Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

jueves, 11 de febrero de 2021

Cómo reducir los problemas de comportamiento con los descansos


 El tiempo muerto puede ser una estrategia disciplinaria eficaz Pero las investigaciones muestran que el 85% de los padres no utilizan el tiempo fuera correctamente. Por ejemplo, están hablando con los niños durante el tiempo fuera, permitiéndoles jugar con juguetes o dándoles demasiadas advertencias. Y esos errores hacen que sus tiempos muertos sean ineficaces para cambiar el comportamiento de sus hijos. 


Investigadores de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregon en Portland sugieren que para que los tiempos de espera sean efectivos, deben consistir en "dos tipos de nada".  En otras palabras, no debe haber nada que hacer durante el tiempo muerto y no debe haber nada que el niño pueda hacer al respecto.

Por qué funcionan los tiempos muertos

Cuando se implementa correctamente, el tiempo muerto elimina el refuerzo positivo. La estrategia le da al niño unos minutos lejos de un ambiente estimulante y es una de las técnicas disciplinarias más efectivas para los niños que comienzan a los 2 años y pasan por la escuela primaria. 

El objetivo final es que los niños aprendan a ponerse voluntariamente en un tiempo muerto antes de tomar una mala decisión que los meta en problemas. Tomar un tiempo de descanso es una habilidad que los niños pueden utilizar durante toda su vida. Incluso de adulto, puede ser útil saber cómo alejarse cuando se siente abrumado.


Identificar comportamientos

Determine qué comportamientos conducirán al tiempo fuera. El tiempo fuera puede ser especialmente efectivo para el desafío , la agresión o los arrebatos de ira . 

Algunos comportamientos pueden requerir una advertencia antes de que se les dé un tiempo fuera. Pruebe una  declaración si ... entonces  como, "Si sigues golpeando a todos, entonces tendrás que ir al tiempo fuera". 


Esté dispuesto a cumplir con un tiempo muerto después de una sola advertencia. Dar múltiples advertencias hace que el tiempo muerto sea mucho menos efectivo.

Otros comportamientos, como golpear, deben llevar a un tiempo muerto inmediato sin una advertencia. Dígale a su hijo con anticipación qué comportamientos lo llevarán a un tiempo fuera automático.

Establecer un área de descanso

Establezca un área de descanso que esté libre de distracciones y que pueda brindarle a su hijo la oportunidad de calmarse. Para los niños pequeños que probablemente no se puedan sentar quietos, una sala de descanso puede ser la mejor opción.

Solo asegúrese de que no haya nada en esa habitación que sea gratificante. Enviar a un niño a su habitación donde pueda jugar con juguetes, por ejemplo, no será una consecuencia efectiva. Considere usar una habitación libre si es seguro hacerlo, un pasillo o incluso su dormitorio. 

Para los niños mayores, el tiempo muerto se puede servir en un área más pequeña. Utilice una silla de descanso, el último escalón de la escalera o una esquina del pasillo. 

El área de descanso debe ser tranquila y estar libre de distracciones. No hable con un niño que está en tiempo fuera y no permita que su hijo tenga acceso a juguetes, juegos o aparatos electrónicos. 

Determine la duración del tiempo de espera

El tiempo de espera debe depender de la edad de su hijo. Una buena regla es poner a su hijo en tiempo fuera durante un minuto por cada año de edad. 3  Por ejemplo, un niño de 4 años requiere un descanso de cuatro minutos, mientras que un niño de 7 años necesita un descanso de siete minutos.

Además, no inicie el reloj en el tiempo fuera hasta que su hijo esté tranquilo. Si su hijo grita, grita o llora fuerte, ignore estos comportamientos. Una vez que su hijo se calla, comienza el tiempo.

Es normal que los niños se resistan al tiempo fuera. A veces se niegan a ir al área de tiempo muerto y otras veces se niegan a permanecer en el tiempo muerto. 

Planifique con anticipación cómo manejar la resistencia. Si su hijo no está dispuesto a completar el tiempo fuera, advierta sobre una consecuencia adicional.

Diga: "Si no se queda en el tiempo de espera, perderá sus dispositivos electrónicos durante 24 horas". Luego, si su hijo no cumple, olvídese del tiempo fuera y siga adelante con la consecuencia más importante. Con coherencia, los niños generalmente aprenden que es mejor cumplir un breve tiempo fuera que perder privilegios durante un período prolongado. 

Aunque el tiempo muerto es una consecuencia eficaz, requiere práctica. Es posible que deba intentarlo varias veces para determinar qué área de tiempo de espera funcionará mejor o cómo responder a la resistencia.

También es importante recordar que el tiempo fuera es una de las muchas herramientas que se pueden ofrecer como consecuencia negativa , pero hay otras herramientas importantes para los padres que pueden ayudar con el manejo del comportamiento .

Una palabra de Verywell

Cuando se usan correctamente, los tiempos muertos pueden ser extremadamente efectivos. La clave es abstenerse de hablar con su hijo durante el tiempo fuera y hacer que la experiencia sea lo más aburrida posible. Si encuentra que los tiempos fuera no reducen la frecuencia de un comportamiento en particular, puede discutir la situación con su pediatra o probar una estrategia disciplinaria diferente.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas