Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

jueves, 11 de marzo de 2021

Los efectos reales del ciberacoso en los niños


 La intimidación, incluida la intimidación cibernética, provoca una angustia emocional, psicológica y física significativa. Al igual que cualquier otra víctima de acoso escolar , los niños acosados ​​cibernéticamente experimentan ansiedad, miedo, depresión y baja autoestima. También pueden experimentar síntomas físicos, problemas de salud mental y dificultades académicas. Aquí hay una mirada más cercana a los efectos emocionales, mentales y físicos del ciberacoso.

Efectos emocionales del ciberacoso

No es sorprendente que el ciberacoso sea un factor de estrés importante en la vida de un joven. De hecho, las investigaciones muestran que el 32% de los niños que son víctimas de acoso cibernético informan haber experimentado al menos un síntoma de estrés.   Además de sentirse angustiados, también pueden sentirse avergonzados, heridos e incluso temer por su seguridad. Incluso pueden culparse a sí mismos por el ciberacoso.

Si nota un cambio en el estado de ánimo de su hijo, no dude en comunicarse con su proveedor de atención médica para recibir evaluación y apoyo.

Su hijo puede sentir una variedad de emociones si es el objetivo de un acosador cibernético. A continuación, se muestran algunos sentimientos y emociones comunes que pueden experimentar los adolescentes y preadolescentes víctimas de acoso cibernético.

Humillación

Debido a que el acoso cibernético ocurre en el ciberespacio, el acoso en línea se siente permanente. Los niños saben que una vez que algo está ahí, siempre estará ahí. Se sienten expuestos, avergonzados y abrumados.

Cuando ocurre el ciberacoso, las publicaciones, mensajes o textos desagradables se pueden compartir con multitud de personas. La gran cantidad de personas que conocen el acoso puede provocar intensos sentimientos de humillación.

Aislamiento

El acoso cibernético a veces hace que los adolescentes sean excluidos y condenados al ostracismo en la escuela. En consecuencia, a menudo se sienten solos y aislados.  Esta experiencia es particularmente dolorosa porque los amigos son cruciales a esta edad. Cuando los niños no tienen amigos, esto puede generar más acoso. 

Es más, cuando ocurre el ciberacoso, la mayoría de la gente recomienda apagar la computadora o el teléfono celular. Pero, para los adolescentes, esto a menudo significa cortar la comunicación con su mundo. Sus teléfonos y sus computadoras son una de las formas más importantes de comunicarse con los demás. Si se elimina esa opción de comunicación, pueden sentirse aislados y aislados de su mundo.

Muchas víctimas de acoso cibernético se enojarán por lo que les está sucediendo. De hecho, las investigaciones indican que la ira es la respuesta más común al ciberacoso seguida de estar molesto y preocupado.  Algunos niños que son victimizados pueden planear venganza y tomar represalias. Aparte de los problemas en los que podrían meterse, este enfoque es peligroso porque los mantiene encerrados en el ciclo de intimidación-víctima .

Si bien siempre es mejor perdonar a un acosador que desquitarse, el perdón a menudo es más fácil de decir que de hacer. Si su hijo parece estar muy enojado por el acoso cibernético, puede ser útil que hable con un consejero o terapeuta para que pueda aprender a canalizar ese enojo de manera productiva.

Impotencia

Las víctimas del ciberacoso suelen tener dificultades para sentirse seguras.   Se sienten vulnerables e impotentes. Por lo general, estos sentimientos afloran porque el acoso puede invadir su hogar a través de una computadora o teléfono celular en cualquier momento del día. Ya no tienen un lugar donde escapar.

Para una víctima, parece que el ciberacoso está en todas partes.

Además, debido a que los acosadores pueden permanecer en el anonimato, darse cuenta de esto puede aumentar los sentimientos de miedo. Los niños que son atacados no tienen idea de quién les está infligiendo dolor, aunque algunos ciberacosadores eligen a personas que conocen.

Cuando el acoso cibernético continúa, las víctimas a menudo se relacionan con el mundo que las rodea de manera diferente a los demás. Para muchos, la vida puede parecer desesperada y sin sentido.

Pierden interés en las cosas que antes disfrutaban y pasan menos tiempo interactuando con familiares y amigos. Y, en algunos casos, pueden aparecer depresión y pensamientos suicidas. Aquí hay una mirada más cercana a los efectos mentales del acoso cibernético.

Depresión y ansiedad

Las víctimas del acoso cibernético a menudo sucumben a la ansiedad, la depresión y otras afecciones relacionadas con el estrés.   El estrés adicional de lidiar con el acoso cibernético de forma regular les roba los sentimientos de felicidad y satisfacción. También aumenta la preocupación y los aísla de sus compañeros.

El ciberacoso también erosiona la confianza en sí mismos y los sentimientos de autoestima, lo que puede contribuir a la depresión y la ansiedad.

La investigación ha apoyado constantemente la noción de que los niveles crecientes de ciberacoso conducen a niveles más altos de depresión. De hecho, un estudio encontró que el 93% de las víctimas del ciberacoso informaron sentimientos de tristeza, impotencia y desesperanza. 

Baja autoestima

El ciberacoso suele atacar a las víctimas donde son más vulnerables. Los objetivos de la intimidación pueden sentir una intensa insatisfacción con quienes son. Como resultado, a menudo comienzan a dudar de su valor y pueden tener problemas con una baja autoestima . 

Los investigadores especulan que debido a que los jóvenes tienen una intensa necesidad psicológica de ser parte de un grupo de pares y de ser aceptados por sus pares, el ciberacoso puede causar inadaptación psicológica, reducción del bienestar y, en última instancia, baja autoestima. El ciberacoso puede incluso conducir a ideas suicidas. 

Autolesiones

A veces, las víctimas del ciberacoso responden a sus intensos sentimientos haciéndose daño de alguna manera. Por ejemplo, algunos se autolesionarán, como cortarse o quemarse. De hecho, la investigación ha vinculado constantemente el acoso y la autolesión. 

Otros pueden interrumpir la dieta o comer en exceso con la creencia de que si alteran su apariencia, el acoso se detendrá. Otras veces, las víctimas intentarán cambiar algo sobre su apariencia o actitud para evitar más acoso cibernético. En cualquiera de estas situaciones, las víctimas pueden culparse a sí mismas por el acoso y, por lo tanto, castigarse a sí mismas en respuesta.

Problemas académicos

Los niños que son víctimas del ciberacoso pueden perder el interés en la escuela. Como resultado, a menudo tienen tasas de absentismo mucho más altas que los niños que no son acosados.   Faltan a la escuela para evitar enfrentar a los niños que los intimidan o porque se sienten avergonzados y humillados por los mensajes que se comparten.

Sus calificaciones también se ven afectadas porque les resulta difícil concentrarse o estudiar debido a la ansiedad y el estrés que causa el acoso. Y en algunos casos, los niños abandonan la escuela o pierden interés en continuar su educación después de la escuela secundaria debido al acoso cibernético.

Pensamientos suicidas

El ciberacoso aumenta el riesgo de suicidio . Los  niños que son atormentados constantemente por sus compañeros a través de mensajes de texto, mensajería instantánea, redes sociales y otros medios, a menudo comienzan a sentirse desesperados.

Incluso pueden comenzar a sentir que la única forma de escapar del dolor es a través del suicidio. Como resultado, pueden fantasear con terminar con su vida para escapar de sus torturadores.

Si usted o su hijo tienen pensamientos suicidas, comuníquese con la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-8255 para recibir apoyo y asistencia de un consejero capacitado. Si usted o un ser querido está en peligro inmediato, llame al 911.

Para obtener más recursos de salud mental, consulte nuestra Base de datos de la línea de ayuda nacional .

Efectos físicos del ciberacoso

Ser el objetivo de los ciberacosadores es abrumador, especialmente si muchos niños participan en el acoso. A veces puede parecer que todo el mundo sabe lo que está pasando. A veces, el estrés de lidiar con el acoso cibernético puede hacer que los niños sientan que la situación es más de lo que pueden manejar. 

Estos sentimientos abrumadores pueden provocar síntomas físicos como dolores de cabeza, dolores de estómago, afecciones de la piel u otras dolencias físicas.   He aquí un vistazo más de cerca a algunos de los efectos físicos del ciberacoso.

  • Problemas gastrointestinales : el estrés del acoso también puede causar afecciones relacionadas con el estrés, como úlceras de estómago, malestar estomacal y dolor abdominal. Incluso pueden luchar contra las náuseas, los vómitos y la diarrea.
  • Desorden alimenticio : los niños que sufren acoso cibernético pueden experimentar cambios en los hábitos alimenticios, como saltarse comidas o atracones. Debido a que sus vidas se sienten fuera de control, ven sus patrones de alimentación como algo que pueden controlar. Estos esfuerzos pueden transformarse en un desorden alimenticio en toda regla , especialmente si el acoso ha causado una imagen corporal distorsionada .
  • Trastornos del sueño : experimentar ciberacoso puede afectar los patrones de sueño de una persona, que puede sufrir problemas de sueño como insomnio, dormir más de lo habitual o experimentar pesadillas.

Si nota que su hijo está experimentando cambios en sus hábitos alimenticios y de sueño, o si experimenta un aumento de los problemas físicos, es importante que hable con el médico de su hijo. Estos podrían ser signos de un problema mucho mayor y deben evaluarse lo antes posible.

Mientras tanto, no descarte los sentimientos de su hijo. Haga lo que pueda para empoderarlos. Comuníquese a diario y vigile de cerca los cambios de humor y comportamiento. Y haga que un profesional de la salud evalúe a su hijo si nota algún cambio.

Todas las personas víctimas del ciberacoso pueden beneficiarse de tener un consejero o terapeuta que les enseñe cómo afrontar y responder al ciberacoso de manera saludable. Desarrollar estrategias de afrontamiento efectivas puede ayudar a su hijo a capear esta tormenta mientras desarrolla resiliencia y perseverancia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas