Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

miércoles, 3 de marzo de 2021

El efecto del alcohol en la nutrición


 Una buena nutrición es, por supuesto, esencial para proporcionar energía y mantener la estructura y función del cuerpo. Sin embargo, muchos alcohólicos tienden a comer menos de la cantidad de alimentos necesaria para proporcionar suficientes carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

Además de eso, el alcohol en sí puede interferir con el proceso de nutrición al afectar la digestión, el almacenamiento, la utilización y la excreción de nutrientes. En consecuencia, los bebedores crónicos se ven afectados por un doble golpe de salud: no consumen suficientes nutrientes y los nutrientes que consumen no se utilizan bien.

Como resultado, muchos bebedores con trastornos por consumo de alcohol están al menos levemente desnutridos y si su trastorno es lo suficientemente grave como para ser hospitalizados, generalmente están gravemente desnutridos. La  nutrición restaurada es una de las características más importantes de un programa de internación de 28 días. Mejorar la dieta también ayuda a la función cerebral, que puede ser importante para mejorar la fuerza de voluntad necesaria para la recuperación.

Cómo se supone que funciona la nutrición

Se supone que el sistema digestivo funciona de esta manera: el cuerpo comienza a descomponer los alimentos en moléculas utilizables en la boca y continúa el proceso en el estómago y los intestinos, con la ayuda del páncreas.

Los nutrientes de los alimentos digeridos se absorben en la sangre desde los intestinos y se transportan al hígado, donde se preparan para su uso inmediato o para su almacenamiento para su uso posterior.

Digestión

El alcohol inhibe la degradación natural de los nutrientes de varias formas:

  • Disminución de la secreción de enzimas digestivas del páncreas. 
  • Deterioro de la absorción de nutrientes al dañar las células que recubren el estómago y los intestinos.
  • Inhabilitar el transporte de algunos nutrientes a la sangre.
  • Evitar que los nutrientes que se absorben se utilicen en su totalidad alterando su transporte, almacenamiento y excreción.
  • El alcohol también interfiere con el microbioma del cuerpo. 

Si la persona que bebe en exceso tampoco come bien, sus deficiencias nutricionales por sí solas pueden afectar la absorción de nutrientes al alterar las células que recubren el intestino delgado.

Proveedor de energia

Llevar una dieta equilibrada proporciona al cuerpo las calorías necesarias para ser utilizadas como energía, pero algunos alcohólicos ingieren gran parte de sus calorías diarias totales del alcohol.   Como resultado, se obtienen menos calorías de fuentes de alimentos nutritivos, lo que significa que habrá menos vitaminas y minerales ingeridos.

El alcohol proporciona calorías, pero el cuerpo procesa y usa la energía del alcohol de manera diferente a como lo hace con las calorías de los alimentos.

Hipoglucemia

Si el alcohol se sustituye por carbohidratos, caloría por caloría, la persona perderá peso en lugar de aumentar de peso. Esto significa que obtienen menos energía de las calorías del alcohol que de las calorías de los alimentos.

En los alcohólicos desnutridos, el consumo de alcohol puede provocar una disminución del azúcar en sangre, lo que puede provocar lesiones graves. La hipoglucemia, aunque sea de corta duración, puede hacer que el cerebro y otros tejidos corporales se vean privados de la glucosa necesaria para funcionar. 

Mantenimiento de la función

Las proteínas, vitaminas y minerales son esenciales para mantener una función corporal adecuada. El alcohol puede afectar el funcionamiento adecuado del cuerpo al causar deficiencias de nutrientes y al interrumpir la "maquinaria" que el cuerpo usa para metabolizar los nutrientes.

Vitaminas

Las vitaminas ayudan a regular muchos procesos fisiológicos del cuerpo esenciales para mantener el crecimiento y el metabolismo normal. Al afectar la absorción, el metabolismo y la utilización de vitaminas, el consumo excesivo de alcohol de forma crónica puede provocar deficiencias de vitaminas. 

El consumo de alcohol puede causar deficiencias en las vitaminas A, C, D, E, K y B.

Estas deficiencias pueden causar ceguera nocturna, ablandamiento de los huesos, cicatrización lenta de heridas, disminución de la capacidad de coagulación de la sangre y, en el cerebro, daño neurológico severo. 

Minerales

Se ha descubierto que los alcohólicos tienen deficiencias de calcio, magnesio, hierro y zinc. La investigación muestra que beber alcohol en sí no limita la absorción de minerales, pero los problemas relacionados con el alcohol sí lo hacen. Las deficiencias minerales pueden deberse a otras afecciones relacionadas con el alcohol:

  • Disminución de la absorción de calcio causada por malabsorción de grasas.
  • Deficiencia de magnesio debido a una mala alimentación.
  • Pérdida de magnesio por excreción, vómitos y diarrea.
  • Deficiencia de hierro por hemorragia gastrointestinal.
  • Pérdidas de zinc relacionadas con otras deficiencias de nutrientes.

Complicaciones medicas

Si bebe más de las pautas recomendadas, es probable que tampoco esté comiendo tan bien como debería. Aquí hay una descripción general de cómo esto puede afectar su nutrición y causar complicaciones médicas.

Enfermedad del higado

El alcohol en sí mismo es la principal causa de enfermedad hepática alcohólica, pero una mala nutrición puede disminuir los nutrientes que normalmente se encuentran en el hígado y, por lo tanto, contribuir al daño hepático relacionado con el alcohol. La investigación ha encontrado que la fructosa dietética más etanol promueve la inflamación del hígado. 

El alcohol también agota los carotenoides, una fuente importante de vitamina A y E en el hígado. 

Pancreatitis

Algunos estudios han encontrado que el efecto dañino del alcohol sobre el páncreas se ve agravado por una dieta deficiente en proteínas. Otra investigación ha sugerido que la desnutrición puede aumentar el riesgo de desarrollar pancreatitis alcohólica.

Daño cerebral

Las deficiencias nutricionales pueden tener una variedad de efectos graves y permanentes sobre el funcionamiento del cerebro. La deficiencia de tiamina en particular, que se observa con frecuencia en personas con trastornos graves por consumo de alcohol, puede causar problemas neurológicos graves, alteración del movimiento y pérdida de memoria. 

Existe alguna indicación de que los déficits de ácidos grasos omega-3 también pueden influir en la función cerebral en personas con trastorno por consumo de alcohol. 

El embarazo

No solo beber durante el embarazo tiene efectos tóxicos directos sobre el desarrollo fetal, sino que la deficiencia nutricional relacionada con el alcohol también puede afectar al feto, agravando el riesgo de daños en el desarrollo.   Se ha demostrado que el alcohol restringe el flujo de nutrición al feto.

El exceso de alcohol en su sistema puede causar una variedad de efectos negativos para la salud de su cuerpo. Además, es posible que también corra el riesgo de sufrir daños por una mala nutrición.

Si bebe, asegúrese de cuidarse consumiendo suficientes nutrientes, comiendo comidas balanceadas y tal vez complementando su dieta con un buen multivitamínico diario, apropiado para su edad y sexo. Una buena nutrición promueve el buen funcionamiento del cerebro, que puede desempeñar un papel en la prevención del abuso de alcohol en primer lugar. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas