estudios de investigación varían y no hay consenso sobre la cantidad que se debe usar para afecciones específicas. Si decide probar el CBD, también es importante tener en cuenta que no existe una dosis acordada universalmente. La investigación también sugiere que las personas pueden responder de manera diferente a varias dosis, por lo que la cantidad adecuada para sus necesidades puede variar. 

Dosis de CBD

Algunas dosis que se han utilizado en estudios de investigación para diferentes afecciones incluyen:

  • Ansiedad: 300 a 600 mg 
  • Enfermedad intestinal: 10 mg por día 
  • Dolor relacionado con el cáncer: 50 a 600 mg por día 
  • Enfermedad de Parkinson: 75 a 300 mg por día 
  • Falta de sueño: 25 mg por día 
  • Psicosis: 600 mg por día 

Una revisión de estudios de 2020 encontró que los participantes mostraron mejoras en los niveles de ansiedad después de dosis únicas de CBD que van de 300 a 600 mg.  Estos resultados indican que el CBD puede ser prometedor como tratamiento para aliviar los síntomas de la ansiedad aguda.

Es importante recordar que siempre debe hablar con su médico antes de usar CBD si tiene síntomas de una condición de salud física o mental grave. El CBD podría empeorar los síntomas o interactuar con otros medicamentos que esté tomando.

También puede ser útil consultar la información de dosificación del producto de CBD que ha sido aprobado por la FDA. Para Epidiolex, un medicamento derivado del cannabis aprobado por la FDA que se usa para tratar las convulsiones en personas con ciertos tipos de epilepsia, la dosis inicial es de 5 miligramos por kilogramo de peso corporal. Esta dosis puede aumentarse posteriormente a 5 mg por kilogramo de peso corporal dos veces al día.

Otros productos de CBD no están regulados por la FDA y no tienen las dosis recomendadas oficialmente. Esto puede dificultar la determinación de la cantidad que podría necesitar, pero hay algunas cosas que puede considerar que podrían ayudar. 

  • Evalúe su sensibilidad al CBD : su capacidad individual para tolerar el CBD también puede influir en la determinación de la cantidad que necesita. Si es muy sensible a los efectos del CBD, debe tomar una pequeña dosis. Algunas personas pueden encontrar que no se ven tan afectadas por la sustancia, por lo que es posible que necesiten tomar una dosis mayor para notar cualquier efecto beneficioso.
  • Considere los factores individuales : cuando esté tratando de decidir cuánto CBD tomar, hay una serie de factores que debe considerar. Estos incluyen la formulación y concentración de la cápsula, las gotas de aceite o las gomitas que está tomando, los síntomas que está tratando y su edad, sexo, peso y salud en general. Generalmente, las personas con cuerpos más pesados ​​necesitan tomar un poco más para lograr los mismos efectos. Los hombres pueden necesitar una dosis mayor, mientras que las personas mayores pueden necesitar menos. 
  • Considere los síntomas que está tratando : los síntomas que está tratando de aliviar también pueden influir en la dosis de CBD que debe tomar para ver los resultados. En un estudio, los participantes que tomaron 25 mg de CBD cada día mejoraron la calidad del sueño, aunque los resultados no fueron consistentes.  Sin embargo, es posible que necesite una dosis más baja o más alta si está tratando otro tipo de afección.
  • Pruebe una calculadora de dosis : los investigadores señalan que, si bien la variedad de estrategias de dosificación y formulaciones dificultan la determinación de la eficacia, hay una serie de "calculadoras de dosis" en línea disponibles en línea (como mydosage.com ) que están diseñadas para ayudar a las personas a elegir la dosis correcta. La precisión de estas calculadoras es difícil de evaluar, pero puede ser un buen punto de partida.

Antes de probar el CBD, hable sobre su plan con su médico. Es posible que puedan recomendarle una dosis y ayudarlo a comprender mejor los posibles riesgos, complicaciones, efectos secundarios o interacciones que pueda experimentar.

Comience con una dosis baja

A menos que su médico le recomiende una dosis específica, comience tomando de 10 a 20 mg al día. Tómelo durante una semana para asegurarse de que sea bien tolerado y de que no experimente ningún efecto no deseado o una reacción alérgica.

Si esta dosis no tiene el efecto deseado, intente aumentar en incrementos de 5 mg cada semana hasta alcanzar la cantidad deseada. 

En los estudios, las cantidades varían desde tan solo 20 miligramos por día hasta 1,500 miligramos (mg) por día. La Organización Mundial de la Salud informa que las dosis en los estudios de investigación clínica suelen oscilar entre 100 y 800 miligramos por día.

¿Es posible tomar demasiado?

Entonces, ¿Cuál es la cantidad máxima de CBD que debe tomar? Los investigadores han descubierto que 600 mg por día parecen ser seguros, pero un estudio sugirió que dosis de hasta 1,500 mg por día son seguras y bien toleradas. 

Sin embargo, es importante recordar que la investigación aún está en su infancia y los expertos aún no comprenden completamente los posibles impactos a largo plazo del uso de CBD. Por esa razón, siempre debe discutir su uso de CBD con su médico.

Comenzar con una dosis más baja y aumentar gradualmente hasta llegar a la cantidad que necesita pueden ser las mejores formas de evitar tomar demasiado.

Cómo tomar CBD

La cantidad de CBD que se encuentra en un producto puede depender de diferentes factores, incluida la formulación y el método de administración. Los productos de CBD están disponibles en varias formas diferentes, incluidos aceites, cápsulas, tabletas, aerosoles nasales y gomitas.

Una de las formas más populares de tomar CBD es como aceite. Estos productos se elaboran combinando CBD con algún tipo de aceite portador, como el aceite de coco. Algunos productos desarrollados más recientemente incluyen suplementos dietéticos, alimentos, bebidas, lociones, ungüentos y cosméticos. 

El tipo de producto de CBD que elija puede depender de lo que esté tratando de tratar. Si está buscando mejoras generales del estado de ánimo, un suplemento dietético podría ser una buena opción.

Si se dirige a síntomas específicos de una afección, tomar un aceite, una cápsula o una gomita podría ser una mejor manera de obtener una dosis más alta y concentrada.

Las aplicaciones tópicas pueden producir efectos localizados, pero no es probable que tengan beneficios para la salud mental.

¿Qué tipo debería tomar?

También es importante recordar que muchos productos no contienen solo CBD por sí solo. Hay tres tipos de CBD disponibles:

  • Isolate contiene CBD y solo CBD.
  • El espectro amplio contiene CBD y otros cannabinoides, pero no THC.
  • El espectro completo contiene CBD, THC y otros cannabinoides.

Puede ser útil tomar un producto de amplio espectro, ya que las investigaciones sugieren que los efectos del CBD pueden ser más beneficiosos cuando se toman junto con otros cannabinoides, un fenómeno conocido como efecto séquito. El CBD también puede ayudar a mitigar algunos de los efectos del THC.

Efectos secundarios

Si bien el CBD generalmente se tolera bien, esto no significa que no experimente ningún efecto secundario.

Algunos de los efectos secundarios más comunes que experimentan las personas al tomar CBD incluyen:

  • Cambios de apetito
  • Diarrea
  • Náusea
  • Mareo
  • Malestar estomacal
  • Cambios de peso

Algunas investigaciones recientes han generado preocupaciones sobre la seguridad y los posibles efectos a largo plazo del CBD. Un estudio implicó dar a los ratones una dosis equivalente a la máxima del medicamento con CBD Epidiolex, que se usa para tratar ciertas formas de epilepsia. Los resultados indicaron un mayor riesgo de daño hepático, así como preocupaciones sobre su interacción con otros medicamentos. 

Seguridad

También es importante recordar que los productos de CBD no están regulados por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA). Algunos fabricantes hacen afirmaciones no comprobadas sobre los usos y la eficacia de sus productos. También existe preocupación por la calidad y seguridad de los propios productos.

Un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indicó que varias personas experimentaron efectos secundarios negativos no deseados debido a los productos de CBD que contenían CBD sintético, aunque los productos no estaban etiquetados con dichos ingredientes. 

El etiquetado incorrecto parece ser un problema bastante común con los productos de CBD. En un estudio, el 70% de los productos de CBD que se vendieron en línea contenían significativamente más del ingrediente psicoactivo THC de lo que indicaba la etiqueta. 

La ley federal prohíbe la venta de productos que contengan más de 0.3% de THC. Las leyes estatales también varían, por lo que siempre debe consultar con su estado antes de comprar productos de CBD en línea.

Si decide tomar CBD para aliviar una afección aguda o crónica, recuerde que la cantidad que tome dependerá de una variedad de factores. Encontrar la dosis correcta a menudo requiere algo de experimentación y ajustes. Comenzar con una dosis baja y luego aumentar gradualmente la cantidad que toma hasta lograr los efectos deseados es el mejor enfoque.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas