Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

martes, 5 de enero de 2021

Signos de psicopatía en niños

 


Es probable que muchos padres a veces se hayan preguntado, aunque sea por una fracción de segundo, si la falta de remordimiento o empatía de un niño puede ser una señal de un problema mucho mayor. Pero ningún padre quiere imaginarse que su hijo podría ser un psicópata.

Afortunadamente, la mayoría de los niños no son psicópatas, a pesar de que pueden ser indiferentes o francamente malos en un momento u otro.

Los niños que son psicópatas son crueles y sin emociones la mayor parte del tiempo.

También es importante tener en cuenta que los niños no son ni psicópatas ni tampoco . La psicopatía es un continuo y algunos elementos se encontrarán hasta cierto punto en la mayoría de los niños.

Visión general

Si bien el término psicópata no es un diagnóstico oficial de salud mental, se usa para describir un conjunto de características y comportamientos que indican que un individuo es insensible, indiferente y engañoso. En la terminología psiquiátrica actual, el patrón se conoce generalmente como trastorno de personalidad antisocial.

En 2013, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría incluyó la condición "trastorno de conducta con rasgos insensibles y sin emociones" para niños de 12 años o más en su manual de diagnóstico,  DSM-5 . Es una enfermedad grave que refleja déficits interpersonales. También puede estar relacionado con comportamientos dañinos.

Sin embargo, los psicópatas a menudo son incomprendidos. Con frecuencia se los representa como asesinos en masa en las películas. La verdad es que la mayoría de los psicópatas no se convierten en asesinos en serie. De hecho, algunos psicópatas se convierten en empresarios y líderes empresariales exitosos.

Un estudio estima que alrededor del 3% de los líderes empresariales pueden ser psicópatas. 

Predominio

Los investigadores estiman que alrededor del 1% de la población adulta puede cumplir con los criterios de psicopatía. La psicopatía es más común en hombres que en mujeres, pero no es estrictamente un trastorno masculino. 

Sin embargo, dado que los proveedores de salud mental no usan la etiqueta psicópata, no se conocen los números exactos. Sin embargo, muchos de los diagnósticos utilizados en el tratamiento de salud mental se superponen con la psicopatía.

A los niños que son insensibles y sin emociones a menudo se les diagnostica un trastorno negativista desafiante a una edad temprana. Luego, durante la adolescencia, es posible que se les diagnostique un trastorno de conducta, que implica un patrón persistente de violar los derechos de los demás y hacer caso omiso de las reglas sociales básicas.  

Como adultos, los psicópatas pueden ser diagnosticados con un trastorno de personalidad antisocial. Y aunque las condiciones se superponen, no son sinónimos. El trastorno de personalidad antisocial es un diagnóstico basado en la personalidad. La psicopatía es más una condición basada en el comportamiento. 


Señales de advertencia

Un estudio de 2016 realizado por investigadores de la Universidad de Michigan sugiere que los primeros signos de psicopatía se pueden ver en niños de tan solo 2 años.   Incluso a esta edad, muestran diferencias en empatía y conciencia.

El estudio le pidió al cuidador principal, al otro padre y a un maestro / proveedor de guardería que calificaran el comportamiento insensible y sin emociones (CU) entre las edades de 2 y 4 en los siguientes elementos:

  • Su hijo no parece culpable después de portarse mal.
  • El castigo no cambia el comportamiento de su hijo.
  • Su hijo es egoísta / no compartirá.
  • Tu hijo miente.
  • Su hijo es astuto y trata de rodearlo.

Los investigadores volvieron a hacer un seguimiento de esos niños cuando tenían 9 años. Descubrieron que los niños que exhibían la mayoría de los problemas de conducta cuando eran pequeños o preescolares tenían más probabilidades de presentar problemas de conducta asociados con la psicopatía más adelante en la niñez. 

Un niño psicópata exhibe rasgos similares a los de los psicópatas adultos.

Los signos reveladores de la psicopatía implican un desprecio por los sentimientos de los demás y una total falta de remordimiento.

Diagnóstico

No existe una sola prueba que indique que un niño puede ser un psicópata, pero los psicólogos tienen varias evaluaciones disponibles para ayudarlos a evaluar y medir los síntomas de un niño.

Una de las evaluaciones más utilizadas es el Inventario de rasgos psicopáticos juveniles (YPI). Es un instrumento de autoinforme, lo que significa que a los adolescentes se les hace la prueba y se les pide que respondan las preguntas sobre ellos mismos. Está destinado a medir los rasgos de personalidad en lugar de la conducta. 

Cuando el YPI se ha probado en jóvenes encarcelados e institucionalizados, se ha demostrado que es bastante confiable. La prueba evalúa los siguientes síntomas:

  • Encanto deshonesto
  • Grandiosidad
  • Acostado
  • Manipulación
  • Insensibilidad
  • Falta de emoción
  • Arrepentimiento
  • Impulsividad
  • Búsqueda de emoción
  • Irresponsabilidad 

Además, es probable que los adolescentes con rasgos muy insensibles y carentes de emociones se unan a sus compañeros antisociales y delincuentes para cometer delitos en grupo.

Es importante tener en cuenta que no es probable que los niños con altos índices de psicopatía se vean presionados para quebrantar las leyes. En cambio, es más probable que sean los cabecillas que influyen en los otros miembros de su grupo para que se involucren en un comportamiento antisocial.

Tanto en adultos como en adolescentes, las investigaciones han encontrado que las personas que tienen un alto rango en rasgos psicopáticos tienen más probabilidades de abusar de sustancias. 

Los investigadores sospechan que la relación es recíproca, lo que significa que las personas que tienden a ser impulsivas e irresponsables tienen más probabilidades de abusar de sustancias . Y es más probable que el abuso de sustancias conduzca a un aumento del comportamiento impulsivo e irresponsable.

Los varones adolescentes que ocupan un lugar destacado en los rasgos de psicopatía tienden a comenzar a consumir sustancias a una edad más temprana. También es más probable que consuman una variedad más amplia de drogas y es más probable que luchen con problemas de abuso de sustancias en la edad adulta. 

Algunos investigadores sugieren que los rasgos de la psicopatía permanecen estables a lo largo de la vida, lo que significa que un niño que muestra signos de psicopatía probablemente crecerá para exhibir esos mismos rasgos.

Otros investigadores sugieren que es probable que las puntuaciones de psicopatía aumenten durante la adolescencia. La búsqueda de sensaciones y la impulsividad son más altas durante esta etapa de la vida y puede ser un problema de desarrollo, no necesariamente patológico.

Los estudios indican que los niños que tienden a ser insensibles y sin emociones tienen más probabilidades de volverse agresivos más adelante en la vida. También es más probable que cometan delitos.

Sin tratamiento, es poco probable que la psicopatía mejore con el tiempo. 

Causas

Hay muchos debates sobre si los psicópatas nacen o se hacen. Pero los investigadores sospechan que no es un tema tan claro. En cambio, la psicopatía es el resultado de una relación compleja entre la genética, la dinámica familiar y las experiencias de vida. 

La exposición temprana a un entorno disfuncional es probablemente un factor en el desarrollo de rasgos psicopáticos.

Los niños que han sido abusados ​​físicamente, abandonados y separados de sus padres tienen más probabilidades de convertirse en psicópatas.

También se cree que el vínculo deficiente con uno de los padres es un factor. Un padre con problemas de salud mental o problemas de abuso de sustancias, o uno con poco contacto con un bebé, por ejemplo, nunca puede vincularse con un niño. Los niños que tienen cuidadores inconsistentes también pueden no poder vincularse con éxito a un adulto.

Los estudios muestran que los psicópatas adolescentes varones tienen más probabilidades de haber sido victimizados a una edad temprana. Las psicópatas adolescentes, por otro lado, tienen más probabilidades de provenir de un entorno disfuncional, como cambios frecuentes en hogares de acogida.

Algunos estudios sugieren que los niños con rasgos insensibles y sin emociones pueden estar programados de manera un poco diferente. Sus cerebros reaccionan de manera diferente al miedo, la tristeza y los estímulos negativos. También tienen dificultad para reconocer las emociones de otras personas.

La victimización entre pares también puede influir. Los niños que son víctimas de sus compañeros tienen más probabilidades de volverse insensibles y carentes de emociones a edades más avanzadas.

Tratos

Durante muchos años, se pensó que los psicópatas eran intratables. Pero estudios más recientes sugieren que los síntomas pueden mejorar con tratamientos intensivos, adaptados a los estilos emocionales, cognitivos y motivacionales únicos que se encuentran en los niños que tienen un alto rango de psicopatía.

Los niños que presentan rasgos de psicopatía requieren un tratamiento especializado. No responden bien a los métodos habituales de disciplina, ya que parece que no se inmutan por las consecuencias y no les importa si los demás están decepcionados con sus elecciones.

Algunos programas de tratamiento residencial ofrecen intervenciones basadas en recompensas, lo que significa que los niños deben ganar todos los privilegios basados ​​en el buen comportamiento. Los estudios muestran que este tipo de intervenciones pueden tener un impacto positivo en el comportamiento de los niños.

Los niños pueden beneficiarse de aprender un comportamiento prosocial, empatía, habilidades para resolver problemas y reconocimiento de emociones . El tratamiento a menudo se centra en mejorar la capacidad del niño para hacer frente a la ira y la frustración.

Si observa signos que le hacen cuestionar si su hijo podría ser un psicópata, es importante buscar ayuda profesional. Un pediatra o un profesional de la salud mental puede ayudarlo a evaluar, diagnosticar y tratar a su hijo.

Si bien no existe un medicamento específico que trate los síntomas de la psicopatía, los medicamentos pueden ser parte del plan de tratamiento. Se ha descubierto que los medicamentos antipsicóticos, como la risperidona, disminuyen la agresión en niños con trastornos de conducta. También se pueden administrar estabilizadores del estado de ánimo y otros medicamentos para ayudar al niño a mejorar la desregulación emocional.

Cómo obtener ayuda

Si su hijo parece no sentir empatía por los demás a veces o miente de vez en cuando, probablemente no sea un psicópata. En cambio, probablemente sea solo un niño normal que está aprendiendo nuevas habilidades y desarrollando una mejor comprensión del mundo.

Sin embargo, si su insensibilidad y falta de remordimiento parece empeorar, o no es solo un incidente aislado, hable con su pediatra . Es posible que su médico quiera derivar a su hijo a una evaluación más completa para determinar si hay otros problemas de salud mental, problemas de personalidad o trastornos de conducta en juego.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas