Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

miércoles, 3 de marzo de 2021

Impacto económico del abuso de alcohol en EE. UU.


 El abuso y la dependencia del alcohol cobran aproximadamente 100,000 vidas cada año en los Estados Unidos, pero el costo para la sociedad no se detiene ahí. El consumo excesivo de alcohol pasa factura a la sociedad en su conjunto, y le cuesta a la industria, al gobierno y al contribuyente estadounidense un estimado de $ 249 mil millones cada año, según un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) con sede en Atlanta. 

Los costos sociales del abuso de alcohol promedian alrededor de $ 807 por ciudadano o aproximadamente $ 2.05 por bebida.

El gobierno y los contribuyentes cargan con la carga

El informe de los CDC, publicado en 2015, concluyó que dos de cada cinco dólares de estos costos (o un estimado de $ 100.7 mil millones) fueron asumidos por los gobiernos federal y estatal. Tres cuartas partes (o $ 191 mil millones) se atribuyeron directamente al consumo excesivo de alcohol. 

El consumo de alcohol por menores representó además $ 24,3 mil millones de estos costos, mientras que el consumo de alcohol durante el embarazo representó $ 5,5 mil millones adicionales. 

Según los investigadores, los costos se asociaron principalmente con pérdidas en la productividad del lugar de trabajo seguidas de costos directos e indirectos para el sistema de salud. Los números se desglosaron de la siguiente manera:

  • El 72 por ciento de los costos se atribuyeron al ausentismo en el lugar de trabajo, la compensación del trabajador, la discapacidad del Seguro Social y los gastos por desempleo.
  • El 11 por ciento estaba relacionado con gastos de atención médica, como atención de emergencia, hospitalización, tratamiento por alcoholismo, atención pediátrica asociada al alcohol y tratamiento de la cirrosis y el cáncer de hígado.
  • El 10 por ciento se atribuyó a gastos de justicia penal.
  • El cinco por ciento estaba directamente relacionado con accidentes automovilísticos, incluidos los costos del seguro.

Al desglosar el impacto regional del abuso de alcohol, el costo promedio por estado fue de aproximadamente $ 3.5 mil millones. El consumo excesivo de alcohol fue responsable de más del 70 por ciento de estos costos, el 40 por ciento de los cuales fue cubierto por el gobierno federal.

Los costos para los estados oscilaron entre un mínimo de $ 488 millones en Dakota del Norte y un máximo de $ 35 mil millones en California. Washington, DC tuvo los costos per cápita más altos en general con $ 1,526, casi el doble del promedio nacional. 

En términos de costos por bebida, las cifras más altas se observaron en Nuevo México con $ 2.77, una cifra que fue 35 por ciento más alta que el promedio nacional.

Se cree que las cantidades están subestimadas

El CDC cree que los $ 249 mil millones en costos anuales se subestiman en gran medida, en parte porque muchas lesiones y problemas de salud relacionados con el alcohol siguen siendo informados o no diagnosticados.   Además, muchas de las pérdidas en el lugar de trabajo, como las relacionadas con el ausentismo, no se pueden medir directamente, lo que dificulta asignar un valor en dólares a tales pérdidas.

Para complicar aún más las cosas, los $ 249 mil millones en gastos relacionados con el alcohol no incluyen $ 193 mil millones perdidos por el uso de drogas ilícitas, una cifra descrita en el Informe de 2016 del Cirujano General sobre Alcohol, Drogas y Salud. 

La forma más rápida de reducir estos costos, dice el CDC, sería reducir el consumo excesivo de alcohol (definido como cuatro o más bebidas por ocasión para las mujeres o cinco o más para los hombres). 

Con este fin, los investigadores sugirieron utilizar varias estrategias basadas en evidencia para reducir el impacto del consumo de alcohol en la sociedad:

  • Aumentar el precio del alcohol para desalentar su consumo, especialmente entre los jóvenes.
  • Regular el número y la ubicación de los sitios donde se vende alcohol.
  • Reducir los días y horas de venta de alcohol
  • Hacer responsables a los minoristas de bebidas alcohólicas por lesiones o daños causados ​​por clientes menores de edad o intoxicados
  • Evitar la comercialización de ventas de alcohol controladas por el estado

Si bien muchas de las sugerencias encontrarían una fuerte oposición del gobierno y la industria, sí destacan que el costo y el acceso siguen siendo los principales impulsores de la epidemia de alcohol en los EE. UU. A menos que se tomen medidas para desalentar activamente el consumo de alcohol, dice el CDC, será la sociedad en general que acabará pagando.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas