Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

jueves, 14 de enero de 2021

Las mejores consecuencias para los adolescentes que rompen el toque de queda

 



Establecer un toque de queda claro es una manera útil de equilibrar la necesidad de libertad de su hijo adolescente con su responsabilidad de asegurarse de que esté seguro. Llegar a casa a tiempo es una buena forma de que su hijo adolescente le demuestre que puede comportarse de manera responsable.

Pero, por supuesto, la mayoría de los adolescentes rompen el toque de queda al menos una o dos veces. La forma en que responde cuando su hijo adolescente llega tarde a casa hace una gran diferencia en la frecuencia con la que sucede. 

1. Reducir temporalmente el toque de queda

Si su hijo adolescente llega a casa 20 minutos tarde, haga el toque de queda 20 minutos antes durante una semana. Esta consecuencia lógica ayudará a recordarle a su hijo la importancia de estar en casa a tiempo en el futuro.

Esto puede ser especialmente efectivo si su adolescente llega menos de una hora tarde a su toque de queda y si es una infracción poco frecuente. Si le demuestra que son responsables al hacer su toque de queda por una semana, regrese el toque de queda al horario normal.

2. Cree restricciones adicionales

Si su hijo adolescente llega a casa más de una hora tarde o rompe el toque de queda algunas veces, es posible que se necesiten restricciones adicionales para ayudarlo a aprender de sus errores. Protégelos de pasar tiempo con amigos durante el fin de semana o de quitarles sus dispositivos electrónicos durante un período de tiempo específico.

Evite quitarle demasiados privilegios durante demasiado tiempo. Restringir el acceso a los dispositivos electrónicos durante un mes, por ejemplo, desmotivará a su hijo y puede llevarlo a la rebelión. Es posible que su hijo adolescente deje de intentar recuperar sus privilegios. 

3. Resolver problemas juntos

Si su hijo adolescente viola el toque de queda, conviértalo en una oportunidad para enseñarle a ser más responsable. Trabajen juntos para resolver problemas de cómo pueden llegar a casa a tiempo en el futuro.

Por ejemplo, anímelos a que pongan una alarma en su teléfono celular 30 minutos antes del toque de queda. La alarma puede recordarles que es hora de comenzar a regresar a casa. En lugar de enviarle un mensaje de texto a su hijo adolescente para recordarle que regrese a casa, esa alarma podría ayudarlo a tomar una buena decisión por su cuenta.

Haga preguntas como, "¿Qué puede hacer para asegurarse de llegar a casa a tiempo en el futuro?" Déle a su adolescente la oportunidad de desarrollar algunas soluciones por su cuenta. Pero si tienen dificultades para encontrar muchas cosas, ofrezca algunas sugerencias mientras hace una lluvia de ideas.

Además, hable con su hijo adolescente sobre lo que debe hacer cuando tenga problemas, como tráfico adicional en la carretera o un problema con un amigo. Deje en claro que no quiere que aceleren o arriesguen su seguridad al llegar a casa 30 segundos antes del toque de queda.

Anímalos a que te llamen o te envíen un mensaje de texto para que estés al tanto de la situación si van a llegar tarde. Pero deje en claro que esas cosas deben ser circunstancias excepcionales, no una emergencia nocturna.

4. Permita que su hijo adolescente obtenga más libertad

Los adolescentes a menudo se quejan de que el toque de queda es demasiado temprano. Hágale saber a su hijo adolescente que hasta que llegue a casa a tiempo para el toque de queda actual, no extenderá el horario del toque de queda.

Cree un incentivo para que su hijo llegue a casa a tiempo. Por ejemplo, dígales que si llegan a casa a tiempo todos los días durante dos semanas, extenderá el toque de queda del viernes por la noche en 30 minutos. Premiar el buen comportamiento puede ser de gran ayuda para mantener a su adolescente motivado para seguir las reglas.

5. Llame a la policía si tiene preocupaciones de seguridad

Déjele en claro a su hijo adolescente que si tiene algún problema de seguridad, no dudará en llamar a la policía. Si su hijo adolescente llega tarde al toque de queda y no responde a sus llamadas o mensajes de texto, es posible que se justifique una llamada a la policía.

Una llamada telefónica a la policía no debe usarse como una amenaza o un castigo, pero debe usarse cuando tenga preocupaciones legítimas de seguridad. 

Una palabra de Verywell

Enséñele a su hijo adolescente que es importante seguir las reglas y tratar a los demás con respeto. Parte de ser un familiar responsable implica volver a casa a la hora establecida del toque de queda.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas