Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

lunes, 11 de enero de 2021

5 pasos que debe seguir cuando su hijo adolescente no puede leer

 


La vida es muy difícil para los adolescentes y los niños mayores que están por detrás de sus compañeros en las habilidades de lectura o que no saben leer en absoluto. Afortunadamente, incluso los adolescentes mayores que carecen de las habilidades básicas de lectura pueden convertirse en lectores exitosos. Todo lo que se necesita es una combinación de apoyo de un adulto cariñoso como usted, la escuela de su hijo y el programa de aprendizaje adecuado.

Reúnase con los maestros de su hijo adolescente o mayor 

Colaborar con los maestros de su hijo es un gran lugar para comenzar. Explique exactamente a los maestros qué preocupaciones tiene sobre la capacidad de lectura de su hijo. Esté preparado para proporcionar ejemplos específicos de ocasiones en las que su hijo no pudo leer o tuvo problemas con la lectura. Explique cómo esto afecta la capacidad de su hijo para completar la tarea y otras tareas. 

Proporcionar ejemplos o historias sobre los esfuerzos de lectura de su hijo ayudará a los maestros de su hijo a comprender exactamente cómo las dificultades con la lectura pueden estar influyendo en el trabajo escolar de su hijo.

También puede averiguar con los maestros qué han notado sobre la lectura de su hijo adolescente. Las observaciones del maestro pueden proporcionar más información que les ayudará a trabajar juntos para ayudar a su hijo a mejorar su desempeño en lectura y en la escuela. 

Esta reunión también sería un buen momento para hablar con los maestros sobre las formas en que pueden ajustar las asignaciones o proporcionar estrategias de trabajo para ayudar a su hijo a completar el trabajo y adquirir las habilidades que faltan. Los maestros pueden modificar las asignaciones, llamadas "diferenciación" en la jerga de los educadores, para ayudar a su adolescente a continuar aprendiendo material de nivel de grado mientras mejora sus habilidades de lectura.

Encuentre qué habilidades de lectura necesita su hijo 

La lectura no es solo una habilidad, es una actividad compuesta por varias habilidades diferentes. ¿Tiene su hijo la habilidad de saber qué letras hacen qué sonidos (conciencia fonémica)? ¿Su hijo tiene dislexia, lo que hace que invierta letras y palabras? ¿Su hijo es capaz de pronunciar palabras, pero no comprende lo que se lee? ¿Leen pero con frecuencia pierden palabras, con los ojos saltando por toda la página? Cada uno de estos es sintomático de una pieza faltante de habilidad de lectura. 

Considere hacerle un examen de la vista a su hijo

Los problemas de visión pueden dificultar el aprendizaje de la lectura.  Si tiene un hijo mayor que ha asistido regularmente a la escuela y aún no lee, hágase un examen completo de la vista para detectar problemas.

Una simple prueba de la vista, como una evaluación básica que se realiza en la escuela, no busca otras condiciones de la vista o de la percepción. Un examen de la vista minucioso verificará estas otras afecciones y ayudará a identificar si existe una afección específica que interfiera con la capacidad de lectura de su adolescente.

Si se descubre que su hijo adolescente tiene un problema visual o de percepción, tenga en cuenta que este diagnóstico lo acercará a encontrar una solución para ayudarlo con la lectura. 

Considere hacerse la prueba para educación especial 

A veces puede ser difícil motivar a los adolescentes para que hagan su trabajo , y otras veces existen causas subyacentes que los niños o adolescentes simplemente no pueden controlar. Es una diferencia de no poder hacer algo versus no hacer algo. Si sospecha que su hijo adolescente no puede superar sus dificultades de lectura por sí solo, puede ser el momento de considerar la realización de pruebas de discapacidad.

Un padre puede solicitar que su escuela pública evalúe a un niño para educación especial. Durante la evaluación, querrá proporcionar tanta información como sea posible sobre la historia de su hijo que se relacione con sus preocupaciones sobre su dificultad con la lectura. Esto podría ser información médica, otras evaluaciones escolares, boletas de calificaciones, muestras de trabajo y otros informes de agencias comunitarias. 

Los niños que tienen una discapacidad que cumple con una de las 13 categorías pueden calificar para los servicios de educación especial.  Los servicios de educación especial para niños en edad escolar con discapacidades que asisten a escuelas públicas o reciben educación en el hogar son obligatorios por ley federal.

Estos programas están diseñados para proporcionar una educación gratuita y apropiada para los estudiantes que tienen necesidades conductuales, físicas, mentales o cognitivas que impiden que un niño obtenga algún beneficio de un salón de clases de educación pública regular. 

Si su hijo asiste a una escuela privada, aún deberá comunicarse con la escuela pública donde se encuentra la escuela privada de su hijo para que su hijo adolescente sea evaluado para recibir servicios de educación especial. 

Considere consultar a un especialista en idiomas

Si las habilidades de lectura de su hijo o adolescente están más de dos niveles por debajo de su nivel de grado real y su hijo no califica para educación especial o su hijo aún puede pasar más tiempo trabajando en su lectura fuera del día escolar, un idioma El especialista puede proporcionar sugerencias y tutoría que acelerarán el proceso de aprendizaje de lectura de su adolescente. 

Desafortunadamente, la mayoría de los seguros no cubren los servicios de especialistas en idiomas. Si su seguro no cubre los servicios de idiomas, busque organizaciones de servicios en su comunidad que brinden acceso a estos servicios. Los centros Scottish Rite son un ejemplo de una organización que brinda servicios de habla y lenguaje.

Brindar apoyo fuera de la escuela 

Una vez que sepa exactamente qué habilidades necesita desarrollar su hijo para convertirse en un lector exitoso, puede buscar formas de apoyar la lectura fuera de la escuela.

Este paso podría incluir que le enseñe a su hijo adolescente con programas de lectura adicionales recomendados por profesionales de la educación. O puede incluir encontrar un mentor que pueda trabajar en la lectura con su hijo. 

Asegúrese de buscar material de lectura apropiado para la edad y el nivel que su adolescente encuentre interesante. Consulte con su bibliotecario local para obtener sugerencias. También puede consultar con la agencia del consejo de lectura de su comunidad local. En muchas comunidades, estas agencias anuncian sus servicios a los adultos. Estas agencias pueden sugerir recursos comunitarios para su hijo adolescente o mayor.

Pensamientos finales

Hay muchas causas y situaciones posibles que pueden interferir con el aprendizaje de la lectura. Hay adolescentes que finalmente reciben ayuda e instrucción individualizadas para convertirse en lectores seguros. Si cuida de un adolescente que todavía tiene dificultades con la lectura, su paciencia y apoyo pueden ayudar a marcar la diferencia para finalmente dominar esta habilidad compleja y gratificante.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas