Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

miércoles, 13 de enero de 2021

Cómo disciplinar a su hijo por hacer trampa en la escuela

 


La escuela llama y las noticias no son buenas: han pillado a su hijo haciendo trampa. Tiene dos opciones: puede asustarse y repartir las amenazas y los castigos, o puede usarlo como un momento de aprendizaje.




Aunque su hijo no debería ser inmune a la disciplina, no siempre es la mejor estrategia. Si son castigados sin comprender realmente el problema de las trampas, es menos probable que dejen de hacerlo y más probable que se esfuercen más para no ser atrapados en el futuro. 

Escuche todos los lados de la historia

Como padre, podría estar en su naturaleza ir a batear por su hijo y tomar una postura en contra del maestro o estudiante que acusó a su hijo de hacer trampa. Este no es el camino a seguir. Haga preguntas con calma para comprender las circunstancias y reaccione de manera apropiada.

Si bien en su día, hacer trampa puede haber significado mirar el periódico de su vecino, los niños de hoy tienen medios mucho más sofisticados para hacer trampa. Desde el uso de aplicaciones que les resuelven sus problemas matemáticos hasta el uso de relojes inteligentes que les dan las respuestas, la tecnología les brinda a los niños algunas herramientas creativas para hacer trampa .

Así que asegúrese de escuchar lo que el maestro tiene que decir sobre cómo su hijo hizo trampa. Obtenga también la versión de la historia de su hijo. Pero antes de insistir en que su hijo nunca hará trampa, tenga en cuenta que más del 50% de los niños hacen trampa en un momento u otro.  A largo plazo, su hijo se beneficiará cuando comprenda que sus padres no lo rescatarán cuando hayan tomado la decisión equivocada.

En una encuesta de 24.000 estudiantes de secundaria realizada por el profesor de la Universidad de Rutgers, Donald McCabe, el 64% de los estudiantes admitió haber hecho trampa en una prueba, el 58% admitió haber cometido plagio y el 95% dijo haber hecho trampa de una forma u otra. 

Encuentra la razón

Desde pequeños, los niños son conscientes de que existe la deshonestidad. Es probable que sus hijos sepan que usted cierra con llave su automóvil y su casa para evitar que la gente entre a la fuerza. O tal vez use un candado para evitar que le roben las bicicletas mientras juega en el patio de recreo.


Y probablemente haya tenido que abordar las trampas mientras jugaba juegos al menos una o dos veces. Para gran frustración de sus oponentes, los preescolares suelen crear sus propias reglas para asegurarse de ganar (y a esta edad, es apropiado para el desarrollo).

Pero para algunos niños, las trampas continúan y ocasionalmente se extienden más allá de los límites de la noche de juegos de mesa familiar. Entonces, si su hijo ha sido sorprendido haciendo trampa en la escuela, es importante considerar las razones subyacentes.

Confusión sobre la deshonestidad académica

Incluso los niños mayores pueden no entender lo que está bien y lo que no está en la academia. Un alumno de cuarto grado podría pensar que está bien copiar una enciclopedia palabra por palabra, y un alumno de sexto grado podría pensar que está bien copiar el trabajo de otro alumno en un entorno grupal.

En estas situaciones, enojarse con su hijo no es necesariamente la reacción más adecuada. En cambio, es importante guiar a su hijo a través de estas circunstancias a veces difíciles, para que comprenda la diferencia entre colaborar, parafrasear y hacer trampa o plagio.

La tecnología también puede difuminar la línea para usted. ¿Puede su estudiante recurrir a una aplicación para traducir su trabajo para su clase de francés? ¿Está bien que su hijo use Internet para encontrar las respuestas a sus tareas en lugar de a sus libros de texto?

Si tiene preguntas sobre la integridad académica, hable con el maestro.   Averigüe qué lecciones está tratando de enseñar el maestro en la clase y si el enfoque de su hijo lo ayudará a aprender esas lecciones.

Presión académica

Cuando un estudiante tiene demasiadas actividades, como prácticas deportivas, lecciones de música, obligaciones sociales, quehaceres y más, puede sentir la presión de tomar atajos en alguna parte, y eso podría manifestarse haciendo trampa en la escuela. 

Los estudiantes que se preocupan mucho por obtener un GPA perfecto o ingresar a una buena universidad pueden recurrir a hacer trampa. Ya sea que intenten pagarle a otra persona para que escriba su artículo o que copien la tarea de su mejor amiga, podrían pensar que es la mejor manera de asegurar su futuro.

Si este es el caso, hable sobre por qué hacer trampa está mal.  Discuta las posibles consecuencias y ramificaciones de la deshonestidad académica y asegúrese de no presionar demasiado a su hijo para que tenga éxito.

Falta de motivación

Los estudiantes que no están motivados hacen trampa porque es el camino de menor resistencia (la otra alternativa es simplemente no entregar ningún trabajo). Entonces, en lugar de dedicar tiempo a hacer sus propios deberes o estudiar para los exámenes, pueden tomar un atajo.

Si su hijo no está motivado para obtener buenas calificaciones con honestidad, puede ofrecerle algunas recompensas tangibles.  Si se sientan a la mesa haciendo su trabajo mientras usted los monitorea, podrían ganar tiempo extra en sus dispositivos electrónicos. O, si dedican tiempo a estudiar para un examen, pueden ganar tiempo jugando después de la cena.

Presión de grupo

También existe la posibilidad de que su hijo no sea el que esté copiando el trabajo de otra persona, sino el que preste sus propias asignaciones. Si este es el caso, entonces son tan culpables como el niño del lado receptor.

Si su hijo no puede decir que no, le está demostrando que necesita algunas habilidades más para resistir la presión de sus compañeros.  Hable sobre cómo decir que no si alguien le pide copiar su trabajo y ayúdelo a desarrollar un guión que pueda usar la próxima vez. Y trabaje con ellos para ser un buen amigo sin conspirar en la deshonestidad.

Tomar medidas disciplinarias

No todos los casos de trampa requieren disciplina, pero algunos sí, especialmente si su hijo aprende mejor la lección al enfrentar las consecuencias. Si la escuela le da a su hijo una detención o un cero en su examen, permita que esas consecuencias se mantengan. No discuta con los maestros o la administración de la escuela para que su hijo sea excusado de la acción disciplinaria de la escuela.

También es apropiado quitar un artículo o una experiencia. que su hijo valora. La electrónica, como la computadora portátil, la tableta o el teléfono inteligente, probablemente sean contendientes. También puede cancelar una salida divertida o no permitir que su hijo participe en una actividad extracurricular apreciada por un período de tiempo.

En algunos casos, la restitución es apropiada. Hable con su hijo sobre las formas de enmendar sus acciones. La restitución puede significar ofrecer una disculpa o hacer una acción amable por el estudiante del que copiaron, el maestro que lo sorprendió haciendo trampa en clase o incluso toda la clase. El objetivo no es humillar públicamente a su hijo, sino ayudarlo a comprender que el engaño puede afectar más que solo su propia vida.

Después de un incidente de trampa, siéntese con su hijo cada semana para crear un plan para el trabajo escolar que garantice que están tomando medidas para completar su trabajo. Puede decidir instituir un tiempo de estudio en el que su hijo necesite hacer la tarea, estudiar o leer un libro durante un tiempo determinado cada tarde o noche.

Prevenir las trampas

Tome algunas medidas preventivas para evitar la posibilidad de que su hijo vuelva a hacer trampa. Algunas estrategias simples pueden ser de gran ayuda para alentar a su hijo a ser honesto en el futuro.

  • Dígale a su hijo que no haga trampa. Puede parecer algo tonto, pero un estudio publicado en el Journal of Economic Psychology encontró que los niños eran más propensos a ser honestos cuando se les decía que no hicieran trampa. Deje claras sus expectativas y diga: "Espero que sea honesto y mantenga sus ojos en su propio papel". Podría marcar una gran diferencia.
  • Examine los valores que está inculcando a sus hijos. Considere cuánto habla con sus hijos sobre la importancia de las buenas calificaciones en comparación con cuánto habla sobre la importancia de ser una persona honesta. Si no invierte muchas conversaciones en honestidad, su hijo puede asumir que obtener buenas calificaciones es lo más importante, incluso si eso significa hacer trampa para llegar allí.
  • Sea un modelo a seguir honesto. Puede ser tentador decir que su hijo de 13 años solo tiene 12 para que pueda ahorrar algunos dólares en el buffet, pero engañar al sistema les enseña a los niños que está bien ser deshonesto cuando es probable que sean recompensados. Así que asegúrese de ser un modelo a seguir honesto , especialmente cuando sea difícil hacerlo.
  • Explíquese cuando se encuentre en una situación difícil. Puede haber ocasiones en las que mientas para evitar los sentimientos de alguien, como cuando tu vecino te preguntó si amabas ese pastel de frutas que te dejaron. Si eliges la bondad sobre la honestidad brutal, explícale tus elecciones a tu hijo. Es importante que los niños sepan que ser honestos no tiene por qué ser a expensas de otras personas.
  • Examine sus prácticas disciplinarias. Un estudio publicado en la revista Child Development encontró que la disciplina severa convierte a los niños en buenos mentirosos.  Por tanto, considere si su hijo hizo trampa para evitar las consecuencias de sacar una mala nota. Si es demasiado estricto en lo que respecta a las calificaciones y el rendimiento académico, su hijo puede recurrir a hacer trampa para evitar los castigos.
  • Elogie el esfuerzo, no el resultado. Puede ser tentador elogiar a su hijo por obtener una A en un proyecto o por obtener una puntuación alta en una prueba, pero eso puede enviar un mensaje equivocado. Su hijo podría pensar que tiene que tener éxito para merecer elogios. Así que diga cosas como, "Buen trabajo trabajando tan duro" o "Buen trabajo; puedo decir que todo el tiempo que dedicaste al estudio valió la pena", para enfatizar que el esfuerzo es importante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas