Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

martes, 30 de marzo de 2021

Cómo criar a los niños con una dieta especial


Proporcionar a los niños una dieta bien equilibrada es importante para el crecimiento, el bienestar y el desarrollo. Algunos padres siguen dietas especiales debido a creencias religiosas, valores éticos o sostenibilidad. Muchos padres quieren saber si es seguro y saludable criar a sus hijos con una dieta especial. Por ejemplo, si es vegetariano, ¿su hijo también puede ser vegetariano? Dependiendo de la dieta, la respuesta es sí. Pero hay una advertencia; la dieta debe crearse para asegurar que el niño esté recibiendo todos los nutrientes necesarios para un crecimiento y desarrollo adecuados.

La posición de la Academia de Nutrición y Dietética es que las dietas vegetarianas o veganas debidamente planificadas son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden proporcionar beneficios para la salud para la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades. Estas dietas son adecuadas para todas las etapas del ciclo de vida, incluido el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez, la adolescencia, la edad adulta y para los deportistas.

Dietas veganas, vegetarianas, pescatarianas, flexitarias

Hay pequeñas diferencias en todos estos tipos de planes de alimentación. Las dietas veganas excluyen todos los productos animales, incluidos los lácteos y los huevos. Las restricciones de las dietas vegetarianas pueden variar. La mayoría de los planes de comidas vegetarianas excluyen todos los productos cárnicos de origen animal, pero permiten subproductos animales como la leche y los huevos. Una dieta pescatariana excluye todos los productos animales pero permite el consumo de pescado. Además, una dieta flexitariana hace hincapié en los alimentos de origen vegetal, al tiempo que permite cantidades limitadas de productos animales, como la carne y los lácteos.

Eliminar ciertos grupos de alimentos significa que debe prestar más atención a nutrientes específicos para prevenir deficiencias de nutrientes.

Nutrientes clave que deben tenerse en cuenta para el éxito

Las comidas a base de plantas proporcionan una tonelada de antioxidantes, fibra y otros nutrientes que son importantes para la salud. Sin embargo, si está excluyendo todos los productos animales, hay ciertos nutrientes a los que se debe prestar mucha atención para asegurarse de que sus hijos se desarrollen adecuadamente tanto mental como físicamente. La cantidad exacta de nutrientes que su hijo necesita dependerá de su edad, altura, peso y nivel de actividad.

Asegúrese de discutir siempre sus necesidades nutricionales exactas con su pediatra u otro dietista registrado que se especialice en nutrición pediátrica.

Calorías

Las calorías proporcionan energía y son fundamentales para el crecimiento y el desarrollo. Si su hijo come grandes cantidades de alimentos crudos, a menudo puede resultarle difícil satisfacer sus necesidades calóricas. Para evitar esto, ofrezca una variedad de verduras cocidas que estén preparadas con grasas saludables, como aceite de oliva, aceite de aguacate, aceite de canola, aceite de semilla de uva, etc.

gordo

Los planes de comidas vegetarianas suelen ser bajos en grasas porque no incluyen productos de origen animal. La grasa es un nutriente importante en el desarrollo, especialmente durante las primeras etapas de la vida. Los ácidos grasos esenciales son componentes críticos para el desarrollo del cerebro y la retina.

Además, comer grasas es importante para absorber las vitaminas liposolubles, como A, D, E y K. De acuerdo con la Academia de Nutrición y Dietética, los niños de uno a tres años deben comer aproximadamente del 30% al 40%. de sus calorías de la grasa, mientras que los niños de 4 a 18 años deben recibir alrededor del 25% al ​​35% de sus calorías de la grasa. 

Debe incluir una variedad de grasas en el plan de alimentación de su hijo. Nueces y mantequillas de nueces, como mantequilla de almendras, mantequilla de maní, mantequilla solar, pescados grasos, como salmón, aceite de oliva, aguacate y hummus. La leche entera, la leche de soya enriquecida o la leche de vaca entera pueden ser una opción después del primer año de vida.

Proteína

Los niños pequeños necesitan consumir aproximadamente del 5% al ​​20% de las calorías de las proteínas, mientras que los niños mayores necesitan consumir entre el 10% y el 30% de las calorías de las proteínas. Los cereales integrales, las alternativas a la leche, las mantequillas de frutos secos y las legumbres pueden proporcionar cantidades suficientes de proteína. Se ha sugerido que los niños que siguen una dieta vegana pueden necesitar proteínas adicionales para satisfacer sus necesidades, probablemente debido a las diferencias en la digestibilidad de las proteínas y la composición de aminoácidos.  Se han sugerido recomendaciones de 30% a 35% más de proteína para veganos de uno a dos años, de 20% a 30% más para niños de 2 a 6 años y de 15% a 20% más para niños mayores de 6 años . 

Siempre se recomienda discutir las necesidades de su hijo con su pediatra para garantizar una ingesta adecuada.

Hierro

El hierro es un ingrediente clave para las enzimas y las proteínas. También transporta y almacena oxígeno. El hierro es particularmente importante durante la niñez porque el crecimiento acelera el proceso de almacenamiento y transporte de oxígeno.

Hay dos tipos diferentes de hierro: hemo y no hemo. El hierro hemo, que se encuentra principalmente en productos animales, se absorbe más fácilmente que el hierro no hemo. Esto no significa que no pueda satisfacer las necesidades de hierro excluyendo los productos de origen animal, pero sí significa que tendrá que prestar más atención a este nutriente. Los alimentos ricos en hierro no hemo incluyen frijoles, cereales fortificados con hierro, avena, verduras de hoja verde como espinacas, col rizada y berza, pasas y pan enriquecido.

Para aumentar la absorción de hierro no hemo, agregue alimentos ricos en vitamina C a las comidas. Estos incluyen brócoli, melón, kiwi, naranjas, limón, papaya, piña, pimientos, papa y fresas. Por ejemplo, si le está sirviendo arroz y frijoles a su hijo para la cena, agregue algunos pimientos o limón recién exprimido encima o proporcione una porción de fruta al lado.

La Academia Estadounidense de Nutrición y Dietética dice: "Si bien los factores dietéticos pueden limitar la absorción de hierro y zinc, las deficiencias de estos minerales son poco comunes en los niños vegetarianos en los países industrializados. El estado de hierro y zinc de los niños con dietas muy restringidas a base de plantas debe ser monitoreados. En tales casos, es posible que se necesiten suplementos de hierro y zinc ". 

Si le preocupa que su hijo no esté recibiendo suficiente hierro, pregúntele a su pediatra si debería tomar un suplemento.

Zinc

Los seres humanos necesitan una ingesta constante de zinc porque tenemos una capacidad limitada para almacenarlo. La ingesta de zinc es particularmente importante para los niños, ya que favorece el crecimiento normal y el desarrollo del sistema inmunológico. La deficiencia leve de zinc se ha asociado con retrasos en el crecimiento. Debido a que el zinc se encuentra principalmente en la carne animal, será importante proporcionar otras fuentes.

Las fuentes alimenticias incluyen cereales fortificados (las cantidades varían), mariscos, como cangrejos y almejas, frijoles como garbanzos (que se usan para hacer hummus), soja, semillas de girasol, anacardos, leche y queso.

Vitamina B12

La vitamina B12 es una vitamina esencial para la síntesis de ADN, el desarrollo del cerebro y la función cognitiva. La ingesta inadecuada de vitamina B12 durante la primera infancia se ha asociado con problemas de salud infantil adversos, incluido un desarrollo cerebral deficiente.   Las principales fuentes de vitamina B12 son las fuentes de alimentos de origen animal, como la carne y los productos lácteos, como el queso y la leche.

La Academia Estadounidense de Nutrición y Dietética dice : " Se debe evaluar la ingesta de vitamina B-12 de los bebés y niños veganos, y se deben usar alimentos y / o suplementos fortificados según sea necesario para garantizar su adecuación". 

Las fuentes alternativas de vitamina B12 incluyen levadura nutricional fortificada, ciertos cereales fortificados, leche no láctea fortificada, huevos y mariscos. Hable sobre la ingesta dietética de su hijo con un proveedor de atención médica para ver si necesita complementar con vitamina B12.

Calcio

El calcio es un nutriente importante para la estructura de huesos y dientes, así como para la contracción muscular normal. La cantidad de calcio que necesita un niño aumentará a medida que crezca. Si su hijo no come lácteos, deberá prestar más atención a la ingesta de calcio, ya que las fuentes lácteas contienen las cantidades más altas.

Los alimentos alternativos ricos en calcio incluyen tofu con calcio, alternativas a la leche fortificada con calcio, como leche de almendras y leche de soya, vegetales de hojas verdes como brócoli y jugo y cereales fortificados con calcio de col rizada, frijoles y cereales integrales.

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa que ayuda en la absorción de calcio para la mineralización ósea. También juega un papel en la prevención de enfermedades crónicas.  Se debe prestar especial atención a esta vitamina porque no se encuentra en muchos alimentos y, para aquellos niños con dietas restringidas que no consumen lácteos, esto puede ser un problema. Es posible que se necesiten suplementos, especialmente porque la luz solar no siempre es una fuente confiable de vitamina D. Esto se debe al uso de protector solar, al tiempo que se pasa en interiores, a altitudes más altas y a los meses de invierno. Hable con su médico si su hijo necesita suplementos de vitamina D.

Según la Academia Estadounidense de Pediatría, todos los bebés y niños, incluidos los adolescentes, deben tener una ingesta diaria mínima de 400 UI de vitamina D (en forma de suplemento) a partir del nacimiento. Las fuentes de alimentos ricos en vitamina D incluyen salmón, atún, bacalao, jugo de naranja fortificado, leche, leche de soya, leche evaporada, cereales fortificados, leche de arroz, huevo y champiñones .

Suplementos

Algunos niños, en particular los que siguen una dieta muy restrictiva, pueden necesitar ciertos suplementos. La Academia Estadounidense de Nutrición y Dietética sugiere que se debe monitorear el estado de hierro, zinc y vitamina B12 de los niños con dietas muy restringidas a base de plantas. 

Algunos niños pueden necesitar seguir una dieta especial debido a alergias o intolerancias. La intolerancia alimentaria es diferente de una verdadera alergia alimentaria. Una alergia alimentaria ocurre cuando el cuerpo tiene una respuesta inmune a la proteína en el alimento ofensivo. Los síntomas pueden resultar en urticaria, sibilancias, sarpullido, picazón, congestión nasal, picazón o ojos llorosos. Algunas personas con alergias alimentarias pueden tener una reacción grave llamada anafilaxia. Cuando una persona tiene intolerancia a los alimentos, no hay una reacción inmunológica; en cambio, normalmente experimentarán un problema digestivo en respuesta a un alimento específico.

Ya sea que su hijo tenga o no alergia o intolerancia a los alimentos, es posible que deba evitar ciertos alimentos, como lácteos, huevos, soja, maní, nueces de árbol y mariscos. Para descartar alergias alimentarias, intolerancias alimentarias, su hijo deberá someterse a un examen médico por parte de su pediatra o alergólogo.

Intolerancia a la lactosa

En el caso de los niños con intolerancia a la lactosa, es posible que deban evitarse los productos lácteos como la leche, el queso, el yogur y el helado. La tolerancia a la leche y los productos lácteos puede variar. A veces, limitar será suficiente, mientras que para otras, será necesario evitar por completo. Su pediatra puede recomendarle enzimas de lactosa para aliviar los síntomas. Al limitar o evitar los lácteos, será importante encontrar fuentes alternativas de calcio, vitamina D, proteínas, vitamina B12 y grasas. La leche de arroz suele ser baja en proteínas y grasas, por lo que puede que no sea la mejor opción a menos que se considere la única opción.

Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es una enfermedad que afecta las vellosidades de los intestinos. Las personas con enfermedad celíaca deben evitar el gluten, una proteína que se encuentra en ciertos alimentos como el trigo, el centeno, la cebada y algunas avena. La ingestión de gluten y otros productos que contienen gluten puede dañar los intestinos y provocar desnutrición. El gluten también se puede encontrar en medicamentos, vitaminas, bálsamos labiales. Es importante reunirse con un dietista registrado para asegurarse de que su hijo reciba una nutrición adecuada y evite todos los alimentos problemáticos.

Cómo ayudar a su hijo a hacer frente a una dieta restringida

Las normas sociales pueden ser un desafío para los niños. Si su hijo tiene una dieta restringida, es posible que se sienta segregado de sus compañeros incluso si su restricción fue voluntaria, en lugar de médica. La mejor manera de lidiar con esto es continuar educándose a sí mismo y a su hijo.

Deben comprender que a veces las personas deben seguir dietas especiales porque sus cuerpos no pueden tolerar ciertos alimentos, mientras que otros optan por comer o restringir ciertos alimentos debido a sus creencias. Aprender a respetar las elecciones y creencias de las personas es una forma de vida y este puede ser un buen punto de partida.

Alimentar adecuadamente a su hijo es importante para el crecimiento y el desarrollo. Ya sea que elija alimentar a su hijo con un plan de alimentación especial, que haya decidido hacer el cambio por su cuenta o que tenga una afección médica que lo obligue a eliminar ciertos alimentos, puede lograr sus objetivos si se mantienen ciertos nutrientes mente. Los niños tienen diferentes necesidades de nutrientes a lo largo de su vida, por lo que reunirse con un profesional médico, como su pediatra o dietista registrado que se especializa en pediatría, es una parte importante de este proceso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas