Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

martes, 30 de marzo de 2021

Ayude a los niños a superar el miedo a los monstruos debajo de la cama

 Todas las noches, a los niños de todo el mundo les preocupa que haya un monstruo escondido debajo de la cama. Es un miedo común con el que la mayoría de los adultos pueden identificarse; el miedo a los monstruos no es nuevo. De hecho, este miedo es anterior a los videojuegos y las redes sociales y ha persistido a lo largo de las generaciones.

Si sus hijos están convencidos de que una vez que se apagan las luces, hay un monstruo peludo que saldrá de debajo de la cama y los "atrapará", no está solo. Pero puede ser difícil saber cómo calmar la ansiedad de los niños, convenciéndolos de que pueden dormir solos en su cama sin ser atacados por un monstruo que vive debajo de la cama.

Superar el miedo a los monstruos debajo de la cama.
El miedo a los monstruos

El miedo a la oscuridad, especialmente a quedarse solo en la oscuridad, es uno de los mayores miedos que experimentan los niños.

Un estudio de 2015 publicado en el International Journal of Psychophysiology sugiere que el miedo no es necesariamente a la oscuridad, sino más bien a la noche. 

Algunos investigadores sospechan que esto es evolutivo. La noche es cuando las personas pueden ser más vulnerables a los depredadores. Y es posible que los niños hayan aprendido a llorar como una forma de llamar la atención de los adultos y estar más seguros del peligro nocturno. Por lo tanto, es probable que el miedo de su hijo a la noche y la oscuridad esté programado.

La ansiedad que los niños experimentan naturalmente a la hora de acostarse probablemente alimente su imaginación, razón por la cual están convencidos de que en el momento en que los dejas solos, un monstruo se esconde debajo de la cama.

También es probable que la cultura popular también desempeñe un papel en el fomento de la imaginación de los niños sobre los monstruos. Siempre hay libros, películas y dibujos animados sobre criaturas de aspecto extraño.

Por frustrante que sea tener que llevar a sus hijos a la cama media docena de veces porque insisten en que hay un monstruo debajo de la cama, puede ser útil comprender mejor los miedos apropiados para su edad para que pueda decidir mejor cómo intervenir. .

Miedos apropiados para la edad

Los temores de la infancia a menudo no son racionales. Pero eso no significa que esos miedos no sean reales. Esto es lo que puede esperar de su hijo a lo largo de las edades:

Niños pequeños

Los niños de entre 2 y 3 años pueden tener miedo de cualquier cosa que no comprendan. Siempre que ven algo que no les parece correcto, como la abuela con una venda o un plato con una grieta, pueden comenzar a llorar.

Niños en edad preescolar

Entre los 3 y los 5 años, los niños tienden a temer peligros imaginarios, como el miedo a que un monstruo viva debajo de la cama. Tienen problemas para separar la realidad de la fantasía y tienen una imaginación vívida que alimenta su miedo.

Niños en edad escolar

Los miedos a menudo se basan más en la realidad durante los años escolares. Un niño puede tener miedo de las tormentas eléctricas, los ladridos de los perros o los incendios. También pueden preocuparse por la salud de sus padres y su propia seguridad. Incluso pueden experimentar algo de ansiedad por la pijamada .

A medida que aumenta su comprensión del mundo, los temores irracionales sobre los monstruos que viven debajo de la cama deberían comenzar a desaparecer lentamente.

Cómo ayudar a su hijo

Es importante mostrar empatía, incluso cuando se sienta frustrado porque su hijo llora repetidamente o se levanta de la cama una docena de veces cada noche. Aquí hay algunas estrategias que pueden ayudar a aliviar los temores sobre los monstruos que acechan debajo de la cama (o en el armario).

Valide los sentimientos de su hijo

En lugar de decir: "No tengas miedo", di: "Sé que tienes mucho miedo en este momento". Esta declaración envía un mensaje que dice que está bien sentirse asustado. No acuse a los niños de ser demasiado dramáticos o de tratar de llamar la atención. En cambio, reconozca que están asustados y trabaje en formas saludables de abordar esos miedos.

Usar juego dramático

Anime a su hijo a usar una casa de muñecas, peluches u otros juguetes para mostrarle cómo alguien podría lidiar con el miedo a los monstruos debajo de la cama de una manera saludable. Los niños pueden representar a un niño valiente que asusta a los monstruos o una niña que aprende a cantar ella misma para dormir para no tener miedo. El juego dramático puede ayudar a su hijo a desarrollar sus propias soluciones creativas.

Fomentar el arte

Animar a los niños a hacer dibujos de monstruos o pintar un dibujo de cómo se sienten cuando intentan irse a dormir les da otra vía de expresión. Además, las obras de arte pueden ser útiles para permitir que los niños superen sus miedos. Hablar sobre la obra de arte más tarde también puede ayudarlos a sentirse más seguros.

Mirar debajo de la cama

Antes de apagar las luces por la noche, es útil preguntarles a los niños si quieren mirar juntos debajo de la cama. Use una linterna y mire a su alrededor, si así lo desean.

Buscar los lugares donde los niños creen que los monstruos podrían estar al acecho les ayuda a enfrentar sus miedos de frente.

Practica estar en la oscuridad

Cuando los niños le tienen miedo a la oscuridad, hacer algo divertido cuando las luces están apagadas puede ayudarles a ver que la oscuridad no da tanto miedo. Puede leer libros a la hora de acostarse con solo una linterna o contarles historias sobre su infancia en la oscuridad antes de que se duerman. También puede mirar las estrellas y la luna antes de acostarse y ayudarlos a encontrar las constelaciones. El objetivo es demostrar que la oscuridad no es mala.

Dele a su hijo algo de control

Preguntar a los niños qué podría ayudarlos a sentirse valientes y luego estar dispuestos a aceptar las sugerencias si están dentro de lo razonable les da a los niños una sensación de control sobre su miedo. También les ayuda a aprender a resolver problemas. Ya sea que digan que dormir con su animal de peluche les ayuda a sentirse mejor, o que sugieran usar sus pijamas de superhéroe, dales un poco de control y es posible que se sientan mejor.

Usa una luz nocturna

A veces, tener un poco de luz adicional en el dormitorio puede aliviar los temores de un niño. Pero asegúrese de hacerlo con precaución. La luz puede interferir con los ritmos circadianos de los niños y mantenerlos despiertos por más tiempo. Por lo tanto, si opta por una luz nocturna, asegúrese de que sea tenue y de que no brille en la cara de su hijo.

Abordar los problemas de conducta

Cuando los niños se levanten de la cama repetidamente, devuélvalos a la cama. O, si discuten sobre la hora de acostarse, no permita que sus discusiones retrasen la hora de acostarse. Muestre empatía por su hijo, pero aborde los problemas de conducta a la hora de acostarse de manera constante. No quieres que la hora de dormir se convierta en una batalla todas las noches.

Supervise el uso de los medios de comunicación de su hijo

Restrinja el acceso de su hijo a los medios que incluyan violencia o cualquier cosa que pueda dar miedo. Sea especialmente consciente de cualquier cosa que su hijo pueda consumir justo antes de acostarse. Y absténgase de leer historias que involucren monstruos, villanos o animales aterradores antes de acostarse.

Cree una rutina relajante a la hora de acostarse

Tomar un baño, leer algunos libros y acurrucarse con mamá o papá antes de acostarse son solo algunas de las cosas que quizás desee incorporar a la rutina de su hijo a la hora de dormir . Una rutina relajante a la hora de acostarse puede ayudar a que su hijo se duerma más rápido, lo que significa menos tiempo para preocuparse por los monstruos debajo de la cama.

Leer libros sobre cómo superar el miedo a la oscuridad

Un estudio de 2015 encontró que leer libros sobre cómo superar los miedos a la oscuridad redujo los miedos nocturnos en los niños durante el transcurso de varias semanas. Si bien hay muchos libros disponibles, los niños del estudio se beneficiaron específicamente de leer y hacer los ejercicios de Uncle Lightfoot , Flip That Switch: Overcoming the Fear of the Dark .

Cuando los niños mayores todavía crean que es posible que un monstruo o un león hambriento aparezcan mágicamente debajo de la cama o en el armario, recuérdeles que su imaginación puede jugarles una mala pasada, especialmente si ya se sienten ansiosos por la noche.

Los niños mayores también pueden beneficiarse del aprendizaje de estrategias de afrontamiento saludables , como técnicas de respiración o diálogo interno positivo. Entonces, pueden calmar sus mentes y sus cuerpos cuando su imaginación se vuelve loca.

Qué evitar

Cuando se trata de abordar los miedos sobre los monstruos o la oscuridad, es importante sentir empatía con su hijo y ofrecer soluciones. Del mismo modo, existen algunas estrategias de crianza que pueden resultar contraproducentes al final y hacer que los temores de su hijo empeoren. Aquí hay algunas cosas que desea evitar.

Burlarse de su hijo

Burlarse de los temores de su hijo puede ser contraproducente. Asimismo, debe evitar avergonzar a sus hijos o insultarlos como un "gato asustado". Muchos de los miedos y fobias de los adultos tampoco se basan necesariamente en hechos, como el miedo a volar o el miedo a hablar en público. Honre los sentimientos de su hijo siendo respetuoso.

Argumentando tu lógica

No desperdicie su energía tratando de convencer a su hijo de que los monstruos debajo de la cama son ilógicos, especialmente si tiene un niño pequeño o en edad preescolar. Tu lógica no hará desaparecer sus miedos. En cambio, sea empático y compasivo.

Minimizar los sentimientos de su hijo

Decir: "Deja de ser tan marica" ​​o "No es gran cosa" es perjudicial. En cambio, reconozca que el miedo de su hijo es real e indique que comprende lo que es sentir miedo.

Asustar a su hijo

Es importante que los niños enfrenten sus miedos gradualmente. Evite hacer algo drástico para ayudar a su hijo a superar sus miedos. Encerrar a los niños en su habitación cuando están aterrorizados o permitirles ver películas de terror reforzará sus miedos.

Cuándo buscar ayuda profesional

En la mayoría de los casos, el miedo a los monstruos debajo de la cama desaparece lentamente a medida que el niño madura. Sin embargo, eso no significa que el miedo a la oscuridad desaparecerá por completo. Es normal que los niños mayores aún desconfíen un poco de la oscuridad.

Si los temores de su hijo parecen interferir con la vida diaria, es posible que desee considerar la ayuda de un profesional.

Cuando los niños tienen problemas para dormir porque están asustados, puede afectar su comportamiento al día siguiente. O, si sus miedos a los monstruos son tan grandes que a menudo hablan de ellos durante el día o si todo su juego gira en torno a los monstruos debajo de la cama, hable con su pediatra.

El médico de su hijo puede ofrecer algunas estrategias que pueden mejorar el sueño, reducir el miedo o abordar los problemas de conducta a la hora de acostarse. Si su pediatra cree que su hijo puede tener ansiedad o una fobia, es posible que lo deriven a un profesional de la salud mental .

La terapia de conversación puede enseñarle a su hijo habilidades para reducir la ansiedad. A veces, se invita a los padres a participar en el tratamiento de un niño. El objetivo es equiparlo con la capacidad de apoyar los esfuerzos de su hijo y ayudarlo a reducir los temores.

Con un poco de amabilidad y creatividad, puede ayudar a sus hijos a enfrentar sus miedos a la oscuridad y a los monstruos debajo de la cama. De hecho, ayudarlos a superar estos temores sienta las bases para abordar los temores que puedan enfrentar en el futuro. Sea paciente. Es posible que sus miedos tarden un tiempo en disiparse.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas