Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

miércoles, 24 de marzo de 2021

¿Cuánta agua deben beber los niños?


Su cuerpo usa agua para regular la temperatura, eliminar los desechos y amortiguar la médula espinal y las articulaciones. Al igual que los adultos, los niños necesitan beber mucha agua para mantener su cuerpo funcionando a su nivel óptimo. Prácticamente todos los órganos del cuerpo requieren una hidratación adecuada, y esto se vuelve aún más importante cuando los niños hacen ejercicio o están enfermos.

La cantidad de líquidos necesaria varía según la edad, pero un buen punto de partida es de seis a ocho tazas al día para niños y adolescentes. Sus porciones diarias recomendadas de  frutas y verduras  también contienen mucha agua.

El agua es una bebida ideal sin importar la edad porque hidrata sin agregar calorías, azúcar o grasas innecesarias.

La leche y el jugo ofrecen beneficios como fuentes de nutrientes esenciales como el calcio y la vitamina C. Pero vienen con azúcar y grasa, que la mayoría de los niños y adultos deben consumir en cantidades limitadas.

Recomendaciones de agua para niños

El Instituto de Medicina (una división de la Academia Nacional de Ciencias, encargada de asesorar a la nación sobre temas de salud) dice que la mayoría de los adultos obtienen todos los líquidos que necesitan todos los días simplemente comiendo y bebiendo normalmente, con las comidas y cuando tienen sed.

Cualquier bebida, incluidas las que contienen cafeína, cuenta para la ingesta diaria de líquidos que su cuerpo necesita, que para muchas personas es cercana a las 10 tazas por día.

Los niños menores de ocho años necesitan un poco menos de líquido que los adultos y los niños mayores, pero el consejo es el mismo: deben tomar bebidas saludables con las comidas y beber sorbos de agua cada vez que tengan sed.

El "agua total" de su hijo incluye el agua que obtiene al comer frutas y verduras. También recuerde que una taza equivale a ocho onzas.

Rango de edadGéneroAgua total (tazas / día)
4 a 8 añosNiñas y niños5
9 a 13 añosMuchachas7
Niños8
14 a 18 añosMuchachas8
Niños11

Cuando los niños juegan o hacen ejercicio vigorosamente, o si hace mucho calor afuera, necesitarán más líquidos para compensar el líquido que sus cuerpos pierden al sudar. Dependiendo de su tamaño, su hijo podría necesitar entre cuatro y 16 onzas de agua cada 15 a 20 minutos durante el ejercicio.

Si no está seguro de si su hijo está bebiendo lo suficiente, controle cuánto orina y de qué color es. Los niños bien hidratados orinarán con frecuencia y su orina será clara. Si este no es el caso de su hijo, tómelo como una señal para aumentar su ingesta de líquidos.

Líquidos que los niños deben beber o limitar

Estas pautas de bebidas le ayudarán a planificar la ingesta de líquidos de su hijo.

  • Agua: directamente del grifo está bien (no es necesario embotellar). Su hijo puede beber más si el agua está fría o si tiene una taza, botella o cantimplora especial para el agua. Etiquételo y envíelo a la escuela, preescolar, campamento y prácticas deportivas.
  • Leche: Hágalo con bajo contenido de grasa o sin grasa (para niños de dos años en adelante; los más pequeños necesitan la grasa para el desarrollo del cerebro). Sirva dos tazas al día para niños menores de ocho años y tres tazas para niños mayores y adolescentes. Los niños necesitan el calcio y la vitamina D de los productos lácteos, así que si a su hijo no le gusta la leche, intente darle sabor (pero observe el contenido de azúcar). O busque otras fuentes de estos nutrientes.
  • Jugo: Límite de cuatro a seis onzas al día para niños menores de seis años (eso es 1/2 a 3/4 de taza). Los niños mayores y los adolescentes pueden consumir de ocho a 12 onzas al día como máximo. El jugo cien por cien de fruta es lo mejor: revise la etiqueta. Las bebidas de frutas y los ponches pueden tener azúcares (y calorías) agregados. Una bebida de jugo de fruta 100 por ciento cuenta como una de las porciones de fruta de su hijo durante el día, pero recuerde que no tiene la fibra que tiene la fruta entera.
  • Bebidas deportivas: en general, evítelas ya que añaden calorías y azúcar a la dieta de su hijo, pero pocos nutrientes. Pero si hace ejercicio vigorosamente y prefiere las bebidas deportivas al agua, déjelo beber; es más importante que se mantenga hidratado.
  • Refrescos: Evite los refrescos ya que tienen calorías vacías de azúcar.
  • Bebidas energéticas: Evite las bebidas energéticas. Pueden contener altas dosis de cafeína y otros suplementos que no son saludables para los niños.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas