Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

lunes, 1 de marzo de 2021

¿Qué es la masculinidad tóxica?


 La masculinidad tóxica implica presiones culturales para que los hombres se comporten de cierta manera. Y es probable que esto afecte a todos los niños y hombres de alguna manera.

La masculinidad tóxica se refiere a la noción de que la idea de "masculinidad" de algunas personas perpetúa la dominación, la homofobia y la agresión.

Esta idea de que los hombres deben actuar con dureza y evitar mostrar todas las emociones puede ser perjudicial para su salud mental y puede tener graves consecuencias para la sociedad, por lo que se conoció como "masculinidad tóxica".

¿Qué es la masculinidad tóxica?

La masculinidad tóxica no se trata solo de comportarse como un hombre. En cambio, implica la presión extrema que algunos hombres pueden sentir para actuar de una manera que en realidad es dañina.

Hay muchas definiciones de "masculinidad tóxica" que aparecen tanto en la investigación como en la cultura pop. Algunos investigadores han llegado a estar de acuerdo en que la masculinidad tóxica tiene tres componentes centrales:

  1. Dureza: esta es la noción de que los hombres deben ser físicamente fuertes, emocionalmente insensibles y conductualmente agresivos.
  2. Antifeminidad: Implica la idea de que los hombres deben rechazar cualquier cosa que se considere femenina, como mostrar emoción o aceptar ayuda.
  3. Poder: esta es la suposición de que los hombres deben trabajar para obtener poder y estatus (social y financiero) para poder ganarse el respeto de los demás. 

Glorificación de hábitos poco saludables 

La masculinidad tóxica glorifica los hábitos poco saludables. Es la noción de que "el autocuidado es para las mujeres" y los hombres deben tratar sus cuerpos como máquinas escatimando el sueño, haciendo ejercicio incluso cuando están lesionados y esforzándose hasta sus límites físicos. 

Además de esforzarse físicamente, la masculinidad tóxica desalienta a los hombres de ver al médico. 

Un estudio de 2011 encontró que los hombres que tenían las creencias más fuertes sobre la masculinidad tenían solo la mitad de probabilidades que los hombres con creencias más moderadas sobre la masculinidad de obtener atención médica preventiva.   Ver a un médico para un examen físico anual, por ejemplo, va en contra de las creencias de algunos hombres sobre la dureza.

Además de evitar el tratamiento preventivo, la masculinidad tóxica también fomenta comportamientos poco saludables.

Un estudio de 2007 encontró que cuanto más los hombres se ajustaban a las normas masculinas, más probabilidades tenían de participar en conductas de riesgo, como beber en exceso , consumir tabaco y evitar las verduras. Además, era más probable que consideraran "normales" decisiones tan arriesgadas. 

Estigma de salud mental

La masculinidad tóxica también desalienta a los hombres a recibir tratamiento de salud mental. La depresión , la ansiedad, los problemas de abuso de sustancias y los problemas de salud mental pueden verse como debilidad.

Un estudio de 2015 encontró que los hombres que compraron las nociones tradicionales de masculinidad tenían una actitud más negativa sobre la búsqueda de servicios de salud mental en comparación con aquellos con actitudes de género más flexibles. 

La masculinidad tóxica también puede enfatizar que es inapropiado que los hombres hablen sobre sus sentimientos. Evitar las conversaciones sobre problemas o emociones puede aumentar los sentimientos de aislamiento y soledad . 

Esto puede aumentar los sentimientos de soledad. También puede reducir la disposición de los hombres a buscar ayuda cuando experimentan un problema de salud mental.

Raza, etnia y género

La raza y el origen étnico de un hombre pueden influir en cómo ve la masculinidad, así como en cómo lo perciben los demás.                                                

Un estudio de 2013 encontró que entre los estudiantes universitarios blancos, los hombres asiático-estadounidenses son vistos como menos varoniles que los hombres blancos o negros estadounidenses. 

El requisito masculino de permanecer estoico y ser un buen proveedor puede llevar al "John Henryism" en los hombres afroamericanos. Este término se utiliza para describir a los hombres que hacen un gran esfuerzo como una forma de hacer frente a los problemas y continúan haciéndolo frente al estrés crónico y la discriminación. Un estudio de 2016 relacionó el "John Henryism" con un mayor riesgo de hipertensión y depresión. 

Los niños de todas las razas y orígenes étnicos que no actúan "lo suficientemente masculinos" pueden ser objeto de acoso en la escuela.

La Encuesta Nacional de Clima Escolar de 2015 encontró que el 85 por ciento de los estudiantes LGBTQ + informaron haber sido acosados ​​verbalmente en la escuela por su expresión de género u orientación sexual. 

Los estudiantes que no se ajustan al género informaron un trato peor que los niños que se ajustan a las normas tradicionales de género y al mismo tiempo se identifican como LGBTQ +.

Los hombres que se ven a sí mismos como más masculinos tienen menos probabilidades de participar en lo que los investigadores llaman "comportamiento de ayuda". Eso significa que no es probable que intervengan cuando sean testigos de un acoso o cuando vean que alguien está siendo agredido.

Un estudio de 2019 encontró que la masculinidad tóxica puede evitar que los hombres consuelen a una víctima, pidan ayuda y se enfrenten al perpetrador. Los hombres que respaldaban la creencia de que los hombres deberían ser fuertes y agresivos tenían más probabilidades de percibir las consecuencias sociales negativas asociadas con la intervención como espectadores activos. 

En casos de agresión sexual, por ejemplo, los hombres que más se identificaban con comportamientos masculinos tenían menos probabilidades de detener la agresión. El estudio encontró que los hombres intervendrían en cualquier conflicto si pensaran que su reputación como tradicionalmente masculinos podría verse comprometida.

Las pautas de la APA

A lo largo de los años, la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) comenzó a reconocer que las presiones sociales que se ejercen sobre los hombres pueden tener consecuencias drásticas tanto para los individuos como para la sociedad.

Los miembros de la APA crearon nuevas pautas para las prácticas psicológicas que tratan a niños y hombres para ayudar a abordar algunos de los problemas asociados con la masculinidad tóxica.

Basándose en más de 40 años de investigación, sugieren que la masculinidad tradicional es psicológicamente dañina. También informan que socializar a los niños para reprimir sus emociones crea daño, tanto interior como exteriormente. 

Los investigadores encontraron que cuando eliminaron los estereotipos y las expectativas culturales, no hubo muchas diferencias en los comportamientos básicos entre hombres y mujeres. Los estudios del diario de tiempo (estudios que hacen que los participantes registren las entradas en un diario de sus actividades) mostraron que los hombres disfrutan del cuidado de los niños tanto como las mujeres. 

Las diferencias en las manifestaciones emocionales entre niños y niñas son relativamente pequeñas y no siempre de forma estereotipada. Por ejemplo, un estudio de 2013 encontró que los adolescentes varones en realidad muestran menos emociones de externalización, como la ira, que las adolescentes. 

Las nuevas pautas de la APA se crearon para ayudar a los psicólogos a ayudar a los hombres a liberarse de las reglas de masculinidad que hacen más daño que bien.                       

Si siente que está experimentando los efectos negativos de la masculinidad tóxica, comuníquese con alguien. Un profesional de la salud mental puede ayudarlo a reconocer cómo está afectando su vida y ayudarlo a liberarse de los patrones nocivos que pueden mantenerlo estancado.

Mientras más personas aprendan sobre la masculinidad tóxica y más personas reciban ayuda para ello, es más probable que veamos cambios en un nivel mayor, ya que la sociedad puede presionar menos a los hombres para que actúen de cierta manera.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas