Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

lunes, 19 de abril de 2021

CBD vs.THC: ¿Cuál es la diferencia?


 El cannabis contiene más de 113 compuestos químicos diferentes conocidos como cannabinoides. El cannabidiol (CBD) y el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) son dos tipos de compuestos químicos derivados del cannabis. En los últimos años, ha aumentado el interés por los posibles efectos y beneficios del cannabis para la salud. Gran parte de este interés se ha centrado en estos dos cannabinoides. 

Es probable que este interés continúe creciendo a medida que el cannabis y los productos de marihuana se legalicen en más estados. Han surgido varios productos diferentes que contienen CBD, THC o ambos que están diseñados para aliviar dolencias como el estrés, la ansiedad y el insomnio. Para comprender los efectos secundarios y los posibles beneficios de estos productos, es importante comprender primero las diferencias entre el CBD y el THC.

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol, generalmente conocido como CBD, es el segundo compuesto químico más prevalente que se encuentra en el cannabis. Descubierto por primera vez durante la década de 1940, el CBD se ha vuelto recientemente más popular como tratamiento natural para una variedad de afecciones. Puede derivarse del cáñamo o de la marihuana. El CBD derivado del cáñamo todavía contiene trazas de THC, mientras que el CBD derivado de la marihuana puede contener más.

¿Qué es el THC?

Delta-9-tetrahidrocannabinol, o THC, es el principal ingrediente psicoactivo del cannabis. Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA), el THC activa el sistema de recompensa del cerebro al señalar la liberación del químico cerebral dopamina.  La dopamina es un neurotransmisor que juega un papel importante en el estado de ánimo y el placer. Al desencadenar una liberación de dopamina más alta de lo normal, el THC hace que las personas experimenten sentimientos de euforia. El THC a menudo se administra fumando marihuana, pero también se puede encontrar como ingrediente en cápsulas, comestibles y aceites.

CBD vs.THC: diferencias clave

El THC y el CBD tienen un efecto sobre el sistema endocannabinoide, un sistema que juega un papel importante en el mantenimiento de la homeostasis. Los investigadores todavía están trabajando para comprender los entresijos de este complejo sistema, pero saben que está asociado con procesos que incluyen la memoria, el apetito, el sueño, el estado de ánimo y la fertilidad.

Si bien el THC y el CBD comparten similitudes, existen algunas diferencias clave entre los dos compuestos.

THC
  • Psicoactivo (produce un subidón)

  • Procedente de marihuana

CBD
  • No psicoactivo (no produce euforia)

  • Generalmente procedente de cáñamo

Propiedades psicoactivas

El CBD y el THC afectan a diferentes receptores del cerebro. Debido a esto, el CBD generalmente no tiene efectos psicoactivos; en otras palabras, no causará que usted se drogue.

El THC, por otro lado, tiene efectos psicoactivos. Es el compuesto que produce el efecto que la gente asocia con la marihuana.

Estructura química

Tanto el CBD como el THC tienen una estructura química similar a los endocannabinoides naturales del cuerpo. Los endocannabinoides son neurotransmisores que actúan en el cerebro. 

Los neurotransmisores son mensajeros químicos que transmiten señales entre las células nerviosas del cuerpo. Desempeñan un papel importante en una amplia gama de funciones que incluyen el sueño, el dolor, el apetito, el estado de ánimo y el sistema inmunológico.

El CBD y el THC tienen la misma estructura molecular, pero existen diferencias en la disposición de estas moléculas que son responsables de los diferentes efectos que tienen. Al imitar a los endocannabinoides, se unen a los receptores y causan diferentes efectos en el cuerpo.

Fuentes

Si bien el CBD puede provenir del cáñamo o de la marihuana, a menudo se deriva del cáñamo para evitar la adición de grandes cantidades de THC. El THC, por otro lado, se deriva de la marihuana.

El CBD que proviene de la marihuana puede contener más THC, lo que puede no ser ideal para las personas que intentan evitar el THC. Algunos productos de CBD que se producen a partir de cannabis, por ejemplo, pueden contener más THC de lo que sugiere la etiqueta.

Si bien la investigación sobre los posibles beneficios para la salud del THC, el CBD y otros cannabinoides aún se encuentra en las primeras etapas, existe evidencia de que estas sustancias pueden ser útiles para afecciones que incluyen: 

  • Epilepsia
  • Ansiedad
  • Glaucoma
  • Síntomas del VIH / SIDA
  • Dolor
  • Dependencia de opioides
  • Síndrome del intestino irritable (SII)
  • Síndrome del intestino inflamatorio (EII)
  • Esclerosis múltiple
  • Dificultades para dormir
  • Trastornos del movimiento

Si bien el CBD y el THC a menudo tienen efectos similares y se usan a menudo para tratar muchas de las mismas dolencias, existen algunas diferencias.

El CBD se usa a menudo para aliviar los síntomas asociados con:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Inflamación
  • Migrañas
  • Trastorno de estrés postraumático (PTSD)
  • Convulsiones
  • Glaucoma
  • Insomnio
  • Náusea; puede ser útil para aliviar las náuseas causadas por el tratamiento del cáncer
  • Dolor asociado con afecciones como artritis, fibromialgia y migrañas.
  • Poco apetito; incluidos los problemas de apetito causados ​​por el tratamiento del cáncer
  • Temblores

Medicamentos aprobados por la FDA

Si bien el cannabis en sí no ha sido aprobado por la FDA para tratar ninguna afección, existen algunos medicamentos aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) que contienen CBD o THC. 

  • Epidiolex contiene CBD y ha sido aprobado para tratar las convulsiones asociadas con dos tipos graves de epilepsia: el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox-Gastaut.
  • Marinol y Syndros son medicamentos que contienen dronabinol, un THC sintético. Estos medicamentos se usan para tratar las náuseas y los vómitos causados ​​por la quimioterapia durante el tratamiento del cáncer.
  • Cesamet contiene nabilona, ​​una sustancia sintética similar al THC. Este medicamento se usa para tratar la pérdida de peso y los problemas de apetito asociados con la quimioterapia y el VIH / SIDA.

Efectos secundarios

Algunas investigaciones sugieren que el CBD y el THC son generalmente seguros y producen pocos efectos secundarios.

Sin embargo, si bien estas sustancias parecen seguras, eso no significa necesariamente que no experimente algunos efectos no deseados. Algunos efectos adversos que se han informado incluyen:

  • Cambios de humor y apetito
  • Somnolencia
  • Sentimientos de ansiedad u otros cambios de humor.
  • Náuseas y mareos

El uso de THC también puede provocar efectos secundarios desagradables como aumento de la frecuencia cardíaca, sequedad de boca y pérdida de memoria.

La marihuana en sí misma puede tener una serie de efectos adversos a corto y largo plazo, que incluyen deterioro de la memoria a corto plazo , alteración del juicio y deterioro de la coordinación. La investigación también sugiere que la marihuana puede alterar el desarrollo del cerebro y puede provocar deterioro cognitivo. 

NIDA también señala que el THC altera el funcionamiento del hipocampo y la corteza orbitofrontal. Estas áreas del cerebro son importantes en la formación de nuevos recuerdos y en la capacidad de cambiar la atención de una cosa a otra. Esto no solo afecta la capacidad de una persona para aprender y formar nuevos recuerdos, sino que también dificulta que las personas realicen tareas difíciles. 

Al elegir productos que contienen CBD o THC, también es importante considerar su legalidad. Tanto la marihuana como el THC están incluidos en la Ley de Sustancias Controladas de EE. UU., Lo que significa que no son legales según la ley federal. En julio de 2020, 33 estados y Washington, DC han promulgado políticas que permiten que un médico recete marihuana medicinal y productos que contienen THC. Algunos estados también permiten el uso recreativo de marihuana y productos que contienen THC.

Aunque el CBD en ciertas formas es legal en la mayoría de los estados, los detalles de la legalidad de cualquier producto de THC o CBD pueden variar de un estado a otro. Varios estados también han aprobado el uso de marihuana y THC con fines recreativos.

Debido a que las leyes sobre el uso de cannabis y productos de cannabis están cambiando rápidamente, siempre debe verificar las leyes de su estado antes de usar productos que contengan CBD o THC.

Cómo tomar THC y CBD

Tanto el THC como el CBD se pueden consumir de diferentes formas. El THC se puede consumir como marihuana al fumar, pero también se encuentran disponibles otros productos de cannabis, entre los que se incluyen:

  • Aceites
  • Tinturas
  • Aerosoles
  • Productos de vape
  • Comestibles que incluyen gomitas y chocolates
  • Bebidas que contienen aceite de marihuana.

Al igual que el THC, el CBD también se puede consumir de diferentes formas. Los aceites de CBD se pueden formular para vapear, aunque ha habido preocupaciones recientes sobre los peligros para la salud que plantea el vapeo.

También se puede agregar a lociones y ungüentos para aplicar sobre la piel. Es importante señalar que los efectos de estos productos tópicos serán localizados ya que no se están ingiriendo.

El CBD también se puede tomar por vía oral como tintura, aceite, cápsula o aerosol. Los productos comestibles de CBD también son populares e incluyen gomitas, caramelos y bebidas.

Al elegir productos de CBD, también es importante considerar su formulación. Los productos aislados contienen solo CBD. Los productos de amplio espectro contienen otros cannabinoides con la excepción del THC, mientras que los productos de CBD de espectro completo contienen CBD, THC y otros cannabinoides.

¿Cuál debería tomar?

El producto que elija puede depender de los efectos que esté tratando de lograr. Si está tratando de reducir el estrés o dormir mejor, por ejemplo, el CBD puede proporcionar beneficios sin los efectos secundarios negativos asociados con el THC. El THC podría ser una mejor opción para los síntomas o afecciones para los que la sustancia ha demostrado beneficios, como temblores o falta de apetito.

Algunas investigaciones sugieren que los efectos terapéuticos potenciales del THC y el CBD tienden a ser mayores cuando los dos cannabinoides se toman juntos al mismo tiempo. 4  Este fenómeno se conoce como efecto séquito.

También se ha demostrado que tomar CBD junto con THC ayuda a reducir algunos de los efectos no deseados que puede tener el THC. Por ejemplo, un estudio sugiere que el CBD puede reducir potencialmente algunos de los efectos cognitivos negativos del consumo regular de cannabis.  Por ejemplo, las personas que consumen cannabis, especialmente cuando tiene niveles altos de THC, pueden tener un mayor riesgo de experimentar síntomas psiquiátricos como paranoia, ansiedad y psicosis. Sin embargo, los estudios han encontrado que el CBD puede ayudar a mitigar estos efectos. 

Un estudio encontró que el CBD ayudó a bloquear algunos de los posibles efectos psiquiátricos del THC. Los autores del estudio sugieren que tales hallazgos tienen implicaciones importantes para el uso de productos de cannabis. Las personas que son propensas a los efectos secundarios no deseados, por ejemplo, pueden seguir obteniendo los posibles beneficios para la salud si se apegan a productos con bajo contenido de THC y alto contenido de CBD.

También es importante recordar que el CBD y el THC funcionan en varias áreas diferentes del cerebro y los investigadores aún no comprenden completamente los efectos que tienen estos cannabinoides, ya sea solos o en conjunto.

Alguna evidencia sugiere que los efectos combinados del CBD y el THC pueden depender de la dosis. Un estudio de 2019, por ejemplo, encontró que las dosis bajas de CBD en realidad desempeñaron un papel en la amplificación de los efectos psicoactivos del THC, mientras que las dosis altas de CBD redujeron los efectos del THC. 

Prueba de drogas

Dado que el THC es la principal sustancia psicoactiva de la marihuana, se puede detectar en la mayoría de las pruebas de drogas estándar. El CBD también puede ser detectable, pero muchas pruebas de drogas no están diseñadas para buscar cannabidiol. 

Sin embargo, muchos productos de CBD contienen trazas de THC. Si bien estas cantidades son pequeñas, aún pueden ser detectables si consume grandes cantidades de CBD o si los productos que usa contienen más THC de lo que dice la etiqueta del empaque. 

La investigación ha encontrado, por ejemplo, que hasta el 70% de los productos de CBD están mal etiquetados y contienen significativamente más THC de lo que sugieren las etiquetas.  Debido a la falta de regulación de estos productos, es difícil saber exactamente cuánto THC está obteniendo realmente.

Tanto el THC como el CBD se almacenan en la grasa corporal, lo que significa que ambos pueden detectarse potencialmente en las pruebas de drogas durante algún tiempo después de haber dejado de usarlos.

El THC y el CBD también pueden tener un efecto sobre algunas afecciones de salud y pueden interactuar con ciertos medicamentos, por lo que siempre debe tener cuidado antes de tomar estos productos. Estas sustancias pueden afectar la forma en que su cuerpo metaboliza los medicamentos. También pueden aumentar los sentimientos de ansiedad en algunos casos.

Antes de elegir un producto de THC o CBD, es importante verificar las leyes de su estado para asegurarse de que estos productos sean legales en el lugar donde vive. La ley federal exige que los productos de CBD derivados del cáñamo contengan menos del 0,3% de THC, pero incluso esas pequeñas cantidades siguen siendo ilegales en algunos estados. 

Tanto el THC como el CBD pueden tener una serie de beneficios, pero siempre debe hablar primero con su médico antes de probar cualquier producto que contenga estos cannabinoides. Tanto el CBD como el THC son prometedores para aliviar los síntomas e incluso tratar algunas afecciones médicas y de salud mental, pero la investigación en esta área aún es relativamente nueva y se necesita más investigación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas